Páginas

miércoles, 25 de noviembre de 2015

La cultura como imagen de marca para Sevilla

Castillo de San Jorge

El lunes me preguntaba qué necesita una ciudad como Sevilla para atraer nuevas iniciativas culturales que sumen metros cuadrados expositivos. Llegaba a la conclusión de que la Cultura atrae a la Cultura y teniendo en cuenta que Sevilla posee una variada red de equipamientos culturales le he dado una vuelta de tuerca más al asunto para indagar en algunas mejoras que se podrían llevar a cabo en nuestros espacios culturales para ser más atractivos. ¿Con el objetivo de atraer fundaciones o entidades culturales? Puede ser una consecuencia, pero el principal fin es engrasar la maquinaria cultural sevillana para que seamos más atractivos tanto para el público local como para el visitante.



'Lloviendo cántaros'. Intalación de MP&MP Rosado en Fundación Madariaga

Lo primero que hay que hacer si queremos ser una capital cultural es vendernos como tal. Y eso significa divulgar, difundir y dar a conocer la agenda cultural de la ciudad más allá del socorrido Giraldillo. Sin necesidad de inventar nuevos equipamientos culturales, los que tenemos ya están ahí y cuesta un dinero mantenerlos abiertos, ¿no sería preferible que estuvieran llenos de gente que vacíos? Démoslos a conocer, organicemos actividades que atraigan al público, conectemos con el visitante para que los sientan suyos.

Comunicación, comunicación y comunicación. Pilar fundamental y uno de nuestros principales talones de Aquiles. ¿Sabías que el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo está celebrando su XXV aniversario? ¿Por qué no está la ciudad llena de banderolas y muppis con la información? Si el Museo de Bellas Artes organiza un par de exposiciones al año, ¿tanto cuesta que aparezca en todas partes para que nadie se las pierda? No podemos esperar a que la gente se interese, hay que ir a buscarla. Y para ello es fundamental estar en Internet y sobre todo en redes sociales, es la manera más económica y rápida de crear comunidad. ¿A que te has enterado de que en Madrid hay una exposición sobre Ingres? Ahora contesta a la siguiente pregunta sin buscarlo: ¿qué exposición hay ahora mismo en nuestro Bellas Artes?

Patio de la Casa de Pilatos
La unión hace la fuerza. Esto es fundamental y para ello hay que empezar a dejar de lado personalismos. No tiene mucho sentido que en nuestra ciudad no exista, por ejemplo, algo que aglutine a todas las galerías de arte o una marca común para difundir las Casas palacio abiertas al público. En este sentido lo único que existe es Escenarios de Sevilla, plataforma de la que forman parte la mayoría de teatros independientes de la ciudad y que incluso ha puesto en marcha una tarjeta de amigo con la que beneficiarse de descuentos. Pero hasta en algo tan positivo no están los teatros públicos. ¿Os imagináis una entrada conjunta que te permitiera visitar Casa Pilatos, Palacio de Lebrija, Salinas, Pinelo y Dueñas? ¿Y si todas las galerías de la ciudad inauguraran el mismo día para fomentar una ruta cultural que te permitiera visitar varias galerías y conocer las últimas propuestas artísticas de la ciudad? ¿Y una red de librerías? Aunando fuerzas se llega mucho más lejos.

Hablando de colaboración. El ascenso cultural de Málaga es innegable, ¿cuánto vamos a tardar en establecer sinergias con nuestra vecina de la Costa del Sol? ¿Por qué no trabajan en proyectos paralelos el CAAC y el CAC? El Museo de  Bellas Artes de Málaga lleva años cerrado, ¿por qué no hemos podido ver en nuestro Bellas Artes una exposición temporal con sus mejores piezas? Compartamos experiencias, seguro que sacamos muchos aspectos positivos. Y lo mismo con Córdoba, Granada o Cádiz, por no hablar de colaboraciones con otras capitales españolas como Valencia, Bilbao, Zaragoza, Madrid o Barcelona. No seamos únicamente receptores de exposiciones en carpas, tenemos museos, trabajemos en proyectos comunes.

Museo de Artes y Costumbres Populares

Todos estos pasos requieren de uno mucho mayor, la apuesta firme y decidida del Ayuntamiento por crear una marca cultural en torno a la ciudad de Sevilla. Y para ello hay que empezar barriendo en casa, solucionando los múltiples problemas del Centro de la Cerámica, el del Mudéjar, el Castillo de San Jorge o el Antiquarium. Estos espacios llevan años a la deriva y no todo se puede achacar a la tasa de reposición cero que impide la contratación de personal. El ICAS está trabajando en establecer un plan a largo plazo de políticas culturales, pero mientras se aprueba, estos espacios necesitan una solución. Volvemos a lo del principio, si ya están abiertos, haz lo imposible para mantenerlos vivos porque para que estén como están, lo mejor es cerrarlos, al menos se ahorrará una parte del presupuesto que se podría destinar a otras cosas. 

Quizás mejorando todos estos puntos Sevilla se convierta en una capital cultural atractiva que despierte el interés de entidades y fundaciones nacionales e internacionales. Por población y volumen de visitantes somos un punto importante, sólo hay que aprovechar ese poder para captar las miradas. El Ayuntamiento pretende dar uso a toda una serie de edificios vacíos repartidos por la ciudad, si somos un foco cultural importante, quién sabe, lo mismo se despierta el interés por instalarse en Artillería, las naves de San Jerónimo o Altadis. Desde luego si nadie sabe que existen estos edificios más allá de la SE30 poco interés van a despertar. Y para generar ese interés debemos empezar nosotros, ciudadanos y gestores, a mostrarlo y a luchar por nuestros espacios culturales.

1 comentario:

nini desempleado dijo...

Estoy contigo, excelente propuesta.