Páginas

martes, 29 de septiembre de 2009

Recuperación del Patrimonio: Hospital de los Viejos

La Junta de Andalucía ha culminado la rehabilitación del antiguo Hospital de San Bernardo, cerca de la iglesia de San Andrés, un edificio que se remonta al siglo XVI cuando fue fundando como centro donde las personas mayores pudieran pasar sus últimos días, de ahí su nombre popular, Hospital de los Viejos.
.
.
Tras las obras, el edificio recuperará parte de su primitivo uso ya que se convertirá en un centro de día donde las personas mayores puedan encontrar actividades acordes a su edad.
.
Como se ve en las imágenes, la Junta ha conjugado la arquitectura antigua del edificio con pinceladas modernas que otorguen al lugar una imagen renovada.
.
.
Sin embargo, la polémica está servida. Hace unos días aparecía en Diario de Sevilla la denuncia por el poco celo con que la Junta ha rehabilitado el edificio. En concreto se hacía referencia a la apertura de nuevas puertas y ventanas en un edificio protegido con la letra B, o lo que es lo mismo, una protección prácticamente integral que impide cualquier modificación en el edificio y mucho menos, alterar sus fachadas con nuevos vanos.
.
En la siguiente imagen puede verse una de esas nuevas puertas que según el periódico se han abierto en el edificio.
.
.
La Junta, al menos, ha tenido la consideración (así lo establece la Ley) de diferenciar los vanos nuevos de los originales. Se nota perfectamente cuáles son las ventanas abiertas ahora y cuáles pertenecían al primitivo edificio tan sólo con mirar su estética. En ningún momento se ha tratado de ocultar con falsos históricos la reforma. Ahora resta que el Ayuntamiento de Sevilla culmine el informe sobre esta reforma para ver qué hay de original y qué nuevo.
.
.
Varios aspectos nos llamaron la atención visitando el exterior del edificio (el interior aún no puede verse). Por una parte resulta curioso el tratamiento de las fachadas. En algunas zonas se opta por enfoscar la pared con mortero coloreado y en otros se deja a la vista el material constructivo, en este caso, ladrillo. Resulta extraña esta forma de llevar a cabo la restauración; o se deja en ladrillo (algo para lo que nunca estuvo hecho este material) o se revoca toda la pared, pero el tratar cada zona de una forma da sensación de parcheado.
.
También nos ha llamado la atención la rapidez con que han aparecido pintadas en el edificio. Volvemos al mismo tema de siempre, no existe un respeto por nuestro Patrimonio, hay quienes disfrutan destruyendo lo que es de todos y parece que las penalizaciones contempladas en la Ordenanza antivandálica no surten efecto. Pero claro, ¿se aplica dicha ordenanza? ¿La policía está al tanto de estos delitos? Es evidente que algo falla. Lo mismo se puede decir de los coches aparcados encima de la acera afeando el edificio y prácticamente sobre sus paredes.
.
.
En la siguiente imagen, correspondiente a la calle Viriato.
.
.
Por último la calle Amparo donde está la antigua capilla del Hospital, hoy sede de una Hermandad.
.



.

6 comentarios:

Sevalber dijo...

Pienso que si las modificaciones realizadas a un edificio protegido responden a sus nuevos usos y se hacen con cierta delicadeza no hay que rasgarse las vestiduras por ello, que me parece que nos estamos pasando un poquito por quítame allá una ventanita. Y lo digo con conocimiento de causa porque este tipo de situaciones me está afectando en primera persona.

Un saludo.

eventoensevilla dijo...

La Ley está para que la cumplamos todos y no está para fastidiar a nadie. Lo que no es normal es que dicha Ley se aplique en unos casos (un particular) y no en otros (administraciones). Eso es lo que no vale, si la Ley está, es para que la cumplamos todos.

En cuanto a abrir un par de ventanas... pues qué quieres que te diga, yo soy de los que opinan que si un edificio es de una forma y está protegido, no se puede llegar y rehacerlo de nuevo a nuestro gusto. Se supone que somos nosotros los que debemos adaptarnos al Patrimonio, no al revés. Se empieza por un par de ventanas y se acaba desmontando un retablo o una sillería de coro como pasó en San Vicente durante su "restauración".

Si hay leyes tan restrictivas es porque por nosotros mismos siempre tendemos a destruir más que a conservar. Y eso es una pena. Pero no hay conciencia de salvaguardar nuestro Patrimonio, sino más bien que es un estorbo.

Me alegro de que hayas vuelto, que hacia mucho tiempo que no comentabas :) Un saludo!

Sevalber dijo...

Totalmente de acuerdo con tu primer párrafo. Pero creo que hay que buscar un equilibrio y no cerrarse en banda a ciertas modificaciones, los edificios están para ser usados, para qué carajo quiero tener un fogón en la azotea en el siglo XXI cuando necesito ese espacio para cosas útiles. ¿Va a venir el Ayuntamiento a ponerme un museo y vamos a generar ganancias por ello? Por favor, Patrimonio sí, pero sin volvernos locos.

Gracias por la rebienvenida ;)

Fernando Hugo dijo...

Sí que están algo tiquismiquis, sí, y así nos va: veremos si al final, además del Prado, no paran Torre Pelli y hasta el Metrosol.

Pero, al tema: me has dado una buena noticia, que creo que es lo que cuenta: un edificio "nuevo" en la lista de lo que el turista puede disfrutar. Y el de aquí, claro.

Porque, por tus palabras, intuyo que será "visitable", ¿no?

eventoensevilla dijo...

@ Fernando Hugo: Hombre, se tratará de un edificio público, imagino que se podrá entrar, lo que no sé es hasta qué punto se podrá visitar. Ten en cuenta que va a ser un centro de día para personas mayores, tampoco es plan de que la gente entre haciendo fotos mientras ellos hacen su aeróbic, ¿no? jeje.

Un saludo!

Amp dijo...

En mi calle =) ¡mola!