Páginas

martes, 22 de octubre de 2013

El Acuario de Sevilla abrirá sus puertas en abril de 2014



Aquagestión ha presentado esta mañana su proyecto para el Acuario de Sevilla, un recinto turístico y cultural que abrirá sus puertas al público el próximo mes de abril. Con 4.000 metros cuadrados, el nuevo equipamiento del Muelle de las Delicias pretende alcanzar la cifra de 600.000 visitantes en su primer año gracias al atractivo de su tanque de tiburones y sus 54 peceras que recorrerán diferentes ecosistemas, desde el Guadalquivir hasta el Caribe.



Vestíbulo de acceso 

Acceso a la zona visitable con el ecosistema del Guadalquivir

La temática principal del Acuario será el viaje al Nuevo Mundo, emulando la travesía que hacían las flotas de Indias desde el Puerto de Sevilla en la época dorada del Imperio español. A través de los diferentes tanques de agua y el montaje expositivo, el visitante conocerá la flora y la fauna del Guadalquivir, las marismas andaluzas, el Océano Atlántico y el Mar del Caribe. El epicentro del edificio será el tanque de tiburones, uno de los más profundos de Europa con nuevo metros de altura y que servirá de telón de fondo del auditorio.

Zona de acuarios donde se representará el Mediterráneo y las Islas Canarias 

Instalaciones internas de los acuarios

Aquagestión se encarga ya de los acuarios de Gijón, Lanzarote, Getxo, Zaragoza y O Grove, de donde provendrán los más de 10.000 ejemplares de entre 400 y 500 especies que poblarán el Acuario de Sevilla. La empresa, con doce años de experiencia en la explotación de este tipo de equipamientos, pretende hacer de este recinto no sólo un lugar de exposición, sino un centro de investigación por lo que buscará la colaboración de la comunidad científica para desarrollar diferentes actividades y proyectos.

Tanque de tiburones visto desde el Auditorio 

Auditorio. Se prevé su acondicionamiento y explotación en una segunda fase del proyecto 

Vista del pasillo acristalado que atravesará el tanque de tiburones

El proyecto, presupuestado en seis millones de euros, creará unos 30 puestos de trabajo una vez abra sus puertas. Para ello se han reutilizado las instalaciones levantadas hace unos años en el Muelle de las Delicias por las anteriores empresas que intentaron sacar adelante el Acuario.

 Rampa de acceso al nivel inferior del Acuario donde continuará la exposición

El objetivo principal del Acuario de Sevilla es la educación, divulgación y conservación de los océanos por lo que ya se están preparando una serie de actividades que ayuden a concienciar al visitante de la importancia de nuestros mares y océanos, educando en el respeto de los ecosistemas marinos.


La zona visitable del Acuario de Sevilla se concentrará en las plantas principal y sótano donde también se situarán una serie de servicios que contribuyan a la rentabilidad del mismo, como salas de exposiciones temporales, un auditorio, cafetería / restaurante y tienda de recuerdos, así como un centro de documentación especializado donde se podrá obtener información sobre los diferentes ecosistemas marinos.


El edificio se dividirá en tres plantas. En la planta principal se encontrarán los accesos, las taquillas y el vestíbulo que dará directamente al gran tanque central con 3.000 metros cúbicos de agua donde estará el oceanario. Desde el vestíbulo también se podrá acceder a la tienda y al auditorio, con 250 localidades y que está previsto en una segunda fase.


A través de una rampa se accederá a la planta inferior, donde estará la mayor parte del recorrido expositivo, que alternará acuarios (un total de 54) y material expositivo que permitan recrear el viaje de las flotas de Indias. En esta zona estará también todo el área con las instalaciones de ingeniería necesarias para el correcto funcionamiento del Acuario. Por último, en la planta superior estarán las oficinas, la zona pedagógica con aulas y talleres y la cafetería / restaurante con vistas al río Guadalquivir.

Aquagestión es la cuarta empresa que trabaja en el Acuario del Muelle de Las Delicias y parece que estamos, al fin, en la recta final de un proyecto que se remonta a 1997. Gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Sevilla, la Autoridad Portuaria y la Junta de Andalucía ha sido posible sacar adelante un proyecto que llevaba demasiado tiempo enquistado. La actual adjudicataria del complejo ha decidido centrarse en el principal atractivo del Acuario, los peces, por lo que de momento se ha descartado la idea de utilizar los espacios exteriores para aumentar el recorrido expositivo como planteó la última empresa. En cuanto al diseño exterior del edificio, se ha buscado la mayor funcionalidad y el menor coste recuperando una imagen similar al primer proyecto.

