Páginas

miércoles, 27 de junio de 2012

Los libros no son para el verano

Tras la experiencia piloto del año pasado, las bibliotecas públicas sevillanas volverán a cerrar durante todo el verano por las tardes. Con esta medida, tanto Junta de Andalucía como Ayuntamiento, pretenden ahorrarse unos euros a costa de la Cultura. La Biblioteca provincial, cierra a las 14'00 desde el pasado 16 de junio y así seguirá hasta el 15 de septiembre. Por su parte, las catorce bibliotecas municipales aplicarán el mismo recorte en los próximos días, dejando a la ciudad prácticamente huérfana de bibliotecas a pesar de la promesa de la delegada de Cultura de que esto no volvería a ocurrir.

Si bien es hasta cierto punto comprensible que algunas bibliotecas municipales cierren (muchas de ellas no dejan de ser pequeñas salas) es incomprensible e inadmisible que una institución de carácter provincial como la Infanta Elena cierre por las tardes durante tres meses. Por su importancia debería ser una institución intocable, pero a la vista está que nadie se libra de los recortes por la crisis (bueno, nadie no, todos sabemos perfectamente quiénes mantienen su estatus a costa del contribuyente).


No hay comentarios: