Páginas

martes, 10 de abril de 2012

Nuevo paréntesis en el CAS

El Centro de las Artes de Sevilla atraviesa, otra vez, su particular travesía por el desierto. Y no es ni mucho menos la primera. Tras el fracaso del Museo de la Ciudad proyectado en San Clemente (una idea que hubiera tenido un gran éxito) el edificio se reabrió como centro dedicado a las artes... así, en general. Hasta tres directores han pasado por este espacio sin conseguir que se convierta en un verdadero motor cultural de la ciudad. Las actividades han sido muchas y variadas, pero apenas ha logrado posicionarse en una ciudad que vive completamente ajena a lo que ocurre en sus espacios culturales.

Se podría hacer la prueba y preguntar por la calle quién puede ubicar en el mapa el Centro de las Artes de Sevilla; el resultado sería demoledor. 

Según publica Diario de Sevilla, el CAS se encuentra actualmente sin personal y a la deriva, tras la salida de su último director, Jesús Alcaide, y la puesta en la calle del personal que atendía el espacio de la calle Torneo. ¿Y ahora qué? Pues lo lógico, tras casi un año gobernando, sería que la Delegación de Cultura ya contara con un plan para este espacio. Quizás lo tenga, pero como en muchas otras ocasiones, la comunicación con la ciudadanía es nula (¿dónde quedaron los famosos "luz y taquígrafos"?) por lo que a día de hoy no se sabe qué pretende hacer el Ayuntamiento con este centro.

Ante la falta de dinero, el Ayuntamiento podría aprovechar este espacio como sala de exposiciones temporales. Con un criterio, claro está, o se llenará de belenes en Navidad, palios en Semana Santa y poco más. El CAS podría acoger, además de encuentros y actividades culturales (como ha estado haciendo hasta ahora) las exposiciones que cada cierto tiempo se organizan en el Casino de la Exposición, un espacio que no está en absoluto preparado para muestras de arte contemporáneo. Quizás se podría intentar la fórmula del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, que depende del Ayuntamiento pero tiene gestión privada y se ha convertido en un referente a nivel nacional. Algo hay que hacer con el CAS y ya no se puede demorar más la solución, de lo contrario terminará cerrándose a cal y canto cuando lo ideal sería que poco a poco se fueran ampliando los espacios disponibles en el antiguo convento para eventos culturales.

No hay comentarios: