Páginas

jueves, 12 de diciembre de 2013

El color llega al Muelle de Nueva York


Cuando Antonio Barrionuevo diseñó la remodelación del muelle de Nueva York para convertirlo en un paseo ajardinado incluyó dos elementos que finalmente fueron postergados por el Ayuntamiento, un mosaico que mostrara el recorrido del río Guadalquivir desde su nacimiento hasta su desembocadura y una galería para artesanos. Concluidas las obras, el Ayuntamiento decidió llevar a cabo ambas ideas pero convocando concursos independientes. Mientras que la galería de artesanos todavía no está definida a pesar del interés municipal por trasladar a los artesanos del Postigo, el mosaico es ya una realidad y desde hace unos días se está instalando en la parte más cercana al Palacio de San Telmo, justo debajo de las paradas de los autobuses metropolitanos.


Habida cuenta de la suerte que corre la cerámica en nuestra ciudad (continuos destrozos en Plaza de España, Plaza de América, glorieta de Luis Montoto en el Parque de María Luisa o el mural Verbo America por citar los ejemplos más recientes) habrá que cruzar los dedos para que esta intervención no se convierta en un nuevo referente para el vandalismo. Por muy interesante y estética que sea la idea, ¿puede Sevilla permitirse tener este tipo de cosas en la calle?

No hay comentarios: