Páginas

domingo, 29 de junio de 2014

Un museo digno de elogio

Las lágrimas de San Pedro. Bartolomé Esteban Murillo 

Con la incorporación a su colección de 'Las lágrimas de San Pedro' de Bartolomé Esteban Murillo, la Fundación Focus hace de su Centro Velázquez un tesoro que puede competir por la calidad de sus obras y artistas representados con instituciones de medio mundo. Dos murillos, tres obras de Velázquez, dos piezas de Zurbarán y otras tantas de Pacheco, Martínez Montañés, Cavarozzi o Herrera el Viejo convierten al Hospital de los Venerables en una visita obligada para los amantes del arte, no sólo por la colección que atesora, sino por el propio edificio, diseñado por Leonardo de Figueroa y cuya iglesia está decorada con obras de Valdés Leal, su hijo Lucas Valdés y Pedro Roldán. Lo mejor del barroco sevillano está representado en la Fundación Focus Abengoa.



Santa Catalina. Bartolomé Esteban Murillo 

La labor de mecenazgo llevada a cabo por Abengoa y su Fundación en los últimos años ha permitido no sólo la exhibición en Sevilla de importantes exposiciones temporales como la de Murillo y Justino de Neve o la dedicada a la Antigüedad en Andalucía, sino la recuperación de un patrimonio de incalculable valor, tanto económico como sentimental. El germen de esta política de adquisiciones empezó con el delicioso retrato de Santa Rufina de Velázquez y el acuerdo de cesión de varias obras por parte del Ayuntamiento de Sevilla y el Arzobispado. A ella le siguieron otras obras como la Inmaculada también de Velázquez, la Santa Catalina de Murillo, que perteneció a la iglesia del mismo nombre o este último San Pedro, que estuvo en la iglesia del Hospital de los Venerables. Ambas piezas de Murillo fueron víctimas de la rapiña francesa cuando se asentaron en la ciudad durante la invasión napoleónica y el mariscal Soult fue iglesia por iglesia y convento por convento robando todo cuanto tenía interés artístico. El regreso de estas piezas a Sevilla es un acto que la ciudad jamás podrá honrar lo suficiente.

Inmaculada. Diego de Velázquez 

La magnífica colección y el soberbio edificio que la atesora siguen siendo, sin embargo e incomprensiblemente, grandes desconocidos tanto para los sevillanos como para los visitantes foráneos. Una colección así debería estar en boca de todos y ser el orgullo de la ciudad. En este desconocimiento todos tenemos parte de culpa, los ciudadanos por no interesarnos lo suficiente por nuestra historia y los tesoros que se esconden en nuestros museos y la propia institución por la escasa difusión que realiza. Esta nueva incorporación debería servir para relanzar este Centro como un imprescindible de la cultura sevillana, un espacio en el que conocer uno de los períodos artísticos más importantes de la ciudad cuando sus artistas lograron fama mundial por la calidad de sus obras.

Santa Rufina. Diego de Velázquez

Información y horarios del Centro Velázquez (enlace)

4 comentarios:

AJesús JB dijo...

Impresionante labor de mecenazgo de la Fundación Focus-Abengoa. Pero claro, los sevillanos solemos olvidar las maravillas que nuestro patrimonio tiene, no sólo olvidar sino defenestrar e incluso descuidar...

En fin, la vuelta de esta genial composición es una alegría para la ciudad, o al menos lo debería ser, porque es una noticia que hace subir un poco más la categoría cultural de la vieja Híspalis.

http://desdeelbalcondelosalcores.blogspot.com.es/2014/06/san-pedro-penitente.html

Sergio Harillo dijo...

Hace falta una mayor labor de difusión en nuestras instituciones culturales. Los museos, teatros y centros culturales sevillanos tienen una gran asignatura pendiente: interactuar con la ciudadanía. En otras ciudades es frecuente que las instituciones culturales tengan un papel mucho más activo en el día a día de la ciudad, aquí son convidados de piedra que únicamente aparecen en los medios cuando se inaugura alguna exposición o en casos puntuales.

Saludos!

Carlos Jiménez Juan dijo...

Totalmente de acuerdo con usted Sergio. Yo personalmente sigo en Twitter al Museo del Prado y es espectacular la forma de difundir el Arte que poseen, de forma cercana para que todo el mundo se sienta atraído, pero también de una manera más específica para especialistas. Organizan semanalmente Conferencias, Mesas Redondas, etc... y de todo eso se entera la gente. Por no hablar de las magníficas exposiciones temporales, como la que están llevando a cabo ahora mismo sobre "El Greco y la pintura moderna".

Los Museos sevillanos dejan mucho que desear en cuanto a difusión. Un ejemplo: la página web lamentable de nuestro Museo de Bellas Artes y de la mayoría de entes culturales de nuestra ciudad. Sólo se salva la web del Alcázar, porque la de la Catedral también deja mucho que desear.

Museos como el Naval de la Torre del Oro, el Militar de la Plaza de España y el Archivo de Indias apenas tienen información en la red.

Y lo peor de todo es que a nadie le preocupa, ni tiene visos de mejorar.

Coincido con usted cuando dice que en esta ciudad no hay una hoja de ruta clara en lo que a Cultura se refiere, vamos poniendo parches según las ocurrencias del político de turno.

Un saludo y enhorabuena por el Blog, lo sigo a diario.

Sergio Harillo dijo...

El caso de los tres grandes museos sevillanos es digno de estudio. Su gestión está tan centralizada, tan dirigida desde la Junta de Andalucía, que el personal que trabaja en ellos apenas tiene margen de maniobra. En ese afán por no diferenciar nada, que todo sea igual, que nada sobresalga, ni siquiera tienen webs propias, forman parte todos de un portal general donde lo mismo encontramos Baelo Claudia que el Bellas Artes de Sevilla.

Cada espacio debería contar con sus propios medios para hacer la difusión que estimen oportuna y por supuesto, gozar de independencia económica, no tiene sentido alguno que los museos y conjuntos arqueológicos andaluces no tengan un presupuesto propio (a excepción del Museo Picasso y el CAAC).

Queda tanto por mejorar en la gestión de la Cultura en nuestra región, tanto por hacer, que es frustrante ver cómo pasan los años y no se hace prácticamente nada.

Celebro que le guste el Blog y le animo a aportar su opinión y experiencia siempre que lo desee.

Saludos!