Páginas

jueves, 23 de mayo de 2013

La crisis de un Plan General pensado para otro tipo de ciudad


El actual Plan General de Ordenación Urbana preveía una pasarela peatonal junto al Pabellón de la Navegación que favoreciera el tránsito ciudadano desde el centro histórico hacia el complejo de Puerto Triana. Como otros muchos proyectos, el nuevo puente entraba dentro de una concepción más humana de la ciudad, un modelo que buscaba favorecer la calidad de vida por encima del tráfico privado. Lamentablemente, con el cambio político en el Ayuntamiento este modelo de ciudad se ha abandonado por completo para retroceder a políticas desarrollistas que van en contra de lo que se está haciendo en otras ciudades europeas.

Lo que iba a ser una pasarela peatonal se quiere sustituir por un puente para el tráfico rodado de cuatro carriles que acabará, para siempre, con la imagen que tenemos hoy en día del Pabellón de la Navegación y la Torre Schindler. Según el Consistorio, este nuevo puente (aún habrá que ver de dónde se saca el dinero para pagarlo) permitirá solucionar los problemas de tráfico que ocasionará la puesta en marcha del complejo Puerto Triana. Lo que no explica el Ayuntamiento es qué tráfico se pretende solucionar con dicho puente ya que el nuevo vial llevará de ningún sitio a ninguna parteal conectar una calle secundaria como es el Camino de los Descubrimientos con Torneo, por lo que quizás el problema que se genere sea incluso más dramático que lo que se pretende solucionar. ¿Por qué? Pues porque habrá que crear una rotonda de acceso al puente en Torneo, con la consecuente reducción de carriles y entorpecimiento del tráfico. En lugar de fomentar otro tipo de transporte colectivo y público, se genera una mayor presión motorizada sobre una Isla de la Cartuja que ya tiene serios problemas en este sentido.

Los primeros pasos para aprobar este puente se dieron ayer en la Gerencia de Urbanismo. El Ayuntamiento está intentando cambiar por completo el sentido del Plan General con la excusa de que impide el crecimiento económico de la ciudad. Este extremo es muy discutible y más cuando hay proyectos que se vendieron como importantísimos para la ciudad y que, a pesar de contar con el beneplácito del PGOU, no se han llevado a cabo, como el nuevo Decathlon junto al Estadio Olímpico o la construcción de un nuevo Pabellón de Deportes para el Europeo de Baloncesto. ¿El problema es el PGOU o la falta de financiación? 

Es evidente que Sevilla está avanzando hacia un modelo de ciudad diferente. Es hasta cierto punto entendible que el actual equipo municipal tenga otra idea de cómo hacer ciudad, pero lo que no se entiende es que no se explique hacia dónde quieren ir y cómo. Si quieren un nuevo PGOU, que hagan uno nuevo, pero que se dejen de cambios y parches porque al final saltarán las costuras y el Plan quedará tan desvirtuado que no tendrá sentido mantenerlo. Lo mismo ocurre con el aparcamiento de la Alameda de Hércules (cualquier ciudad europea rechazaría ese proyecto) y otras medidas que se están aprobando y que, aunque se vendan como positivas, lo único que hacen es empeorar la calidad de vida de los sevillanos. Que hacen falta aparcamientos, quizás, pero cuando sigue habiendo plazas vacías en algunos de ellos, a lo mejor es que hay que bajarle el precio para que la gente aparque en ellos, no construir nuevos.

Por todos estos motivos, llama poderosamente la atención que luego se vendan noticias como el nuevo autobús híbrido que está usando Tussam. No tiene sentido que por un lado se venda la imagen de una ciudad moderna y sostenible cuando se toman medidas como la construcción de un aparcamiento en la Alameda o el nuevo puente para tráfico rodado en la Cartuja. Son cosas tan incompatibles que demuestran la falta de un proyecto de ciudad claro y concreto.

7 comentarios:

fudet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sergio dijo...

Una pena que hayas eliminado el comentario porque había algunos temas que quería aclararte :)

Saludos!

fudet dijo...

