Páginas

viernes, 9 de junio de 2017

Un repaso a las últimas zonas verdes inauguradas en Sevilla



En más de una ocasión he escuchado al alcalde, Juan Espadas, hablar sobre hacer de Sevilla una ciudad más sostenible y su compromiso para luchar contra el Cambio Climático. Sea o no una muletilla, la verdad es que en apenas dos años la ciudad ha inaugurado (o está a punto de inaugurar) hasta siete nuevas zonas verdes o espacios públicos. Me gustaría hablar de todos ellos, aunque sea de una forma somera, para analizar sus puntos fuertes y débiles ordenándolos del peor al mejor según mi criterio. 




Uno de los más recientes y a mi entender el peor de todos es Marqués de Contadero. Lo que se ha hecho en este paseo junto al río no tiene ni pies ni cabeza como ya se han encargado de denunciar profesionales y expertos como Enrique Figueroa, Rafael Llácer o la Red Sevilla por el Clima. El Ayuntamiento se escuda en que era un proyecto heredado, pero lo cierto es que ese proyecto viene firmado por los técnicos de Urbanismo y no se entiende que a día de hoy, en una ciudad donde fácilmente se alcanzan los 40 grados durante tres meses al año se construya semejante espacio sin apenas sombra. Por no hablar de la estética en la que ya cada uno podrá tener su opinión personal. En definitiva, el nuevo paseo Marqués de Contadero es un ejemplo de lo que jamás se debería hacer en un espacio público en Sevilla.




Plaza de Armas ocupa en mi lista un puesto por encima de Marqués de Contadero. El nuevo espacio cuenta con pérgolas, parterres y árboles en macetones (que se están muriendo por la falta de mantenimiento). Como punto muy positivo destacaré el haber apostado por muros y techos verdes en las entradas al aparcamiento subterráneo de la plaza. La sensación al pasar por allí es que ha habido un cambio, pero se podría haber hecho mucho más.





El proyecto para reconvertir la antigua Estación de Ferrocarril de San Bernardo en mercado y gimnasio incluía la construcción de un aparcamiento subterráneo y una plaza encima. A estas altura aquello de "no se pueden poner árboles sobre un aparcamiento" está más que superado. La necesaria sombra se ha incluido en el proyecto con una gran pérgola metálica (que se recalienta) que además rompe la perspectiva de la fachada del edificio. Punto positivo el incluir una lámina de agua a modo de fuente. El verde escasea, pero sí ha habido espacio para construir dos quioscos que tendrán sus respectivos veladores.





El cuarto puesto lo ocupa la recién inaugurada zona verde de la calle Juan Antonio Cavestany, un proyecto que pretende ser el punto de partida de una amplia remodelación del degradado entorno de la estación de Santa Justa. El cambio ha sido para mejor, sin duda, incluyendo parterres y doblando la cantidad de árboles que existían en la parcela. Al proyecto le veo tres grandes fallos, el primero es no haber ampliado el área de actuación para cubrir todo el espacio, el segundo es la valla que rodea el parque y el tercero es haber colocado los juegos infantiles a pleno sol y sin sombra alguna cuando existen árboles frondosos dentro del parque bajo los que se podrían haber instalado. Aún así, en unos años, y si se cuida bien, este espacio puede ser muy interesante.





Llegamos al podio de honor de las nuevas zonas verdes construidas en Sevilla en los últimos dos años. El tercer puesto es para el nuevo Parque Fernando de Magallanes, en Puerto Triana. Como sabéis este proyecto no fue de mi agrado cuando se planteó por el derribo de las estructuras que se conservaban de la Expo. Creo que aquella destrucción patrimonial fue un tremendo error. Aún así, la vegetación se ha respetado en gran parte y es evidente que la ciudad va a ganar un frente fluvial muy interesante. Ahora sólo resta ver cómo se diseña la relación con la zona de autobuses del Consorcio de Transportes, último escollo para poder culminar las obras de un espacio cuya inauguración se anunció para el pasado 3 de marzo.





El segundo puesto es para la pasarela de la calle Betis, un proyecto del estudio mrpr Arquitectos. Incomprensiblemente este espacio estuvo terminado durante años sin que el Ayuntamiento se decidiera a inaugurarlo. Al final fue Espadas quien lo abrió a la ciudadanía y a pesar de la dejadez, se ha convertido en una zona muy agradable para disfrutar del río Guadalquivir. Su diseño, recreando en clave moderna la antigua zapata de la calle Betis siempre me ha parecido muy atractivo. Eso sí, hace falta un mayor mantenimiento, una losa que pesa sobre prácticamente todas las zonas verdes de la ciudad.





