Páginas

miércoles, 26 de febrero de 2014

De Jardín Americano a estercolero


El domingo 11 de abril del año 2010 abría sus puertas de nuevo el Jardín Americano tras una profunda remodelación que lo salvaba de la desidia en la que había permanecido desde el cierre de la Exposición Universal de 1992. Cuando estamos a punto de celebrar el cuarto aniversario de este acontecimiento, el panorama en el Jardín Americano es desolador. Durante un tiempo se encargó de su mantenimiento la Fundación Naturalia XXI que no sólo velaba por el ecosistema del Jardín sino que organizaba todo tipo de actividades en su interior. Pero esta idílica situación duró poco ya que en el verano de 2012 el Ayuntamiento decidía eliminar la Fundación, aduciendo que del mantenimiento se podía ocupar Parques y Jardines y que no era necesario contar con un ente específico para las zonas verdes de la Cartuja. ¿Y qué ha pasado desde entonces? Pues lo que suele ocurrir en esta ciudad, que el abandono, la desidia y el vandalismo han convertido el maravilloso jardín botánico en un erial repleto de basura. Demos un paseo por el Jardín Americano empezando por lo más importante, la situación de los ejemplares vegetales que atesora: plantas pisoteadas, árboles arrancados, especies arrasadas...







No ha corrido mejor suerte el mobiliario público. Caminos impracticables, papeleras arrancadas, barandillas que suponen un peligro para la integridad de las personas.




La ciaboga, la que fuera parte del bello canal que recorría esta zona hasta desembocar en el Lago de España durante la Expo, no es más que un barrizal nauseabundo. 




Las pintadas, que no falten, al igual que los destrozos.





Y por supuesto, qué sería de nuestros parques y calles sin la basura.





Las especies vegetales subsisten como pueden en las diferentes zonas en que se divide el Jardín. Ya apenas quedan paneles explicativos y los únicos que sobreviven son los árboles ya que sin mantenimiento, lo que antes eran arriates repletos de plantas y flores hoy son descampados de tierra.




Esto es una auténtica vergüenza. Para tener esto, casi sería preferible que el Jardín Americano jamás se hubiera abierto al público de nuevo, al menos se habría preservado el ecosistema que se creó allí durante años. El Ayuntamiento decidió a principios del mandato externalizar el mantenimiento de las zonas verdes y parques de la ciudad, se buscaba, decían, una mejor gestión y ahorro de costes. El resultado es el que vemos, millones y millones de euros que se pagan a empresas privadas que lo único que hacen es barrer de vez en cuando, mutilar los árboles para que no se desarrollen mucho y poco más. Un ejemplo más del nefasto resultado de la privatización de servicios cuando no hay un seguimiento por parte de la Administración. Desde aquí pido que se vuelva a cerrar el Jardín Americano, ya que somos incapaces de mantenerlo, al menos que no siga siendo pasto del vandalismo. Que le pongan un muro alrededor y cuando lleguen generaciones futuras más respetuosas y concienciadas con el Medio Ambiente que se encarguen de su recuperación porque nuestro fracaso como sociedad es evidente.

6 comentarios:

Manuman dijo...

Me he quedado impresionado con el reportaje. Y triste.

Daniel Calderón Portillo dijo...

Realmente patético. Paso a diario prácticamente por allí y el abandono es notorio. Además del vandalismo, aquella zona es un botellódromo permitido y conocido por el ayuntamiento.

Deberíamos hacer algo, recoger firmas, hablar con alguna organización de algún tipo para que ayude a organizarnos, no sé, lo que sea por intentar salvarlo.

He meneado la noticia para darle difusión: http://www.meneame.net/story/jardin-americano-estercolero/c01

Daniel Calderón Portillo dijo...

Otra relacionada: https://www.change.org/es/peticiones/zoidoalcalde-exigimos-al-ayuntamiento-de-sevilla-que-frene-la-ruina-del-jardín-americano

Necrotikka dijo...

Yo paseo casi a diario por allí y es una vergüenza y eso qje no he llegado a conocerlo en buenas condiciones. Aparte de la basura y del maltrato que sufren plantas y mobiliario la gente lo utiliza como viviendo y por consiguiente como baño público. Es asqueroso en todos los sentidos. Está sucio, feo y muchas veces huele mal y lo peor es que podría estar precioso porque es impresionante lo grande que es y los canales que tiene. Como ya he dicho, una vergüenza :(

Tomas Tom Tom dijo...

Alucino.... un año sin pasarme por ahí y esto es un desastre. Triste tambien

NACHOPS2 dijo...

Yo fui hace relativamente poco tiempo y no me dio esa impresión, fue por noviembre, tenía mejor aspecto.

Esta claro que en unos meses, se puede ir todo de las manos y echarse a perder, una pena.