Páginas

martes, 17 de agosto de 2010

Por una Sevilla verde

En los últimos años hemos padecido una nefasta gestión de nuestro patrimonio verde, los árboles talados se cuentan por centenares por no hablar de las reposiciones a destiempo que dan lugar a ejemplares muertos o el descuido de las zonas verdes. El candidato a la alcaldía del Partido Popular ha anunciado que, si llega a gobernar la ciudad, plantará cinco mil nuevos naranjos y creará espacios de sombra con la plantación masiva de árboles de gran porte para contribuir a una ciudad más sostenible y donde sean más soportables las altas temperaturas.
.
Lo primero que debería hacer el candidato popular es contar con un equipo de especialistas que le digan qué árboles son más idóneos para nuestro clima en cuanto a frondosidad, crecimiento, capacidad de absorción de CO2... realizando un inventario de especies adecuadas a Sevilla. El naranjo es uno de los árboles que menos CO2 admiten, por no hablar de que son especies relativamente pequeñas, poco frondosas y que tardan mucho en crecer con lo cual no son tan ideales como pensamos. Evidentemente, es un árbol muy asociado a nuestra ciudad y el perfume del azahar es una de las señas de identidad de nuestra primavera por lo que debemos mimarlo y seguir contando con los naranjos pero ya es hora de que el Ayuntamiento planifique correctamente no sólo las zonas verdes de nueva creación sino las ya existentes y para ello es fundamental una remodelación profunda del Área de Parques y Jardines.
.
Fuente: Europa Press
.

8 comentarios:

AdP dijo...

Totalmente de acuerdo. Está muy bien que los políticos se comprometan a poner arbolitos, pero que se dejen ya de la tontería de ese naranjo tan sevillano y planten especies que den sombra y no ensucien.

Saludos.

Anónimo dijo...

Siento disentir en su animoso comentario. Los naranjos no son ninguna tontería, solo es cuestión de proporciones, poner menos, cierto, junto con Pumilas, o Jacarandas, o Platanos, o Borrachos, o Ceibos, o Palosantos... pero no eliminrlo de un plumazo con ese destemplado "la tontería de ese naranjo tan sevillano".
Es cierto que lo que huela a sevillano es aborrecido fuera de aquí, pero de eso no tenemos culpa. Y sí, es sevillano, y de Jerez, y de Málaga (que como se enteren que es considerada sevillana esa planta no tardadán ni doce horas en arrancarlos todos), y de California. Lo que no tengo tan claro es si en esos dispares lugares tendrán la sensibilidad a flor de piel con el olor de la felicidad, el de los azahares, como nos pasa a los enteraos de Sevilla, tan aborrecidos (y a los que tan poquísimo nos importa).

Por otro lado, le ruego aclaración con eso de que quiere un árbol que no ensucie. A lo mejor lo prefiere de plástico.

Atentamente,
Toi

Culturadesevilla dijo...

No considero que el naranjo sea ninguna tontería, es un árbol muy arraigado en nuestra ciudad y que da muy buenos resultados en cuanto a floración. Sí que es cierto que en ocasiones se abusa de esta especie en detrimento de otros árboles que podrían dar más sombra y que captan un mayor nivel de CO2, de ahí que sugiera que se haga un estudio de especies adecuadas para nuestro clima.

En cuanto a la suciedad, creo que cualquier árbol da suciedad. Es cierto que las naranjas estripadas en la acera da muy mala imagen, pero eso no es culpa del árbol sino del Ayuntamiento que no realiza las labores de mantenimiento del arbolado que debería.

Un saludo.

AdP dijo...

Toi, permítame que le diga que ha ido usted muy lejos al poner en mi boca palabras que no son mías. Haga el favor de decirme en qué parte de mi primer mensaje hablo de eliminar los naranjos.

Saludos.

AdP dijo...

Culturadesevilla, a eso es a lo que voy. Me parece un tanto ridículo y, sí, tonto, plantar naranjos cuando hay muchísimas variedades de árboles que tardan menos en crecer, dan más sombra, ensucian menos, y las tres cosas a la vez. No digo que no se planten algunos naranjos en determinadas zonas, pero de ahí a que sólo se hable de plantar naranjos, con la sombra que le hace falta a algunas calles, va un mundo.

Saludos.

Sevalber dijo...

La idea es tan buena como obvia para una ciudad como Sevilla, lo que ocurre es que lo que diga un individuo de estos (y vayamos preparándonos porque esto no ha hecho más que empezar) me entra por un oído y me sale por el otro. Vamos, que no me creo absolutamente nada de los brindis al sol que, cual oferta veraniega, vienen soltando los políticos de turno.

Porque más parece una idea sacada de un bello sueño que un proyecto bien estructurado. Ahora todo son "compromisos", y a esta gente le resulta muy fácil desembarazarse después de ellos. Experiencia dixit...

Saludos.

Culturadesevilla dijo...

@ AdP: Aclarado queda, coincidimos pues :)

@ Sevalber: Todo el que tenga un poco de espíritu crítico y algo de memoria coge este tipo de anuncios y noticias con pinzas. Es muy fácil hacer promesas a nueve meses de las elecciones, para cuando lleguen, nadie se acuerda. Pero he querido poner la noticia para hacer la crítica de la nefasta gestión ambiental que padecemos hoy en día. ¿Cuándo tendremos un alcalde realmente capaz?

Un saludo!

Anónimo dijo...

Con el máximo respeto, y sin ánimo de entrar en polémicas vanales (de vano) o banales y baladíes, es posible que haya ido lejos, es algo que intento siempre, pero eso que comenta lo he inferido de su expresiva frase, y se la cito literal: "pero que se dejen ya de la tontería de ese naranjo tan sevillano".

Si he errado le pido humildemente disculpas.

Atentamente,
Toi