Páginas

miércoles, 28 de marzo de 2018

Exposición: La competición en la Antigua Grecia



CaixaForum Sevilla acaba de cumplir su primer año de vida y lo celebra por todo lo alto. A sus 293.000 visitantes se suma el premio como 'Edificio del Año 2017' concedido por la Plataforma de Arquitectura ArchDaily en la categoría de 'Producto Mejor Aplicado'. CaixaForum se ha convertido, con apenas un año en todo un referente cultural en la ciudad. Años llevaba soñando con que Sevilla contara con un equipamiento de este tipo y desde luego la espera ha merecido la pena.



Niké de Halicarnaso, hacia el 100 a.C.


'Agón. La competición en la Antigua Grecia' es una de esas exposiciones que hay que ver. El discurso expositivo gira en torno a un concepto inherente al ser humano: la competición. Los griegos eran competitivos del mismo modo que lo eran los romanos o los egipcios, lo eran los europeos de la Edad Media y lo seguimos siendo a día hoy. Para bien o para mal el ser humano es competitivo por naturaleza y siempre intenta sobresalir por encima del que tiene al lado. A veces esta competición es sana y nos lega maravillosas obras de arte y en otras ocasiones nos muestra el horror al que es capaz de llegar el ser humano por tener más poder o someter al diferente.


Fragmento del Mausoleo de Halicarnaso, hacia el 350 a.C.


Agón empieza hablando sobre la educación de los griegos y lo importante que eran las artes y el deporte en las ciudades estado de Grecia para acabar mostrando varios fragmentos de uno de los mayores logros arquitectónicos de la Antigüedad: la tumba de Mausolo en Halicarnaso. Por el camino nos encontramos auténticas maravillas como una completa colección de cerámicas griegas bellamente decoradas con todo tipo de escenas, varias esculturas de gran formato donde destacan una Niké proveniente de Halicarnaso y una versión del famoso Diadúmeno, o una armadura compuesta por varias piezas de regiones y épocas distintas.


Armadura compuesta por varias piezas de procedencias diversas, entre el 500 y el 350 a.C.


Todas las obras provienen del British Museum de Londres y su viaje a España ha sido posible gracias al acuerdo de colaboración firmado hace unos años entre la entidad británica y CaixaBank. Poner a dialogar piezas de tan distinto signo bajo un mismo paraguas era un reto complicado y si bien hay veces en las que el hilo argumental se pierde, la calidad de las piezas y su espectacularidad es tal que no puedes más que dejarte llevar ante tanta belleza junta. Si ver en Sevilla exposiciones de arte clásico es sumamente complicado y anecdótico, que encima lleguen propuestas de esta calidad es digno de aplaudir. Cuando hace años suspiraba porque Sevilla tuviera algún día un CaixaForum lo hacía por exposiciones como ésta y no puedo más que recomendaros a todos su visita. 


>> 'La competición en la Antigua Grecia' podrá visitarse en CaixaForum Sevilla hasta el 17 de junio. Más información aquí

3 comentarios:

Gabriel Maestre dijo...

Yo pienso lo mismo, Sergio. Aunque no puedo dejar de constatar que esta es la primera exposición de arte internacional en el Caixafórum Sevilla (bueno, en cierto modo lo era también la de Disney). Qué difícil es traer arte internacional a Sevilla. Pero bueno, nuestro arte local y lo que llega aquí de otras partes de España tienen calidad y personalidad.

Sergio Harillo dijo...

Se te olvida la primera con la que se abrió CaixaForum, 'Mírame', que era de arte internacional. Eso sí, contemporáneo ;)

¡Un saludo!

Gabriel Maestre dijo...

Así es. No la puse porque era con fondos propios de la Caixa (creo recordar), pero fue magnífica. De hecho, parecía otra ciudad y no Sevilla. Aunque una conocida mía historiadora del arte que ha participado en la organización de exposiciones aquí me decía que ha habido unas cuantas de arte internacional, en otra época. Otro saludo para ti.