Páginas

viernes, 20 de mayo de 2016

Un parque para Magallanes

Aspecto del nuevo parque junto al río. Imagen del estudio de Guillermo Vázquez Consuegra

En 2019 se celebra el V centenario de un acontecimiento que marcó un antes y un después en la historia de la Humanidad, el 10 de agosto de 1519 se inició un viaje que tres años después culminaría en la primera vuelta al mundo. La expedición, capitaneada por Fernando de Magallanes partió con cinco naves desde Sevilla y a este mismo puerto arribó la Nao Victoria en 1522, la única que pudo culminar el viaje con una tripulación mermada y bajo las órdenes de Juan Sebastián Elcano.


La Iniciativa Ciudadana Sevilla 2019 ha propuesto al Ayuntamiento que el nuevo parque que se está construyendo en la ribera del río junto al complejo Puerto Triana sea bautizado como Fernando de Magallanes, en recuerdo del marino y de aquella descomunal gesta transoceánica

En la petición formulada ante el Consistorio, la Iniciativa recoge que a día de hoy la figura de Magallanes no está lo suficientemente reflejada en nuestro callejero, pues cuenta únicamente con una pequeña calle en el barrio de Triana. Juan Sebastián Elcano sí está más reconocido al contar con una vía en Los Remedios, una de las primeras que se construyó en el barrio y que nace precisamente donde estuvo el Muelle de las Mulas o de las Muelas desde donde se cree que partieron las naves; o el monumento en la Glorieta de los Marineros, junto al Puente de Los Remedios, entre otras referencias.



En la Isla de la Cartuja el nuevo parque se situará junto al Pabellón de la Navegación y rodeado de una serie de calles con nombres de figuras relacionadas con la navegación y América como López Pintado, marino español del siglo XVIII, que fue capitán de la Flota de Indias, o el Inca Garcilaso, escritor nacido en Cuzco.

La idea de bautizar este nuevo parque con el nombre de Fernando de Magallanes contribuiría a aumentar el nomenclátor relacionado con la importancia histórica que el río Guadalquivir y la navegación han tenido en Sevilla.

2 comentarios:

Guillermo Daza dijo...

No quiero ser negativo e intento que mi comentario sea constructivo, pero no puedo dejar de pensar en sus vecinos, Jardines del Guadalquivir y Jardín Americano. Solo deseo que una vez que se inaugure el nuevo parque, y los políticos de turno se hayan colocado la medalla y su correspondiente foto en la prensa, este nuevo espacio verde de la ciudad no sea abandonado a su suerte o que sea mantenido con unos presupuestos bajo mínimos. Como ejemplo, recuerdo como se nos anunció una inminente y urgente intervención para salvar el Jardín Americano tras el abandono de la anterior corporación, pues bien, os invito a que os paséis por allí. Exceptuando que se lleno el lago y que se hizo un mínimo podado, todo sigue prácticamente igual. Si es cierto que otros parques de la ciudad como Miraflores, Tamarguillo, Antiguo cauce del Guadaíra... muestran un mejor aspecto y el mantenimiento es mejor, pero dei mismo modo que todos los ciudadanos pertenecemos a la misma ciudad y pagamos impuestos independientemente del barrio donde vivimos, todos los espacios verdes deben ser tratados de la misma forma. Por último un deseo más que una petición, ojalá la gran bolsa de terreno de la antigua Cruz Campo se transforme pronto en ese espacio verde que tanto necesitan los vecinos residentes en esta zona de la ciudad.

Sergio Harillo dijo...

No creo que seas negativo, Guillermo, sino observador y realista. Es cierto que ha habido un tímido intento de recuperar el jardín Americano (al del Guadalquivir hace tiempo que no voy porque las dos últimas veces vi cosas que no me invitaron precisamente a volver por allí) pero hace falta un mayor impulso. El año que viene está previsto que el Jardín Americano pase a depender de Parques y Jardines como jardín histórico, pero claro, hasta dentro de un año...

En cuanto a la Cruz del Campo, allí va un barrio entero nuevo, con sus zonas verdes, pero donde primarán las viviendas, así que me temo que esa imagen de gran zona verde no se va a ajustar a la realidad.

¡Saludos!