Páginas

lunes, 30 de noviembre de 2015

Reforestando el Cerro de Santa Brígida

Alrededores de Sevilla, una gran mancha marrón

La primera vez que escuché hablar del Cerro de Santa Brígida fue cuando comenzó toda la polémica de la Torre Pelli y su impacto sobre el horizonte sevillano. El pasado jueves fue la primera vez que pisé el famoso Cerro gracias a la convocatoria de la Asociación Sevilla+Verde para reforestar parte del parque en el que se encuentra. La verdad es que las vistas son impresionantes, y aunque evidentemente me llamó la atención la presencia de la Torre y su preponderancia sobre el paisaje, ¿sabéis lo que más me impresionó? Que los alrededores de Sevilla son un inmenso vacío marrón. Cierto es que la mayor parte de esos suelos son tierras de cultivo y en esta época del año es lógico que estén así, pero me entristeció ver que la polución que generamos y respiramos (perfectamente visible encima de toda la ciudad) no tiene una masa verde que la contrarreste.



Así que con mayor ilusión me puse manos a la obra junto con el resto de voluntarios y en una tarde plantamos un centenar de encinas. Para el que nunca haya establecido una relación de tú a tú con un árbol (aunque suene raro) es una experiencia que siempre animo a tener. Hace años ya participé en la plantación de árboles en la ampliación del Parque del Alamillo y a día de hoy cuando paso por allí sigo visitando los árboles que contribuí a plantar. Esta vez ha sido algo diferente. Las encinas, de apenas un año, tienen un largo camino por recorrer para salir adelante y hará falta que se den varios factores para que crezcan en condiciones: civismo ciudadano, que se evite el pastoreo, que cuando desbrocen el cerro no se las lleven por delante, que llueva... Este parque lleva abierto varios años al público y prácticamente la totalidad de los cientos de árboles y arbustos que se plantaron han desaparecido. Reforestar el entorno de nuestra ciudad no es cualquier tontería, lo necesitamos para seguir respirando. Y las administraciones deberían tenerlo muy en cuenta para que, entre todos, podamos conseguir un entorno más sostenible.

Encina de un año recién plantada en el Cerro de Santa Brígida

Con este post doy inicio a una semana que me gustaría dedicar al cambio climático, ya que hoy tiene lugar en París la primera jornada de la Cumbre del Clima, también conocida como COP21. Resumiendo, los 190 países que se reunirán estos días en la capital francesa tienen la obligación de llegar a un acuerdo que consiga superar el fracaso del Protocolo de Kioto, del que se cumplen diez años desde su entrada en vigor. Según los últimos estudios realizados, de seguir con el nivel de emisiones que tenemos a día de hoy, en el año 2100 la temperatura del Planeta podría aumentar en 4'9 grados. Estos mismos estudios advierten que, para evitar consecuencias catastróficas, en ese año no deberíamos superar los 2ºC de más. El deshielo, el aumento del nivel del mar, las emisiones de CO2, las sequías y las catástrofes naturales ya no son ciencia ficción, son un problema que tenemos encima y a nuestra generación le toca ponerle freno. Como Humanidad, nos jugamos mucho en esta Cumbre de París. Cierto es que como Humanidad dejamos bastante que desear y puede que en el año 2100 las guerras hayan hecho ya muchísimo más daño que el cambio climático, pero no podemos fracasar en esto también. De los países participantes, 177 ya se han comprometido a tomar medidas, estando en sus manos el 95% de las emisiones mundiales. Entre ellos, la Unión Europea es la potencia que más en serio se está tomando el asunto, apoyando incluso que las decisiones que se tomen en París tengan un carácter vinculante, algo a lo que se niegan Estados Unidos o China. Evidentemente esto es un problema de todos, pero no es momento de mirar para otro lado, cada uno debemos preguntarnos qué podemos hacer por nuestro Planeta, en nuestro día a día, en nuestras costumbres. Ya no se trata de apagar la luz media hora un día al año, debemos tomar medidas y cuanto mayores sean, mejor.

Para más información sobre el cambio climático, podéis consultar la web del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC)

Más información sobre las actividades de la Asociación Sevilla+Verde en su Blog (enlace)

1 comentario:

Giraldillo dijo...

Genial el post y genial que te unieras a esta maravillosa experiencia. Poco a poco con ayuda de personas como tú vamos consiguiendo que los alrededores de Sevilla vayan siendo un poquito más verdes, algo que tanto necesitamos por nuestro clima caluroso. Gracias.