Lo siento, será que vivo el problema del tráfico desde "el otro lado" como conductor de un coche privado, pero noto un poco de demagogia en este artículo (Bastante politizado, todo sea dicho). Con esto no quiero defender a ningún partido político pero, que la única referencia a los partidos de la oposición sea "favorecer la calidad de vida por encima del tráfico privado" para, a continuación, enumerar todas las atrocidades que está haciendo el actual partido en el poder a mi me parece demagógico y partidista.
Está claro que el problema del tráfico en la ciudad, y en especial en algunas zonas como ocurre con La Cartuja, hay que solucionarlo pero no creo que fomentar un transporte público en detrimento del tráfico privado cuando el público tiene tantísimas carencias, sea realista.
En los últimos años se han aumentado los km de carril bus (quitandole los carriles a los usuarios del tráfico privado), se han creado nuevas lineas y se ha conseguido que la gestión de TUSSAM deje de ser ruinosa. El número de usuarios de Sevici sigue aumentando... Así que no creo que el plan del ayuntamiento sea boicotear el transporte público.
En cuanto a otros proyectos beneficiosos para la ciudad ahora abandonados, hasta donde yo se (Corrigeme si me equivoco, por favor) la Junta y el Ayuntamiento se pasaban la pelota el uno al otro alegando que el otro era el responsable de autorizar el proyecto del nuevo Decathlon, hasta que este último se cansó de esperar y abandonó el proyecto. Por tanto, los responsables son ambas administraciones y no solo una. En cuanto a lo de construir un nuevo Pabellón deportivo solo y exclusivamente para un evento en concreto sin tener en cuenta las necesidades futuras de la instalación me parece una barbaridad. Ahí tenemos un Estadio "Olímpico" que se cae a trozos y en el que el término infrautilizado se le queda corto.
Por cierto, no quiero dejar pasar la oportunidad de felicitarte por el estupendo trabajo que haces con este Blog.
Un abrazo!

fudet dijo...

Listo! Se me habían escapao muchas faltas ortográficas y me dolían los ojos al verlas ;)

Sergio dijo...

A ver, voy a intentar responder a las cuestiones que planteas. No creo que mi discurso sea demagógico, no manipulo nada, simplemente doy mi opinión en defensa de un Plan General de Ordenación Urbana que, creo, planteaba una ciudad mejor que la que tenemos ahora.

Te recuerdo que el actual PGOU se aprobó en 2006 por unanimidad, es decir, lo aprobaron PSOE, PP e IU, por lo tanto, no ensalzo la labor de un partido político por encima de otro ni hago referencia a la oposición. Los tres partidos lo aprobaron por lo que fue el Ayuntamiento, en pleno, el que aprobó este documento hace 7 años.

Hago referencia a proyectos como el del Decathlon o el Pabellón de Deportes no porque esté a favor de ellos, sino para reflexionar sobre el asunto de que Sevilla esté paralizada "por culpa" del PGOU, como sostiene el actual equipo de Gobierno. Esos dos proyectos no han salido adelante por diferentes motivos, ya sea falta de inversión o disputas con otras administraciones, pero lo cierto es que no han salido adelante. Por tanto, ¿es cierto que el PGOU esté estancado a la ciudad? Yo creo que no, simplemente estamos en un momento económico nefasto y delicado, pero no por ello podemos desatender el futuro de la ciudad y abrir la puerta a proyectos que, en mi opinión, son negativos para la misma. Es el caso del aparcamiento en la Alameda de Hércules, construir un aparcamiento ahí convertiría la calle Calatrava en un cuello de botella al estilo de la inhumana calle Baños.

Es cierto que el tráfico privado debe ser tenido en cuenta, faltaría más, pero si estamos hablando de mejorar el tráfico, no se entienden medidas como la eliminación del sentido único en Luis Montoto o la reducción de carriles en la Isla de la Cartuja para crear aparcamientos. Es incongruente lo uno con lo otro.

Por último, sólo una última puntualización, ni el Olímpico se cae a trozos ni está infrautilizado, es más, lleva un par de años dando beneficios. ¿Que no se utiliza todo lo que quisiéramos? Quizás, pero es lógico cuando no tienen su sede en él equipos de fútbol que lo llenen una semana sí, otra no.

Espero haberte aclarado mi postura, no pretendía ser demagógico ni partidista, simplemente me apena conocer cómo se gestionan otras ciudades europeas y ver que en Sevilla vamos en la dirección contraria.

Saludos!

fudet dijo...

De acuerdo en (casi) todo, ahora me queda más claro todo :)
La verdad es que es se echa de menos un auténtico proyecto, coherente y bien definido en todas las administraciones, aunque creo que hay que ser muy cauto en idealizar la gestión de otras ciudades. Hasta que no se vive en ellas no se ven los verdaderos defectos

Sergio dijo...

Esa es la pena, que el PGOU plantea un modelo de ciudad que fue aprobado por todos los grupos políticos, pero luego, a la hora de la verdad, ninguno lo cumple. El anterior equipo municipal por llevar a cabo medidas sin contar con la ciudadanía y sin justificarlas y el actual por no saber muy bien cómo gobernar una ciudad con un millón de habitantes en su conjunto (ciudad + área metropolitana).

Estoy de acuerdo contigo en que desde fuera se ven siempre mejor las cosas, pero cuando ves las políticas que están tomando otras ciudades y ves lo que se hace aquí.... Luego pasa lo que pasa, que ves como al alcalde de Bilbao lo nombran el mejor alcalde del mundo o que Vitoria es una de las ciudades más premiadas por sus políticas sostenibles y echas en falta algún reconocimiento para nuestra ciudad.

Saludos!