Páginas

viernes, 31 de agosto de 2012

Sevilla recupera su cabeza, pero no el juicio


Dédalo ha culminado las labores de restauración de la fuente de Puerta Jerez, brutalmente atacada durante lo actos de ¿celebración? de la pasada Eurocopa. Tras una inversión superior a los 9.000 euros, el Ayuntamiento da por concluida la intervención que ha consistido no sólo en reconstruir la cabeza de la alegoría de la ciudad, sino en recomponer más de un centenar de pequeños fragmentos desprendidos el mismo día en diversos puntos de la fuente así como reparar el sistema de riego de los jardines y los focos y tuberías interiores de la fuente, que también sufrieron considerables daños.

Tras el estropicio, el resultado es una escultura que no volverá a ser la misma (las grietas y reparaciones son evidentes) y una ciudad que ha sido incapaz de detener a los culpables del destrozo. A pesar de que existen fotografías de los vándalos con la cabeza de la escultura en sus manos, la policía no ha conseguido reconocer a los culpables. Mi pregunta es, ¿de los miles de ciudadanos que viven en Sevilla nadie ha sido capaz de reconocer a los culpables en la fotografía? Evidentemente la posibilidad de que alguien los reconozca y acuda a la policía es mucho más factible que esperar que los propios vándalos se entreguen por sí mismos.

Mientras la fuente de Puerta Jerez recupera en parte su estado anterior al asalto (porque la figura es de piedra, que si no ya habría echado a correr bien lejos de aquí para no volver) la ciudad sigue sufriendo continuos ataques en sus monumentos públicos sin que seamos capaces de inculcar el valor de lo público.

1 comentario:

Fernando Hugo Rodrigo Blanco dijo...


Yo, con ciertos casos recientes, y con ciertas actuaciones en la manifestaciones, tengo una opinión cada vez menor de las fuerzas de seguridad. Supongo que el mito de que estamos protegidos se está resquebrajando