Páginas

domingo, 3 de marzo de 2013

El Ayuntamiento remodelará el Paseo Juan Carlos I


El Ayuntamiento de Sevilla ha informado en nota de prensa de que a partir de esta misma semana se va a proceder a remodelar, por fases, el Paseo Juan Carlos I. La actuación se desarrollará entre la pasarela de La Cartuja y el Puente del Alamillo, más de dos kilómetros de paseo que, a pesar del gran uso ciudadano que tiene, presenta a día de hoy una imagen de lo más lamentable.

El acondicionamiento paisajístico de la ribera del Guadalquivir incluye la actuación sobre el arbolado existente, realizándose "podas severas" en algunos ejemplares (miedo me da esa palabra tratándose del Ayuntamiento de Sevilla y su nulo tacto a la hora de cuidar los árboles) así como la sustitución de ejemplares secos y la plantación de nuevas especies como cipreses, ginkgos, una especie muy longeva, muy estimada como ornamental, especialmente por sus tonalidades otoñales y cocos plumosos, palmera exenta hasta ahora de enfermedades y plagas, de bajo coste de mantenimiento y que dará una cierta nota exótica al conjunto

Además, la Delegación de Urbanismo llevará a cabo una serie de actuaciones puntuales de mejora y acondicionamiento en la zona que actualmente están en estudio para revalorizar la singularidad del conjunto.

La mejora y recuperación de este privilegiado enclave es una medida que la ciudadanía lleva demandando durante años sin que el Ayuntamiento, hasta ahora, haya hecho prácticamente nada. Durante el Gobierno anterior, no sólo no se mimó este espacio sino que se maltrató instalando en él una serie de módulos prefabricados que sirven de alojamiento a indigentes, una medida con un carácter social indiscutible pero completamente desubicada por el gueto que se ha creado junto al puente de la Barqueta. Durante la campaña electoral, los dos grandes partidos prometieron recuperar este paseo junto al río para el disfrute ciudadano. Dos años después, parece que por fin se va a empezar la reurbanización. Sin embargo, el problema de esta zona verde es mucho más profundo que plantar nuevos árboles o poner farolas y bancos nuevos, es un problema de concepción y diseño por lo que el Ayuntamiento debería preparar un proyecto unitario e integral que le diese al paseo un diseño más transparente y diáfano, abierto hacia la calle Torneo y que evitara las terrazas intermedias, convertidas hoy en día en una escombrera y en campamento ilegal. Un buen ejemplo de lo que se podría hacer en este paseo nos lo encontramos en Bilbao o sin irnos tan lejos, en el nuevo parque de San Jerónimo.

1 comentario:

MMNogales dijo...

Yo soy de la opinión de que esa parte del Paseo Juan Carlos Primero y el Canal de los Descubrimientos de la Plaza del Futuro se podrían relanzar como opción de ocio para el verano instalando un cine de verano en el Auditorio Rocío Jurado y poniendo terrazas de verano tanto en el Paseo como en el Canal. Si se quisiera relanzar la zona, se relanzaría sin problemas...