Páginas

martes, 10 de octubre de 2017

Una remozada Casa de la Ciencia inaugura temporada




La Casa de la Ciencia ha presentado esta mañana la que será su cuarta temporada desde que la antigua sede del CSIC en Sevilla mutase para convertirse en un espacio museístico abierto a la ciudadanía. Desde entonces han sido varias las intervenciones que se han hecho en el edificio para adaptarlo a su nuevo uso, aprovechando la temporada estival para llevar a cabo las reformas. Este verano comenzaron las obras para restaurar las fachadas del edificio diseñado por Manuel Piqueras Cotolí como representación de Perú en la Exposición Iberoamericana de 1929, una rehabilitación que está previsto culmine antes de que finalice el año.



Patio principal de Casa de la Ciencia con la nueva exposición dedicada a la luz


El conocimiento es fundamental para que una sociedad avance y lo haga de forma justa e igualitaria. La Casa de la Ciencia asume este compromiso y anualmente renueva parte de su oferta expositiva para complementar la colección permanente del centro. Desde este mes de octubre se puede disfrutar de las exposiciones 'El lado oscuro de la luz' y 'Nutrición. Impulso vital', que se suman a 'Érase una vez la informática' que culminará el próximo 18 de octubre y que se será sustituida por la muestra 'SOS. La ciencia de prevenir', enfocada al público infantil y familiar y que busca dar a conocer los riesgos del desarrollo tecnológico y la necesidad de establecer unos mecanismos para evitar situaciones irreversibles tanto en el Planeta Tierra como en nuestra propia civilización. La programación del Centro se completa con una nueva proyección en el Planetario titulada 'Polaris' además de las exposiciones permanentes dedicadas a los cetáceos, invertebrados y la colección de Geología proveniente de la Universidad de Sevilla.

Un contenido renovado para un continente en permanente mejora. Las obras de este verano han permitido crear nuevas salas para talleres mejor equipadas así como la reforma de los aseos del Museo, unas obras que se suman a la intervención en todas las fachadas y cubiertas del edificio, donde comparten sede la Casa de la Ciencia y el Consulado de Perú con sus bellísimos mosaicos Nolla que representan motivos prehispánicos. Esta no será la única obra que veremos en el Pabellón de Perú en los próximos meses ya que esta misma semana se presentarán las conclusiones de un proceso de participación ciudadana que durante los últimos meses ha reunido a usuarios y profesionales con el objetivo de diseñar un nuevo espacio expositivo que ocupará los jardines del pabellón, hoy completamente abandonados. La idea es crear una zona lúdica de libre acceso donde además de zonas ajardinadas y de descanso, el visitante pueda disfrutar de experimentos y juegos en los que la ciencia tendrá un papel fundamental en línea con el discurso museológico del Centro. Una vez puestas en común las conclusiones de este trabajo la reforma de los exteriores se podría llevar a cabo durante el año 2018. 


Los exteriores del Pabellón de Perú se recuperarán como zona educativa y de ocio


Durante la presentación de la nueva temporada, el delegado de Hábitat Urbano y Cultura del Ayuntamiento ha vuelto a hacer referencia a un proyecto largamente acariciado pero nunca concretado, la recuperación urbanística del entorno de los pabellones del 29 y Teatro Lope de Vega para crear un polo cultural y educativo de primer orden. La idea de impulsar esta zona de la ciudad donde se concentran varias instituciones culturales ya se planteó en época de Monteseirín, posteriormente se recuperó gobernando Zoido y ya con Espadas fue en abril de 2016 cuando el Ayuntamiento volvió a rescatar la propuesta. En todo este tiempo se han tomado algunas medidas para evitar el aislamiento que vive esta zona pero aún queda mucho camino por recorrer para que los bautizados como 'Jardines de San Telmo' se conviertan en una verdadera isla cultural. El proyecto en el que trabaja el Ayuntamiento y que actualmente se está redactando ha contado con la participación de todas las entidades que tienen aquí su sede y prevé eliminar el tráfico, recuperar los espacios verdes hoy en día degradados, aumentar las zonas ajardinadas, dotar de un nuevo cerramiento perimetral a todo el espacio y quizá lo más importante, dar un sentido global al conjunto convirtiéndolo en un foro ciudadano donde el espacio entre edificios se convierta en un escaparate más donde se desarrollen actividades culturales que atraigan al público. La nueva fecha planteada por el delegado de Cultura apunta a 2018 como límite para recuperar este espacio. Sólo el tiempo dirá si estamos ante un mero anuncio más o si realmente el Ayuntamiento se plantea de una vez terminar con la imagen de dejadez que afea el entorno y que quedó muy patente durante la presentación del Otoño Cultural hace un par de semanas, entre árboles cortados, manchas de humedad en los exteriores del Casino de la Exposición y pavimentos reventados.

No hay comentarios: