Páginas

jueves, 19 de noviembre de 2009

Casa de Pilatos

La Casa de Pilatos es uno de los palacios más representativos del Renacimiento sevillano. Su construcción data de finales del siglo XV cuando Pedro Enríquez y Catalina de Ribera adaptan varias casas que había en la zona para construir su palacio. Sin embargo será su hijo, Fadrique Enríquez de Ribera el que le dé el aspecto que conocemos hoy día alternando el estilo gótico-mudéjar con el Renacimiento llegado de Italia del que es buen ejemplo la puerta principal del palacio, labrada por Antonio María Aprile en 1529 en Génova y que fue transportada pieza a pieza hasta Sevilla. El nombre popular de la casa-palacio viene dado por la similitud del trazado entre la casa de Poncio Pilato y el Gólgota en Jerusalén y entre el palacete sevillano y la conocida como Cruz del Campo. Según la tradición, la distancia entre ambos puntos coincide, por lo que se estableció un vía crucis que partía de la Casa hasta la Cruz del Campo.
.
El patio principal de la Casa es una mezcolanza de estilos. Podemos ver el Gótico en las tracerías que decoran la planta alta, la herencia mudéjar en la talla del yeso y el Renacimiento en la fisonomía general del patio con su arquería de medio punto algo peraltada en la planta baja.
.
.

Sin duda llaman poderosamente la atención las esculturas que decoran las esquinas del patio. Y es que si por algo destaca este palacio es por la magnífica colección de arte clásico que atesora, constituida a través de los siglos por los diferentes personajes que han vivido en él.
.
.
En uno de los patios secundario encontramos esta deliciosa fuente con una escultura de Mariano Benlliure como surtidor.
.

.Como decimos, la colección de arte clásico es magnífica, con ejemplos no sólo de esculturas, sino de piezas arqueológicas y relieves como estos de "Leda y el cisne" y otros motivos mitológicos.
.


.
O esta ninfa dormida.
.
.
La Casa cuenta con un amplio jardín trasero decorado con loggias, grutas y fuentes que hacen de este lugar un auténtico edén dentro de la ciudad.
.
.
En esta zona continúa la colección de escultura del palacio y nos encontramos, en una alta hornacina, con este réplica del David de Miguel Ángel.
.



.
Por últimos queremos dejaros dos detalles de los magníficos artesonados que cubren las diferentes estancias del palacio.
.
.
Esta en concreto pertenece a la bóveda de la escalera que comunica las dos plantas del recinto y que está en conexión con la bóveda del salón de Embajadores del Real Alcázar. El Palacio Real sirvió de modelo a los diferentes palacios que fueron surgiendo en Sevilla a partir del siglo XIV cuando fue levantado por Pedro I. Los nobles de la ciudad querían equipararse en importancia al monarca y qué mejor forma de hacerlo que emulando su principal palacio en la ciudad.
.
.
Las imágenes no son más que un pequeño muestrario de lo que podemos ver en la Casa de Pilatos. Además de las estancias de la planta inferior, también se visita la planta superior, totalmente amueblada y que cuenta con importantes obras de arte como el techo pintado por Francisco Pacheco, una de las obras más importantes del pintor aunque, artísticamente, no sea todo lo avanzado que se espera del maestro de Velázquez.
.
El Palacio se puede visitar todos los días, sin embargo, los martes, de 14.00 a 17.00 horas, la entrada es gratuita.
.
Más información en su web.
.

No hay comentarios: