Páginas

jueves, 30 de julio de 2009

Quién siembra vientos, recoge tempestades


Con cierto retraso (no sabíamos cómo tratar el tema) nos hacemos eco de la última noticia referente a la non nata Biblioteca de la Universidad en los Jardines del Prado. Finalmente, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha ordenador paralizar las obras del nuevo equipamiento universitario, tras haberse gastado en ellas más de 6 millones de euros.
.
¿Y ahora qué? Pues como Universidad, Ayuntamiento y Junta de Andalucía han apelado al Tribunal Supremo, habrá que esperar a ver qué se decide en Madrid. Pueden pasar años. Mientras tanto, tendremos unas obras a medio hacer en mitad de un parque.
.
Pero, ¿por qué pasa esto? Los hay que tachan a los vecinos de egoistas y manipuladores por ir contra un edificio ¿público? que sería un bien general para la ciudad. Los hay que opinan que un parque no puede servir como cajón de sastre donde meter proyectos que no queremos poner en otros sitios y menos destruyendo parte de un paraje natural. Lo cierto es que las cosas se han hecho mal desde el principio. Si había un parque, debería haberse dejado el parque y haberse buscado una ubicación adecuada para este edificio. Solares en Sevilla hay muchos, dejémonos de tanta vivienda a precio desorbitado y hagamos más equipamientos públicos para todos. Y cuando decimos para todos, es para todos, porque lo cierto es que esta Biblioteca sería propiedad de la Universidad, y por lo tanto privada. No es como la Biblioteca pública Infanta Elena ya que las biblioteca universitarias tienen un público concreto: personal de la Universidad y estudiantes.
.
Al final tenemos un parque mutilado y un edificio a medio hacer y todo por culpa de las prisas y la falta de entendimiento. Un Ayuntamiento inteligente debería hacer las cosas de la mejor forma posible y en este caso está más que demostrado que lo inteligente no ha primado por encima de los intereses de unos y otros.

8 comentarios:

Pfunes dijo...

Has captado bien el fondo del asunto. La sentencia no va contra la arquitectura moderna ni contra Zaha Hadid, ni es el triunfo del "chovinismo" sevillano.

Un ayuntamiento no puede vulnerar su propio PGOU porque si lo hace está incurriendo en una ilegalidad. Además está el problema de que el proyecto y sus defensores consideran el parque como el jardín de la biblioteca, cuando en realidad la biblioteca es un apéndice, un forúnculo (como diría el príncipe de Gales) en el rostro de un amigo muy apreciado.

Un saludo.

Sevalber dijo...

Yo es que de verdad que hay cosas que empiezan a asustarme, hay que ver la cantidad de borricadas que he podido leer en los últimos días a cuento de la biblioteca.

Poco menos que se quiere crucificar a los vecinos por tener la osadía de denunciar esta intervención. ¿Que defienden sus intereses particulares? Claro que sí, ¿acaso la Universidad no ha hecho lo propio en todo este tiempo? ¿Donde está aquí el verdadero interés general? ¿Alguien lo encuentra?

Según el Avance del Plan la biblioteca iba en el ángulo noroeste del parque, pero no conforme con esa ubicación la Universidad insistió en llevarla al frente oriental con la aquiescencia del Ayuntamiento que no escuchó las alegaciones presentadas. ¿Es acaso el interés general el que lleva a la Universidad a querer un edificio en un sitio estratégico pasando por encima de un parque consolidado? Que sí, que la US es pública, pero no nos engañemos, con las debidas reservas, que no son pocas. Más público me parece un parque.

Porque es el empecinamiento de la Universidad el que ha dado lugar a esta situación con el apoyo del Ayuntamiento. ¿A qué interés general se van a dedicar las plusvalías de la permuta de terrenos realizada entre ambas entidades?

Ahora lo tengo muy claro, espero que el Tribunal Supremo dictamine la reposición del parque. Hay muchos sitios para ubicar la biblioteca y en todos cumplirá perfectamente su función. Además, a buen seguro que en otro lugar lucirá mucho más este interesante edificio.

Saludos.

mr. george dijo...

Estoy de acuerdo en casi todo. Una salvedad, en una biblioteca universitaria cualquier persona puede solicitar la consulta en sala y, si la memoria no me falla, en la actual Biblioteca General Universitaria del Rectorado, incluso hay servicio de préstamo para no universitarios.

No es un servicio privado, por lo tanto. Mas bien es una institución educativa que presta un servicio público universal. Lógicamente, algunos de sus servicios han de estar restringidos a estudiantes y otro personal (imagina si no entrar en un Instituto Público y pedir que te dejen usar el Laboratorio de Ciencias). Pero calificar a la Universidad como institución privada no sé si es lo más acertado.

eventoensevilla dijo...

@ Mr George: Por lo que tenía entendido, en las bibliotecas de la US, si no tienes el carné de la Universidad no puedes sacar libros, ni siquiera para consultar en sala. Puede que dependa de la biblioteca o del que te atienda pero si es como tú dices, llevas razón en que es más pública de lo que creía.

En cuanto a lo de institución privada me refiero a que el parque, al pertenecer al Ayuntamiento y ser de libre acceso es público para todo aquel que quiera entrar, en el momento en que se dedica un espacio de ese parque a un edificio, esa zona pasa a ser privada de la institución que lo construye.

Un saludo!

Sevalber dijo...

Definitivamente es para tirar la toalla con esta basura de políticos que nos está tocando sufrir, resultan increíbles las declaraciones del Alcalde en su visita ayer a las obras de la nueva biblioteca de Torneo, demagogia barata que a sus propios correligionarios debería darle vergüenza ajena.

Y toma tomate la noticia que ha sacado hoy el Diario de Sevilla sobre las pretensiones del PP en el año 2003 de construir un edificio administrativo justo en el lugar donde va la biblioteca. Digan ustedes que sí, así se defiende la coherencia...

Valiente pandilla de impresentables están hechos unos y otros. Qué mensajes envían a la sociedad... así no me extraña leer los "argumentos" del personal en los foros de internet.

Tristísimo.

Un saludo.

Edward dijo...

Me uno con un poco de retraso a la polémica.

De la clase política mejor no hablar por que, como siempre digo, no está al servicio de los ciudadanos.

Que las cosas no se hicieran bien desde el princio es muy posible. Sin embargo que una biblioteca (aunque sea de la Universidad), es un servicio general, que además venía por su ubicación muy bien para cerrar dicha zona, que por otro lado está bastante muerta.

Respecto del Parque, lo que habría que preguntarse es si verdaderamente tenía sentido un parque (como tal), al lado del parque por excelencia de Sevilla. Ese espacio libre del Prado no aporta nada como parque; si como lugar de encuentro celebraciones, actuaciones, etc.

Considero que el uso de la biblioteca complementa al mismo, y su diseño es así por su ubicación, cerrando un eje que genera la fachada de derecho del rectorado (cuyo frente también debería acondicionarse).

Que los vecinos tienen derecho a protestar, por supuesto, pero que se haga por todo, porque seguro que en esa zona hay otras situaciones mejorables, y motivo de queja (pese a ser la situación privilegiada).

De una mala solución histórica, como ha sido la sucesica reducción del Prado, este es un capítulo mas...pero bajo mi opinión ha sido la solución mas inteligente, la única que pretendia solucionar problemas.

Una perdida para la ciudad, sin duda.

Un saludo a todos

eventoensevilla dijo...

El problema, Edward, es que el parque ya estaba y los árboles también. Todo lo que dices es completamente cierto y llevas toda la razón, pero no habría que haberlo pensado antes? Si ya estaba el parque de Maria Luisa para qué otro parque ahí en medio cuando se podría haber utilizado para equipamientos culturales y públicos?

Es el problema de todo el asunto, el Urbanismo de quita y pon, el no tener una idea clara de ciudad y actuar según apetece en cada momento.

Sin duda, como tu dices, es una pérdida para la ciudad porque ese edificio habría hecho mucho bien para nuestra imagen.

Un saludo!

Sevalber dijo...

Estoy de acuerdo con Evento, es que ese es el quid de la cuestión, lo que no puede ser es construir parques a modo de comodín mientras esperamos que a nuestros políticos se les encienda la lucecita. Pienso que es un claro reflejo de la escasa educación ambiental que tenemos por estos lares.

Porque después vienen las polémicas innecesarias y los absurdos sainetes como el que se ha montado con esto. ¿Acaso nuestros próceres creían que todos íbamos a aplaudir con las orejas viendo cómo se cercena un parque?

Todo esto es muy poco serio, se juega muy alegremente con el dinero público, porque se construye un parque con fondos europeos y esos mismos fondos se usan para deshacer lo hecho, cosa que no acabo de entender cómo se acepta en Europa... Y vuelvo a insistir en que no entro para nada en el tipo de edificio que sustituya al trozo de parque ya que a efectos de lo que hablo da exactamente lo mismo.

Si la biblioteca termina construyéndose allí no habrá sido un buen mensaje el que nos envía nuestra Universidad, caro precio para la cultura es destruir zonas verdes...

Saludos.