Crucemos los dedos para que esta vez salga todo bien y en abril tengamos una inauguración a la que asistir.

5 comentarios:

fudet dijo...

Me alegro de que el proyecto vuelva a ponerse en marcha, esperemos que sea el definitivo. Aunque no entiendo muy bien el entusiasmo de todos los medios en los que he leido la noticia, ya que no deja de ser la tercera o cuarta empresa que se hace cargo del proyecto y no se que tipo de garantías habrá dado Aquagestion, que la diferencie de las anteriores.

Es una pena que el acuario de la ciudad esté teniendo tantos problemas para terminarse.
Espero que ésta sea la definitiva y el acuario ayude a potenciar una zona bastante desaprovechada y olvidada por los ciudadanos.

Por cierto, gran artículo. Echaba de menos tus macrorreportajes ;)

Álvaro dijo...

seguramente estará chulo pero he oído en la radio que el precio para adultos son 14 euros, me parece un poco alto.

Sergio dijo...

fudet, una de las garantías es que la financiación está garantizada gracias a la participación de la Agencia IDEA de la Junta de Andalucía que ha concedido una ayuda por la mitad del coste de la construcción.

Estoy contigo en que el Acuario puede ayudar a solventar el relativo aislamiento del Muelle de las Delicias, a ver si por fin se integra en la ciudad esta zona urbana. Aunque me da la impresión de que parte de la "culpa" es de la propia urbanización, demasiado dura, el Muelle de Nueva York ha sido todo un éxito, al igual que el nuevo Parque de San Jerónimo. Supongo que será cuestión de diseño, porque por lejanía, San Jerónimo está mucho más lejos.

A ver si empieza a haber más movimiento en la ciudad y puedo hacer más reportajes de este tipo :)

Álvaro, en la visita creo que no se dijo nada de precio de entrada, lo de los 14 euros era el precio que barajaba una de las anteriores empresas. Me imagino que lo mantendrán. No creo que sea un precio excesivo por una visita de 90 minutos de duración, pero claro, ante la situación económica actual, a muchos (porque me incluyo) nos parece caro hasta comprar un paquete de pipas. Cuando cuesta llegar a fin de mes, el ocio es lo que más cuesta mantener.

Saludos!

fudet dijo...

Entiendo y creo que es necesario que las administraciones públicas tengan que velar por las ofertas culturales, de ocio... de una ciudad. Pero es desesperanzador comprobar que una iniciativa privada, sin ayuda de las administraciones públicas, no pueda sacar adelante este tipo de proyectos (Vease el caso de Andalucía de los Niños).

En cuanto al supuesto precio de la entrada, habría que ver cuánto cuesta la entrada en otras ciudades. Estoy de acuerdo contigo en que no es un precio desorbitado para el tipo de centro, pero si creo que un precio más reducido animaría al público a repetir la visita más a menudo

Sergio dijo...

He estado mirando el precio de otros acuarios españoles y la verdad es que el de Sevilla, si se fija el precio en 14 euros, no sería nada caro.

La entrada de adulto en el Acuario de Zaragoza cuesta 14 euros, el mismo precio que el de Gijón (que por cierto, es de la misma empresa que el de Sevilla), pero tiene diferentes descuentos.

El de Palma de Mallorca es bastante más caro, 23'50 euros, si bien es cierto que para residentes el precio baja hasta los 17'50 euros.

A otro nivel (por tamaño) están los acuarios de Barcelona (20 euros) y el Oceanográfico de Valencia, que en realidad es todo un complejo dedicado a los mares y que cuesta 27'90 euros.

Por último, por comparar con otro acuario cercano, aunque fuera de nuestro país, el Oceanario de Lisboa cuesta 13 euros.

Eso sí, todos tienen múltiples ofertas y descuentos para niños, grupos, mayores de 65...

Habrá que esperar a ver la oferta del Acuario sevillano para comprobar si merece la pena o no pagar ese precio, pero por comparativa con otros espacios similares, no es excesivamente caro.

Saludos!