Páginas

martes, 18 de agosto de 2009

Reflexiones

Nuestra delegada de Cultura debe haber vuelto de vacaciones. Hacía tiempo que no sabíamos nada de ella, pero en lo que va de semana se ha apresurado a opinar sobre la colección Bellver, la colección de Francesca Thyssen y ha presentado la nueva programación del CAS así como el "éxito" de este espacio cultural. Vayamos por partes.
.
Sobre la colección Bellver la delegada recordó que prosigue la valoración económica de la misma, primer paso para la donación a la ciudad. Lo curioso es que ya se habla de compra, es decir, el Ayuntamiento compraría la colección, algo que choca con las noticias que siempre hemos recibido sobre el tema en las que se hacía referencia a una donación gratuita. De todos modos, parece que no está del todo atado que esta colección pase a manos municipales ya que la delegada se guarda las espaldas diciendo que agradece a Bellver que la colección "no salga de la capital, se llegue o no se llegue a un acuerdo" entre coleccionista y Ayuntamiento. Seguimos pensando que lo mejor es crear un Museo Bellver con dicha colección en el que el Ayuntamiento únicamente participe siendo la gestión privada.
.
En cuanto a Francesca Thyssen, Montaño quiere calmar las aguas anunciando que pese a la marcha de José Lebrero, las conversaciones seguirán adelante. Lo que no aclara la delegada es por qué Granada ya ha ofrecido un espacio para dicha colección con el beneplácito de Francesca Thyssen que incluso ha dado ya una fecha para el depósito de las obras en la ciudad de la Alhambra. Nuevamente se cubre las espaldas al afirmar que "no hay que olvidar que las ciudades que acogen una colección como ésta tienen que estar muy preparadas en este campo". ¿Es una forma de decir que Sevilla no lo está? Ya decíamos el otro día que Sevilla, lamentablemente no pertenece al club de ciudades en las que unos y otros quieren invertir en Cultura como puede ser Venecia.
.
Por último, en cuanto al Centro de las Artes de Sevilla para el que hace meses se anunciaron grandes planes y nada se ha hecho después, la delegada anunció parte de la programación que llegará a partir de septiembre con exposiciones como la de Martin Assig o la celebración de la IV edición de Andalucía de Moda. Es curioso el caso del CAS, podría llegar a ser un centro de gran relevancia en la vida cultural de la ciudad (de hecho, lo es) pero su exiguo presupuesto, su falta de metas claras y la nula inversión para su ampliación, hacen que pueda llegar a morir de éxito si no va avanzando y mejorando día a día. Podeis leer más información sobre la nueva temporada del CAS aquí.
.
En definitiva, la delegada vuelve de las vacaciones con los mismos temas bajo el brazo y sin dar por cerrado ninguno. ¿Cuánto tardará en volver a hablar de la Fábrica de Artillería?
.

No hay comentarios: