Páginas

viernes, 9 de marzo de 2018

Sevilla Futura, el renacer de las naves de San Jerónimo

Proyecto para las naves de San Jerónimo. Imagen del Ayuntamiento de Sevilla


Un año ha costado sacar adelante el proyecto de recuperación de las naves de San Jerónimo tras la concesión de una subvención por parte de la Unión Europea de 2'5 millones de euros. Hoy por fin se ha presentado el diseño del que será un nuevo centro de innovación tecnológica que no sólo dotará de uso a las antiguas naves de Renfe sino que otorgará un valor añadido al barrio en el que se encuentra enlazándolo con la tecnópolis de la Cartuja. Una vez culminadas las obras, el objetivo es que el proyecto, bautizado como Sevilla Futura, se convierta en un motor de desarrollo económico que atraiga a empresas tecnológicas a la ciudad.



El nuevo edificio se inserta en el interior de la histórica estructura sin tocarla. Imagen del Ayuntamiento de Sevilla


Las naves de Renfe de San Jerónimo, construidas entre 1915 y 1925, están protegidas con un nivel C, lo que obliga a respetar sus fachadas. El proyecto redactado por EMVISESA para su recuperación prevé la rehabilitación de las dos naves, si bien su cubierta será sustituida por completo. Un nuevo edificio ocupará el interior de la nave oeste, distribuyéndose los diferentes espacios en tres plantas. La nave este, de momento, se rehabilitará pero no contará con un programa definido de usos, sino que se pondrá a disposición de los vecinos para organizar actividades en su interior diáfano. Además de la subvención del Programa EDUSI para recuperar el edificio, el Ayuntamiento ha accedido a dos nuevas convocatorias de Fondos FEDER a través de la Agencia Andaluza de la Energía que permitirán la instalación de una cubierta con placas solares (904.000 euros) y dotar al edificio de instalaciones térmicas para climatización y agua caliente sanitaria con fuente energéticas renovables de geotermia y energía solar térmica (1'1 millones de euros). Un edificio sostenible donde crear los proyectos del futuro.




El nuevo centro de innovación tecnológica se ha diseñado para que en un futuro el edificio pueda crecer ocupando la segunda nave. Sevilla Futura funcionará como un laboratorio de empresas tecnológicas en el que una serie de multinacionales actuarán como mentores de los proyectos que nazcan en el edificio, donde habrá zonas de despachos, espacios co-working, una sala de exposiciones y una cafetería en la última planta. Entre las empresas que ya han anunciado su participación en el proyecto están Cisco o Airbus, si bien el objetivo del Ayuntamiento es que una vez inaugurado, el edificio se convierta en un polo de atracción para empresas tecnológicas tanto nacionales como internacionales. En palabras del alcalde, Juan Espadas, Sevilla Futura aspira a ser "el proyecto de innovación tecnológica más potente que hay ahora mismo en la ciudad". 

2 comentarios:

Diestro | Alvaro dijo...

Otro proyecto presentado sin saber quien o quienes lo han hecho, arquitectura sin autores. Es una vergüenza que para este tipo de proyectos no se convoquen concursos de ideas publicos en los que los arquitectos podamos participar o al menos ver las ideas de los distintos equipos.

Igual tu tienes mas información sobre como se ha gestado el proyecto, espero equivocarme.

Sergio Harillo dijo...

Eso debería ser lo normal, cualquier proyecto que se vaya a acometer en la ciudad, sobre todo si es público, debería contar con una exposición pública (pero pública de verdad, no cuatro días en la Gerencia de Urbanismo) para que los ciudadanos lo conozcan. Hablan de participación ciudadana pero luego nos tenemos que aguantar con proyectos que nadie sabe de donde salen. Y tenemos ya unos cuantos ejemplos: Marqués de Contadero, antigua estación de Cádiz o, yéndonos un poco más lejos, la biblioteca de Torneo.

Ojalá se convocaran concursos públicos o al menos se dieran voz a otras personas más allá de los técnicos del Ayuntamiento.

Personalmente, después de ver los proyectos fin de carrera de alumnos de la Escuela de Arquitectura expuestos hace unos meses en la Alameda de Hércules, hay muy buenas ideas y siempre hacemos lo mismo, tanto en edificios como en espacios públicos.

¡Saludos!