Páginas

miércoles, 8 de septiembre de 2010

CulturTravel: Centro Getty (Los Ángeles)

.
El Centro Getty tiene su origen en la imponente colección del magnate del petróleo Jean Paul Getty que, ya en vida, fundó un Museo en Malibú donde mostrar sus obras de arte. Tras su muerte, la Fundación que heredó su nombre, decidió levantar un nuevo complejo donde trasladar los diferentes organismos que la conforman. La tarea se le encomendó al arquitecto Richard Meier que construyó durante catorce años esta nueva acrópolis que se erige sobre la ciudad de Los Ángeles y que ofrece unas privilegiadas vistas hacia el océano.
.
.
La relación entre la Fundación Getty y el arquitecto no fue nada fluida, de hecho los problemas y cambios de proyecto se sucedieron durante años lo que llevó a Meier a aceptar incorporaciones a su diseño que nunca vio con buenos ojos, como es el caso de los jardines diseñados por Robert Irwin.
.
.
El Centro Getty reúne, en varios edificios, la sede de la Fundación, un Instituto de Investigación y Conservación de obras de arte, un auditorio, los citados jardines y la joya de la corona, el Museo J. Paul Getty, poseedor de una colección de arte espectacular entre cuyos muros cuelgan obras de Mantegna, Tiziano, Pontormo, Giulio Romano, Rubens, Rembrandt, Poussin, Monet, Van Gogh, Bouguereau o Munch, entre muchos otros. Estos nombres dan una idea de la calidad de la colección heredada del fundador. Además, entre los fondos del Museo Getty hay espacio para las obras grecorromanas, origen de la colección, y que hoy en día se exponen en el Museo de Malibú.
.
.
Los visitantes acceden al complejo por medio de un tranvía que levita sobre sus railes y que los traslada desde los aparcamientos, colina abajo, hasta la plaza central desde donde puede dirigirse hacia cualquiera de los edificios que componen el Centro. Nada más que el Museo consta de cuatro edificios interconectados destinado cada uno a una parte de la colección.
.
.
La arquitectura del edificio, de gran sobriedad, muestra en sus fachadas mármol travertino traído expresamente de Italia. Los espacios abiertos son los grandes protagonistas del complejo, ya sea la gran plaza central, la escalinata que rememora los Propileos atenienses o los jardines donde el agua y el colorido de las plantas hacen las delicias del visitante.
.
.
Todo un alarde de lo que el dinero puede conseguir. La Fundación Getty no sólo cuenta con la herencia de su mítico fundador, sino que a día de hoy, posee acciones de varias empresas que hacen que su cuenta de resultados no decaiga y pueda seguir invirtiendo en Arte y Cultura. Todo ello al servicio de un complejo cultural que, sin duda, no deja indiferente a nadie.
.
.
Web del Museo
Más información aquí
.

9 comentarios:

Maese dijo...

Hace unos meses estuve en Nueva York y me abrumó la cantidad y calidad de las colecciones de arte de sus museos, que parece que una fracción importantísima han sido reunidas y sufragadas por fortunas privadas y parece que en Los Angeles se da exactamento lo mismo.Supongo que se trata de un beneficio colateral de la enorme cantidad
de dinero que ha movido y mueve ese país y concretamente, esas ciudades. Comprar arte era e imagino que sigue siendo una inversión que es interesante económicamente y que,desde luego, daba prestigio social. Es un fenómeno bastante diferente al que ha producido la mayor parte de las colecciones de arte en Europa, que si no me equivoco, en una muy significativa parte de los casos están ligadas al coleccionismo aristocrático, que en definitiva también estaba relacionado con el prestigio pero en un contexto y épocasm uy diferentes. Imagino que la raiz aristocrática o burguesa de las colecciones en Europa y EEUU no creo que expliquen todas las diferencias entre los museos a este y al otro lado del Charco, también está el que en EEUU tengan una percepción del binomio público/privado diferente a la europea. Lo que está claro es que el modelo americano, es decir, el coleccionismo y donaciones privadas, es lo que hoy en día en nuestro país podría y debería aumentar los fondos de los museos o crear nuevos.

Culturadesevilla dijo...

Efectivamente el mundo del Arte en Estados Unidos y Reino Unido no tiene nada que ver con lo que tenemos aquí en la "vieja" Europa. Tiene su lado bueno y su lado bueno, allí en USA los museos y colecciones de arte están muy al albur de los magnates y se han dado caso de museos que han entrado en bancarrota y han tenido que hacer una reestructuración importante si querían seguir abiertos. Algunos casos incluso han tenido que dejar manos libres a un benefactor que llega con la billetera en el bolsillo a cambio de tener plenos poderes sobre la gestión del Museo.

Aquí es más complicado que pase eso, los museos dependen en su gran mayoría del Estado que le asigna un presupuesto y es complicado que se quede sin dinero. Se puede reducir su presupuesto, pero la oferta cultural estará asegurada.

