Páginas

domingo, 26 de julio de 2009

Ya hay fecha para la exposición sobre el Tesoro del Carambolo

El 24 de septiembre se inaugurará en el Museo Arqueológico la exposición sobre el Tesoro del Carambolo en la que se mostrarán las piezas orginales, propiedad del Ayuntamiento de Sevilla, además de toda una serie de piezas arqueológicas aparecidas a lo largo de medio siglo en el famoso cerro de Camas.
.
El año pasado, en septiembre, se cumplió el 50 aniversario del descubrimiento de este magnífico ajuar del siglo VIII a.C. El Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía anunciaron una gran exposición para conmemorar dicha fecha, pero cuando llegó la hora, la muestra fue postpuesta hasta nuevo aviso. ¿La razón? El estado del Museo Arqueológico impedía celebrar con éxito la exposición en sus dependencias. La situación vergonzosa en que se encuentra nuestro Museo Arqueológico ha sido denunciada por activa y por pasiva desde hace años, su propietario, el Gobierno Central ha esquivado el tema hasta fechas recientes cuando prometió que en 2010 comenzarían las obras de remodelación y rehabilitación del inmueble. En las condiciones actuales ninguna entidad aseguradora se haría cargo de la exposición del Tesoro original en el Museo.
.
Ha sido necesario que la Junta de Andalucía acometa obras de urgencia en el Museo y remodele las salas de exposiciones temporales para poder llevar a cabo la muestra, y esta actuación ha llevado su tiempo. Sin embargo, si el estado del Museo era ya conocido, ¿por qué se anunció la muestra para septiembre del año pasado? Cierto es que la culpa del estado del edificio es del Gobierno Central, pero ¿por qué la Junta de Andalucía no ha ejercido más presión para que se rehabilite de una vez por todas? Al final, se inaugurará la exposición con un año de retraso (¿es normal celebrar el 50 aniversario de algo con un año de retraso?) y acudirán todas las autoridades (Gobierno Central incluido), se harán la foto de rigor y no se volverán a acordar del precario estado del edificio.
.
Y mientras tanto, ¿qué ocurre en el lugar donde fue hallado el Tesoro? Pues que los restos están condenados a su desaparición ante la total pasividad de las Administraciones públicas. Los restos arqueológicos estuvieron al descubierto durante años, sufriendo las inclemencias del tiempo y los ataques vandálicos. ¿Pero a quién le importan unos restos en medio del campo? Lo importante es hacer una exposición conmemorando un descubrimiento, da igual el lugar donde se descubrió.
.
El Cerro del Carambolo debería contar con la suficiente protección para evitar su pérdida y desaparición. Con unas instalaciones adecuadas, protección y un centro de interpretación que permitiera su visita, podría convertirse en uno de los enclaves arqueológicos más importantes de España, pero parece que no entra dentro de los planes de nadie apostar por esos restos. Nos contentaremos con visitar la exposición, es todo lo que podemos hacer... ¿no?

8 comentarios:

Sevalber dijo...

Todavía recuerdo el año 1978 cuando visité con mi colegio el Museo Arqueológico y pude ver el tesoro original, si es que soy una hartá de viejo... ¡¡jajajaja!!

Lo del Cerro del Carambolo es un ejemplo más del concepto de lo patrimonial que tienen nuestros empresarios más preclaros, que no querrán perder la oportunidad de hacer negocio si por fin pasa a manos públicas...

Saludos.

eventoensevilla dijo...

Míralo por el lado bueno, al menos has conocido el Museo en mejores condiciones que las que tiene actualmente :)

Oye, explícate con lo de los empresarios, que no te he entendido muy bien. ¿A qué te refieres?

Un saludo!

Sevalber dijo...

Pues que el grupo empresarial propietario del terreno permitió que allí se hicieran botellonas y aquello se convirtiera en un estercolero. Ya nos suena de otros casos el abandono de espacios patrimoniales por los jeques ladrilleros...

Y ahora están dispuestos a venderlo "a precio de negocio"...

Lo que no se entiende aquí es cómo se permitió la venta para uso hotelero de estos terrenos sabiendo su riqueza patrimonial, será otro misterio tartésico... :(

Saludos.

Sevalber dijo...

Digo lo de "a precio de negocio" porque el comprador sería la Junta de Andalucía con objeto de poner en valor este patrimonio, no para construir pisos de lujo...

Saludos.

eventoensevilla dijo...

Hombre, la historia puede verse desde otra perspectiva. El dueño del terreno quiere construir un hotel que integrase los restos y permitiese su visita. la Junta, ante la magnitud de los restos (¿acaso no sabían que estaban ahí?), paraliza las obras (que había pagado el propietario) y no le da ninguna solución, ni le deja construir el hotel ni le deja vender el terreno ni se lo expropia. ¿Qué se supone que tenía que hacer el empresario? Evidentemente, el hombre no tiene por qué pagar una vigilancia de un descampado.

Que el empresario podría haber puesto vigilancia? Pues sí. Que la Junta se desentiende del problema porque le da exactamente igual? Pues también.

Yo me inclino más a culpar a la Administración por su falta de interés ya que es ella, con la Ley en la mano la que tiene que velar por el patrimonio.

Y como tu dices, sabiendo lo que había debajo, la Junta debería haber tenido más cautela con el yacimiento. Pero ya está prácticamente desaparecido, poco se puede hacer.

Un saludo!

Sevalber dijo...

Hombre, el empresario también sabía lo que allí había cuando lo compró, que casi parece una venganza el haberlo dejado abandonado porque no le dejan construir.

Esto es como todo cuando hablamos de burocracia y su nula coordinación, se permitió la venta de los terrenos sin más objeciones, supongo que los de Cultura se enteraron después y a partir de entonces vino la vuelta atrás. No me extraña lo más mínimo una explicación de este calibre...

Saludos.

eventoensevilla dijo...

Por eso te digo lo de la Ley, como se sabía lo que había allí, la Junta podría haber llevado este tema muchísimo mejor, tutelando al empresario y haciéndose responsable de los restos, pero prefirió mirar para otro lado. Y lo sigue haciendo.

Un saludo!

eventoensevilla dijo...

Por eso te digo lo de la Ley, como se sabía lo que había allí, la Junta podría haber llevado este tema muchísimo mejor, tutelando al empresario y haciéndose responsable de los restos, pero prefirió mirar para otro lado. Y lo sigue haciendo.

Un saludo!