Páginas

miércoles, 14 de octubre de 2009

Despotismo ilustrado

Hay veces que lees en los medios cosas que no sabes si tomártelas al pie de la letra o ponerlas en cuarentena. Son tan increibles que dudas de que un personaje público/político haya podido decirlas. Pero luego te paras a pensar, haces memoria de las actuaciones de ese personaje y te das cuenta de que puede ser perfectamente creible por increible que parezca.
.
Dos grandes temas de actualidad cultural en la ciudad de Sevilla, el cese del actual director del CAAC y el necesario nombramiento de uno nuevo, por una parte y el deplorable estado en que se encuentran los restos arqueológicos del Cerro del Carambolo centran estas declaraciones.
.
En el caso del CAAC ya sabemos que José Lebrero ha sido designado director del Museo Picasso de Málaga aunque actualmente se mueve entre dos aguas ya que no termina de dejar el puesto en el CAAC y sin embargo ya ha sido presentado en Málaga. Pues bien, ante las continuas preguntas a la consejera de Cultura o a sus colaboradores sobre cómo y cuándo se va a elegir a un sucesor para el recinto de la Cartuja (una pregunta bastante lógica dada la importancia del Centro) a Rosa Torres no le tiembla la voz al decir: "No tengo por qué ir contando cuándo voy a hacer las cosas. El cese será noticia el día que se produzca". Le faltó añadir un "y punto". La frase, bastante despótica, nos recuerda a la famosa frase del concejal Torrijos cuando a preguntas de los periodistas sobre cuándo acabarían las obras de la Alameda contestó con un "las obras acabarán cuando se acaben". Vamos a ver, si eres un cargo público, primero, no puedes contestar así y menos cuando se te pregunta por algo que nos concierne a todos. Si eres un cargo público es porque la ciudadanía te ha puesto ahí y por lo tanto tienes la obligación de contestar y ser lo más transparente (y educado) posible. De lo contrario, no te dediques a lo público si le tienes tanta alergia a las personas y quédate en tu casa donde nadie te preguntará qué haces o por qué lo haces.
.
El segundo tema, El Carambolo. Ante las denuncias del arqueólogo Álvaro Fernández por el estado del yacimiento (las fotos están ahí, no está inventándose nada), la respuesta de la Consejería de Cultura ha sido clara y concisa: "todo lo que había ya se sabe". Y punto. Esa es la razón para abandonar un yacimiento de vital importancia. No importa gastarse una millonada en una exposición conmemorativa (bastante floja por otra parte) pero el recinto donde apareció carece de interés y da igual si se lo llevan las lluvias o si es destrozado por una pandilla de energúmenos porque total, como ya se sabe lo que había... Por esa regla de tres podemos abandonar Itálica porque total, ya sabemos lo que había...
.
Frases como estas nos dan una idea de en quién recae todo el peso de nuestra Cultura y nos hacen acordarnos del famoso lema ilustrado de "todo por el pueblo pero sin el pueblo" o lo que es lo mismo en nuestros días "déjame que haga lo que yo quiera sin dar explicaciones que para eso sé lo que más le conviene a la ciudadanía".
.

2 comentarios:

Sevalber dijo...

¿Ilustrado? Dejémoslo en despotismo a secas. Pfff...

Saludos.

eventoensevilla dijo...

Era por hacer el símil pero visto lo visto, todos sabemos que en determinados cargos políticos lo de ilustrado brilla por su ausencia.

Un saludo!