Páginas

miércoles, 6 de febrero de 2013

Endanza echa el cierre

Suma y sigue. El cierre de Endanza supone un nuevo revés para la Cultura en Sevilla. La desaparición del proyecto que dirigía Isabel Blanco deja a la ciudad huérfana de una de las disciplinas artísticas menos comprendidas por el público. La danza siempre ha tenido sus dificultades para sobrevivir en Sevilla, el Mes de Danza ha sufrido varios amagos de desaparición, el Maestranza apenas programa danza, el Festival de Danza de Itálica tiene sus altibajos y uno de los referentes contemporáneos, Endanza, se despide definitivamente del Centro de las Artes de Sevilla, el espacio que durante los últimos años la ha acogido.

¿La razón? La falta de ayudas públicas. Alguno podría pensar que la retirada de apoyos por parte de las administraciones es lógico en los tiempos que corren, pero la realidad es que Endanza conseguía dotar de vida el Cas los viernes y sábados por la noche cuando se formaban auténticas colas para conseguir entradas para sus espectáculos. Y si iba tanta gente, ¿por qué no se cobra entrada para sufragar el coste que supone la actividad? Pues como relata Isabel Blanco, porque el Ayuntamiento le impedía cobrar por una actividad privada ejercida en un espacio público. Sin posibilidad de autofinanciarse y sin ayudas públicas, la única vía posible era el cierre.

Desde Cultura de Sevilla deseamos que esto no sea más que un paréntesis en la dura batalla que libra desde hace años la danza en nuestra ciudad. Ojalá Endanza encuentre un nuevo espacio donde celebrar sus espectáculos y el público responda pagando una entrada al igual que se hace en el cine, el teatro o la ópera.


No hay comentarios: