Páginas

viernes, 14 de diciembre de 2012

Itálica cumple cien años como monumento nacional


El yacimiento arqueológico de Itálica cumplió ayer cien años como Monumento Nacional. Se trata de uno de los conjuntos más importantes a nivel nacional y sin duda, una de las joyas romanas que se conservan en Andalucía. Sin embargo, la Junta de Andalucía, su propietaria, no mandó ayer ni una mísera nota de prensa. El consejero estará demasiado ocupado revisando los papeles de las Atarazanas para ver cuánto dinero le puede pedir a La Caixa como indemnización y directamente se ha olvidado del cumpleaños de Itálica... si es que sabe que existe, que lo mismo ni conoce las maravillosas ruinas de Santiponce.

Itálica está apenas al 10% de sus posibilidades. Unas ruinas como las conservadas a apenas 10 km de Sevilla deberían no sólo contar con un centro de interpretación a la altura del conjunto (lo tienen Medina Azahara, Baelo Claudia o el teatro romano de Málaga, ¿por qué no Itálica?) sino un servicio de lanzaderas que conectara el recinto con la capital cada cierto tiempo para permitir a ciudadanos y visitantes conocer el conjunto. Hace falta una verdadera labor de gestión del yacimiento arqueológico para ponerlo en valor. De nada sirve que se anuncien planes y metaplanes con un horizonte a varios años vista si luego no se hace lo más básico, que es darle publicidad para que la gente lo conozca. En los últimos años, la degradación de Itálica es cada vez mayor, un simple paseo por sus ruinas evidencia las necesidades que tiene y la dejadez que padece. A ello se suma que actividades como el Festival de Teatro Grecolatino cada año tiene un menor presupuesto lo que impide disfrutar del magnífico teatro de la ciudad.

El centenario debería haber servido para aclarar estas y otras muchas necesidades de la "cuna de emperadores" pero lo cierto es que ni a los políticos les importa el Patrimonio (por eso insistía hace unos días en que lo de las Atarazanas era todo un escaparate hacia la galería) ni entra en sus planes que los ciudadanos lo conozcamos y valoremos.

No hay comentarios: