Páginas

sábado, 14 de abril de 2012

La verdadera imagen de la Torre Pelli


Dicen que una imagen vale más que mil palabras. El problema es que una mala imagen puede conllevar a engaños y falsas realidades. Durante meses hemos asistido al bombardeo continuo de una serie de imágenes sobre el "impacto" de la Torre Pelli en el paisaje de la ciudad. Determinadas personas han buscado dirigir a la opinión pública presentando imágenes completamente desproporcionadas de un edificio que, cuando ya alcanza las 24 plantas de altura, demuestra que no tiene nada que ver con las imágenes presentadas.

La Asociación Sevilla se Mueve ha presentado esta semana una comparativa donde aparecen las diferentes imágenes falsas de la torre, la que ellos mismos ubicaron y la real. El resultado dista mucho de esa catástrofe que parecía engullir al barrio de Triana y que aparecía amenazante tras la capilla del Carmen del puente de Triana. Ni la torre está donde la pintaron ni mucho menos tiene el tamaño que se vendió a la opinión pública.

¿Por qué esta tergiversación de la verdad? A las falsas imágenes se une el famoso informe de ICOMOS plagado de errores (como colocar la torre a 600 metros de la Catedral cuando está a 1.700 metros) o la posible estéril amenaza de que la UNESCO retire a los monumentos sevillanos su catalogación como Patrimonio Mundial.

La realidad es que la torre se está construyendo, que está generando empleo, que es viable porque ofrece un concepto de oficinas completamente novedoso en la ciudad y que la catalogación de los Reales Alcázares, la Catedral y el Archivo de Indias no peligra sencillamente porque la torre no se ve desde su entorno inmediato. El propio representante sevillano de ICOMOS anunciaba el otro día que es posible que la UNESCO ni siquiera estudie el caso sevillano en su próxima reunión de San Petersburgo. Si realmente la torre fuera tan negativa, ¿por qué la UNESCO no se pronuncia taxativamente sobre el tema? ¿No será que los únicos que quieren ver fantasmas donde no los hay son determinados colectivos sevillanos que sueñan con una Sevilla que no existe desde el siglo XVII?

Después de haber engañado a la opinión pública con estas imágenes, ¿se puede confiar en que estén diciendo la verdad en la ristra de argumentos contrarios a la construcción de la torre o no serán más que distorsiones de la realidad para intentar llevar la razón?

Web de Sevilla se mueve (enlace)

9 comentarios:

Gorrion dijo...

Buf, esto es imposible de defender, pero al igual que hicísteis con las setas (todo lo que se hace en Sevilla sin el consentimiento de los propios sevillanos) con tal de no reconocer que es horrible y que estropea Sevilla, lo acabais defendiendo como sea, incluso sin razones lógicas ni creíbles.
La realidad es que la torre es una monstruosidad, y que hay muchos edificios abandonados ya hechos en la expo de Sevilla, donde también se podría general empleo para restaurarlos, comprar el moviliario para sus oficinas y llenarlas de profesionales.
Y si, en todo caso se decidiese construir algo nuevo, deberían de saber elegir diseños de construcción más innovadores, impactantes y bellos. No los más feos y desproporcionados que os presenten.
He vivido en Sevilla once años, me encanta esa ciudad, la amo, es la ciudad en donde querría seguir viviendo el resto de mi vida, aunque por motivos laborales me he tenido que marchar, quisiera volver algún día. Pero por mucho que me guste, no voy a defender las malas ideas llevadas a cabo solo y puramente por motivos económicos del ayuntamiento.

Gorrion dijo...

uf, dios!perdón: Mobiliario. Las teclas están al lado una de la otra y le he dado a la que no era.

Rafael dijo...

A mi lo que me chirría es la defensa que se hace de una torre que se ha construído en el PEOR lugar para construir. Digo y repito mil veces, el mayor problema acarrea la puñetera torre es el tráfico que va a generar en unos de los puntos más afectados por la circulación, en los tapones que se forman todos los días en uno de los accesos más infestados de coches de la ciudad, ahora con torrecita de 40 y pico plantas incluída. Y si, tiene un grandísimo aparcamiento que va a acoger a 7 millones de coches, pero la actividad de estos va a ser demencial.

el pasado de sevilla dijo...

cada vez esto mas descontento con la dirección que ha tomado este blog. ¿que defiende usted, sevilla, a los sevillanos, o al psoe?, yo creo que antes este blog tenia una linea muy bien definida y marcada de denuncia y defensa de sevilla y su patrimonio, pero de un tiempo acá la dirección de este blog se ha politizado de una manera extraordinaria e indefendible.

Lo siento pero ha perdido mi credibilidad al meno por ahora.

Culturadesevilla dijo...

Intentaré explicarme, a ver si lo consigo:

El problema del tráfico, es cierto, puede acarrear un gran volumen de tráfico, pero ¿el problema es la torre o que la gente opte por el transporte privado antes que el público? ¿Por qué no pedimos entonces que se construya ya el metro, que se mejoren las líneas de bus y se amplíe el Cercanías? De ese modo el problema del tráfico no sería tal. Por otro lado, si la gente se ha ido a vivir al Aljarafe, ¿debemos dejar de construir en Sevilla para evitar que la gente colapse la ciudad cuando viene a la capital?

La ubicación. La ubicación de la torre no es por capricho, Cartuja necesita metros cuadrados de oficinas (¿edificios vacíos en Cartuja? ¿dónde? todas las parcelas libres están adjudicadas a la espera de que las empresas construyan sus edificios). Además, la Cartuja necesita integrarse por su sector sur con el resto de la ciudad, y esto es lo que persigue el proyecto de Puerto Triana, conectar la Cartuja con la ciudad.

Señor Pasado de Sevilla, por mucho que repita lo mismo una y otra vez, le seguiré contestando lo mismo una y otra vez. Usted es libre de leer este Blog o de no leerlo, nadie le obliga. Si está descontento con las opiniones recogidas en el Blog, puede dejar de leerlo sencillamente. En cuanto a que defiendo al PSOE, le digo una vez más que pincha en hueso ya que mis ideales políticos no tienen nada que ver con este proyecto, que me gusta simplemente porque lo veo bien planteado, independientemente del color político que lo auspiciase. Si usted considera que en este Blog ya no se defiende el patrimonio quizás es que se salta la mayoría de los posts, que hablan precisamente sobre patrimonio. La Cultura debe servir para que la gente sea crítica, piense, reflexione, pero parece que a algunas personas les molesta que no haya un pensamiento único.

Saludos!

Giraldillo dijo...

Gorrión, creo que estás hablando de otra ciudad que no es Sevilla, estás un poco líado.

DetectiveHallenbeck dijo...

A mi no me gustaba la Torre Pelli, pero reconozco que cometí un error. La torre es muy bonita y Sevilla necesita este proyecto. La gente sólo sabe ver la modernidad a través de proyectos así, es triste pero es la realidad, y si para mejorar nuestra imagen tenemos que aumentar el techo de la ciudad o crear un Doglands pues que así sea.
Creo que Sevilla no necesita ese proyecto porque necesite metros de oficina (el Parque Nuevo Torneo está vacío), sino porque necesitamos quitarnos las telarañas.
Los mismos que se oponen a este proyecto son la misma gente que se opuso a la Expo92.
El otro día pasee por los Jardines del Guadalquivir y al ver de fondo la torre sinceramente, da el pego de Sevilla como ciudad moderna. Me sentí, por primera vez en esta ciudad, en el futuro. Y eso es importante.
Otros proyectos, como la Biblioteca de Zaha Hadid, se han hecho con la misma intención que la Torre Pelli (modernizar y crear algo espectacular) pero por una vía ilegítima. Las Setas fue por el mismo camino pero se topó con un arquitecto incompetente que presentó un proyecto bonito, pero carísimo y difícilmente viable.
Con la Torre Pelli no ocurre nada de lo anterior, es un proyecto legal, legítimo, viable en su construcción.
Además, con montajes como este me lograron engañar incluso a mí. ¿Y sabéis que es lo peor? Que creo que lo hicieron sin querer, movidos por un fanatismo de lo que creían que eran buenas intenciones y con un conocimiento nulo de los recursos informáticos.
Siempre es bueno que haya quijotes, y yo los apoyo siempre que puedo, pero en esto concretamente no tienen razón.
Por último decir que no creo en absoluto que el escritor de este blog sea del PSOE, los del PSOE estan metidos en un foro que todo el mundo sabe cuál es y donde ya no posteo porque da fatiga ver como los que postean actúan como "mariquitas malas" ridiculizando y tumbando en grupos a todo el que no piensa como ellos. A tanto ha llegado la decadencia de ese foro que el hilo para debatir sobre la Torre Pelli ya simplemente es un hilo de elogios y se mean en la cara de todo el que entra para cuestionarla, y dudo mucho que eso responda al título del hilo o que entre dentro del buen gusto hacer eso.
Siento haberme extendido tanto.
Un saludo.

Culturadesevilla dijo...

Detective, tan sólo aclarar que en la Plataforma contraria a la torre hay profesionales de reconocido prestigio, arquitectos, geógrafos... sabían perfectamente que la imagen que estaban difundiendo de la Torre era desproporcionada, pero aún así la usaron para engañar a la ciudadanía. Por eso me extraña tanto que ante la realidad, a quien se ataque sea a mí por plasmar la verdad en lugar de a aquellos que mintieron a la opinión pública.

Saludos!

Giraldillo dijo...

Detective, creo que hay que aclarar varias cosas.
El problema del Metropol es diferente al de la biblioteca. El Metropol era un proyecto caro, lógico viendo el diseño tan impactante, pero la millonada que se gastó finalmente fue porque hubo modificados del proyecto por cambio de materiales y redimensiones, no por el proyecto en sí, cosa que fue problema del diseño inicial del autor.
La biblioteca es diferente, no es ilegítima su construcción, pues cumple el PGOU de la ciudad (que contempla que en ese parque se le pueda dar el uso que se le iba a dar con la biblioteca), sino que lo que se dice como "ilegítimo" en la sentencia es más bien el PGOU (y esto ya es discutible, y no aquí).
Por otra parte, evidentemente no todo lo moderno tiene que ser construcción en altura, pero sí es cierto qu la construcción en altura es la solución a un problema futuro de espacio, ya que se concentra la población en poca superficie, dejando libres otras que puedan ser utilizadas como zonas verdes, centros deportivos y otros usos públicos de disfrute ciudadano, amén de que el transporte público es mucho más posible y rentable.