Páginas

domingo, 31 de mayo de 2009

80 Aniversario de Aníbal González

¿Quién no ha jugado de niño a diseñar ciudades imaginarias? Amontonando libros, uniendo piezas que encajan unas con otras o dibujando en un papel calles, avenidas y catedrales. Seguro que si indagamos en nuestra memoria, más de uno recuerda una etapa de su vida (o varias incluso) en la que jugó a ser arquitecto y diseñó cómo sería su ciudad ideal. Aquí pondría el hospital, aquí estaría el río que se cruzaría por este puente, esta calle desembocaría en una plaza... añadimos árboles, monumentos, coches y personas. Nos entretenemos construyendo nuestro propio mundo a imagen y semejanza del que nos rodea a diario. Sin embargo, cuando crecemos, ese sueño se va diluyendo, algunos convierten esos juegos infantiles en su profesión y se convierten en arquitectos. Incluso puede que llegen a entrar en el selecto club de arquitectos afamados que trabajan en todo el mundo. Pero ¿cuántos de esos arquitectos consiguen llevar a la práctica esa idea primitiva, diseñar toda una ciudad? Se podrían contar con los dedos de una mano. En España tenemos algunos ejemplos, casi todos pensamos en Gaudí y sus maravillosos edificios que convirtieron a Barcelona en una ciudad de ensueño. Pero si miramos más al sur tenemos otro gran ejemplo, quizás haya pasado más desapercibido pero consiguió en poco más de veinte años monumentalizar una ciudad y hacerla suya, colocando edificios estratégicamente para que, décadas después podamos disfrutar de su imaginación y genialidad.
.
Pocos tienen la oportunidad de hacer de una ciudad su tablero de juego donde demostrar al mundo su valía. Aníbal González fue uno de esos privilegiados, tan sólo hay que contemplar Sevilla, fijarse un poquito y en seguida aparecerá su mano...
.
...diseñando dragones....
.

...importando el Modernismo desde Europa a una ciudad aún barroca...
.

...jugando con la luz de las vidrieras...
.
.
...mezclando estilos que dan lugar a edificios inclasificables...
.
.
...completando puentes que ahora veríamos incompletos sin su detalle...
.
.
...reformulando mitos...
.
.
...convirtiendo edificios sencillos en todo un ejemplo de elegancia...
.
.
...actuando sobre el patrimonio perdido dándole un nuevo sentido...
.
.
...creando esquinas para deleite de la vista...
.
.
...destacando entre los edificios de alrededor...
.
.
...uniendo lo monstruoso y lo celestial...
.
.
...poniendo detalles al discurrir diario...
.
.
...monumentalizando una ciudad que abraza a todo un país...
.
.
... o diseñando plazas orgullo de una ciudad.
.
.
Hoy se cumplen ochenta años desde que murió el arquitecto Aníbal González. Desde este Blog hemos querido rendirle un sencillo homenaje al que sin duda es el arquitecto por antonomasia de nuestra ciudad.
.
Fotos_Javier Ávila

5 comentarios:

IJPX dijo...

Genial reportaje Sergio!!! A ver si te dan una columnita en un periodico hombre. Haz plasmado perfectamente la grandeza de Aníbal González y por que los que lo desprestigian estan equivocados. Fue un hombre que dio su vida por modernizar esta bendita ciudad.

Saludos!!

Du Guesclin dijo...

Fantástico el reportaje. Lo vi ayer tarde, pero por diversos motivos no había podido felicitarte.

Es muy difícil sintetizar tan acertadamente lo que ha supuesto la obra de Aníbal González para la ciudad, pero lo has hecho fantásticamente.

Saludos.

eventoensevilla dijo...

Me alegro de que os haya gustado :) Si es que el hombre se merece esto y más :)

Saludos!!

Sevalber dijo...

Preciosa evocación. Estoy seguro de que el tiempo hará justicia y pondrá a este genial sevillano en el lugar que le corresponde.

Saludos y gracias.

eventoensevilla dijo...

@ Sevalber: Me alegro de que te haya gustado :)

Un saludo!!