Páginas

viernes, 11 de julio de 2014

La calle Avicena se recalienta al sol


La calle Avicena mostraba hasta hace unos meses el aspecto que vemos en la imagen superior, con plátanos de sombra en uno de los acerados y tipuanas en la parte de los bloques de viviendas. Hasta que a finales de noviembre del año pasado el Ayuntamiento decidió talar todas las tipuanas alegando que era "estrictamente necesario". El brutal arboricidio fue denunciado por diferentes entidades, asociaciones y medios de comunicación, pero de nada sirvió y el Ayuntamiento arrasó con la masa verde de la calle (aunque en una nota de prensa negara que se hubieran talado los árboles). Posteriormente, seguramente por las quejas, se plantaron nuevos árboles, concretamente perales ornamentales.


La imagen que muestra hoy la calle es quizás comprensible en una ciudad del norte del país, pero no en Sevilla donde se alcanzan en verano los 40 grados con facilidad. Lo que era una calle sombreada se ha convertido en un desierto, los vecinos de estos bloques de viviendas deben estar sufriendo en primera persona los efectos del recalentamiento de sus casas. Además, de los 29 perales que se plantaron, siete ya se han muerto víctimas de la falta de mantenimiento. Unos meses después, la calle Avicena muestra un aspecto desolador... y encima con Zona Azul, dejar el coche a pleno sol debe ser una delicia. Un 0 para el Ayuntamiento y su política sostenible y medioambiental


1 comentario:

Giraldillo dijo...

Para llorar, tremendo...