Y la medalla de oro es para... (redoble de tambores)... ¡el Parque de la Ranilla! Como ya os comenté tras su inauguración el año pasado, el diseño de este nuevo jardín me pareció una maravilla. La inclusión de láminas de agua, su guiño al pasado histórico del espacio donde estuvo la antigua cárcel de la Ranilla y el buen gusto con el que ha sido diseñado creo que bien merecen este primer puesto. Hay quien me ha comentado que en Nervión escasean los parques y que éste es demasiado jardín, cuando hacen falta espacios más todoterreno. No lo niego, pero también es cierto que soy un firme defensor de la calidad del espacio público en cualquier punto de la ciudad, por lo que valoro muy positivamente que se haya apostado por un jardín de diseño en este barrio. Lamentablemente tengo que decir que cuando lo he vuelto a visitar me he encontrado que parte del esplendor que me sedujo en la inauguración ha desaparecido, los parterres no se están cuidando, las fuentes estaban sucias, había cosas rotas... Pero insisto, es una lacra que tenemos en esta ciudad, no sabemos cuidar del espacio público, y por eso es necesario apostar por la calidad y el diseño, para construir entre todos una ciudad mejor y no dejar a generaciones futuras solares de albero con árboles plantados sin ton ni son.

Hasta aquí llega el repaso. Sin duda siete espacios en apenas dos años son muchos y seguramente la capacidad de conservación y mantenimiento del Ayuntamiento está más que sobrepasada, por eso la ciudadanía debe colaborar en el cuidado diario de los espacios verdes. Al fin y al cabo, son nuestros y contribuyen a hacer nuestra vida un poquito mejor. ¿Y tú qué opinas? ¿Cambiarías el orden en el ranking?

8 comentarios:

Isaac Chalmain dijo...

Una muy buena entrada. En general, el ranking está muy bien confeccionado. Hay algunos espacios de la lista que no he visto aún, pero a la luz de las fotografías parace ser una selección bastante razonable.

Personalmente, la intervención en el Paseo Marqués de Contadero no me gusta nada, ni por su morfología ni por el lugar donde se encuentra. Este tipo de actuaciones generan serias dudas, sobre todo porque siendo un lugar privilegiado no han mejorado el aspecto anterior (y ya es fácil con ese flanco fluvial).

En cuanto a la pérgola de San Bernardo, en fin, resulta muy moderna y lo que queramos, pero funcional de momento no es mucho. Esperemos que tenga algún tipo de verdor próximamente para el bien del público.

Y el resto de zonas están bien resueltas. A ver qué incidencia final tienen en el ciudadano de a pie. Porque el papel aguanta todo tipo de proyectos, pero un sevillano en pleno julio en alguna de estas "supuestas" zonas verdes... desde luego que ni 2 minutos. ¡Y qué viva lo chic mire usté!

Gracias por compartir tus opiniones, Sergio.

Jay Gee See dijo...

¿Podríamos hacer algún tipo de movimiento social para presionar a las autoridades hacia una reconstitución de estas zonas? Se podrían plantear licitaciones para plantar multitud de árboles y crear zonas en estas áreas.

Se que puedo parecer iluso (o muy iluso) con este simple planteamiento, pero me niego a quedarme parado y tragarme años de travesías por desiertos de hormigón armado.

Saludos.

Sergio Harillo dijo...

Gracias por tu comentario, Isaac. En el caso de la pérgola de San Bernardo, durante la obra tuve la esperanza de que se pusieran maceteros junto a los postes con algún tipo de enredadera para cubrirla de verde, pero parece que de momento no se va a hacer. Aunque bueno, siempre se puede hacer en un futuro para dotar de mayor verdor a esta zona.

Jay, te recomiendo este Blog de una asociación que está reforestando el Cerro del Carambolo de Camas para que veas los problemas a los que se enfrenta y la meta tan dura que se ha planteado:

https://elgiraldillodesevilla.wordpress.com/

También te recomiendo la Red Sevilla por el Clima:

http://www.redsevillaporelclima.org/

Cambiar determinadas mentalidades es muy complicado. Me temo que es un problema muy enquistado y harían falta gestores con mucha fuerza de voluntad en determinadas áreas municipales para invertir la situación.

¡Saludos!

Carlos Bravo dijo...

Es vomitivo por una lado la falta de mantenimiento no solo de este Ayuntamiento si no de los políticos en general que han gobernado está ciudad y la gente,el ciudadano sinceramente pero no he visto una ciudad donde haya tanto...me ahorra los calificativos.

Manolo Garcia dijo...

Comentarle que encuentro bastante acertado sus comentarios respecto a estos espacios y aunque tengo opinión para cada uno de ellos, me gustaría tan solo señalar que el vallado que cierra la pasarela de la calle betis lo encuentro innecesario, porque la aisla totalmente de esta y al ser una zona pequeña creo que quedaría mejor sin ella. Es un lugar de paso para la mayoria de las personas que pasean y no viven en el lugar por lo que su acceso debería de ser totalmente libre, sin impedimentos, para que fluya la circulación y no de sensación de ratonera. Además no entiendo que se quiere proteger. Un saludo.

Lucía Maestre Ruiz dijo...

Pues vaya zonas verdes.

jose ramon manuel llaurado dijo...

Ahora entiendo por que en la alameda andejado de funcionar las fuentes

Carlos Bravo dijo...

Tienes toda la razón Manolo en relación al vallado.Esta ciudad cada vez parece más un presidio.
Valla por todos los lados y se habrán preguntado los políticos así mismo si esa medida realmente ¿ha funcionado?.No. Pues probemos con otros métodos y dejemos que el ciudadano normal educado de a pie disfrute de espacios públicos abiertos que somos muchos y la gran mayoría.