Eso sí, lo uno no quita lo otro. Y te hablo ya de casos como Sevilla donde podrían convivir mejor la iniciativa privada (colecciones, museos, fundaciones) con la pública. Y en eso tenemos mucho camino por recorrer.

Un saludo!

Fernando Hugo Rodrigo dijo...

Bueno, ahí está la colección de la duquesa de Alba, que la tiene en su casa, muerta de risa. Aparte, aquí la aristocracia no es que sea muy cultivada, al parecer.

O si lo son, y compran arte, no lo hacen para exponerlo al público.

Maese dijo...

Sí es bastante escandaloso que el Palacio de las Dueñas esté cerrado a los ciudadanos y su colección de arte como si no existiera. Y además no es el único caso. El Palacio Arzobispal, por ejemplo, tampoco puede ser visitado que yo sepa y tengo entendido que también atesora una interesante colección. Eso por no hablar de tantos conventos que podrían ser visitados reportando, de camino, algo de solvencia a las monjas que creo que no están para tirar cohetes. Pero con lo del origen aristocrático de las colecciones me refiero sobre todo hasta el final del Antiguo Régimen, porque muchas de estas colecciones son las que ahora conforman el Prado, Louvre, National Gallery, museos alemanes como los de Dresde o Munich. Lo que ocurre es que se podría decir que para algunas "monumentalizables embajadoras" de Sevilla el Antiguo Régimen no ha acabado.

Culturadesevilla dijo...

El caso del Palacio de las Dueñas roza ya la ilegalidad. Al estar declarado Bien de Interés Cultural, por Ley, debe ser visitable un número determinado de horas al mes. ¿El por qué no se cumple? Que responda quién pueda.

Como dice Maese, las grandes colecciones europeas son herencia de las colecciones reales que se fueron conformando durante siglos hasta la creación de los diferentes museos. Evidentemente, el Rey era el Estado por lo que, lo lógico es que esas colecciones pasaran a ser de dominio público. En cuanto a las colecciones privadas, pues cada uno puede hacer lo que quiera con ellas, que para eso son suyas. Eso sí, habrá que diferenciar entre personas como Mariano Bellver que ceden sus colecciones a la ciudad y otros que prefieren tenerlas guardadas en sus residencias.

El tema de los conventos es complicado, Maese. Hay cenobios que siguen siendo de clausura y las monjas tienen prohibido ver y ser vistas, así que difícilmente se podrían abrir esos edificios al público.

Un saludo!

Culturadesevilla dijo...

Fernando, te contesto aquí sobre tu pregunta sobre arqueología, que imagino que te será más fácil de localizar la respuesta.

La verdad es que no sabría decirte un lugar concreto donde consultar qué excavaciones se están llevando a cabo en este momento. Si mal no recuerdo, las excavaciones en el Patio de Banderas siguen adelante y aparte de esa... no sabría decirte. Espero que tengas suerte buscando.

Un saludo!

Maese dijo...

Sí, pero hay monasterios, como Santa Paula, que a pesar de ser de clausura han decidido organizar un pequeño museo y visitas. Además, esto es algo que se hace en otros muchos lugares en España aún en monasterios todavía funcionando como tales. Cuando visité Santa Paula recuerdo que incluso fue una hermana la que nos recibía y guiaba, aunque en otros lugares me haya encontrado con personal externo que te guía. No sé, tal vez dependa de la orden en concreto y sus reglas, o de lo conservadores que sean los superiores, pero me da la sensación que sí que se puede hacer. Puede que la iniciativa tenga que venir del exterior del convento, no lo sé, pero alguna forma habrá de hacerlo porque ganaríamos nosotros, que podríamos disfrutar de esta parte de nuestro patrimonio, ganarían ellos, pues esto les daría algunos ingresos, y ganaría la ciudad, pues bien organizado y difundido puede ser un aliciente turístico más.

Boro dijo...

De hecho las colecciones aristocráticas de arte (dejando a una lado las colecciones reales) es lo que ha nutrido a los museos Ingleses, estadounidenses y alemanes (este último en menor medida. Muchas de las colecciones aristocráticas británicas (no todas ni mucho menos) se conformaron en el s XIX comprando lo que vendían en España, Italia o Francia, a su vez los anticuarios franceses compraban mucho en España. Luego llegaron los yankis y compraron mucho en Reino Unido y en el resto de los países mencionados y casi siempre acabaron donando sus obras a museos. Algunas de esas colecciones eran autenticas maravillas como la colección Mellon o la Frick, formadas en pocos años a base de talonario. España fue vaciada de obras de arte de primera categoría, especialmente libros y pinturas. Practicamente todos los primitivos flamencos en manos privadas volaron al otro lado del charco igual que la sevillana biblioteca del marqués de Jerez de los Caballeros (la mejor en libros antiguos españoles despues de la BNE) y suma y sigue.
El museo Getty es posiblemente el único museo del mundo que compite en las subastas con los coleccionistas privados pagando lo que se pida por una obra que desean, de hecho actúa más como un coleccionista que como un museo entendido al modo europeo

Culturadesevilla dijo...

Gracias a todos por vuestros interesantes comentarios :)