Páginas

martes, 20 de marzo de 2012

Cultura de Sevilla en... Londres (III): Rascacielos


Si por algo destaca Londres es por su arquitectura moderna. Poco sobrevivió al gran incendio de 1666 en el que la ciudad ardió durante días, destruyéndola prácticamente por completo. A raíz de ahí, se reconstruyó de nuevo con materiales más resistentes. Una reconstrucción que prosigue a día de hoy y que apunta, más que nunca, hacia el cielo. El distrito financiero por excelencia de Londres es la City, donde se hallaba el germen de la primitiva ciudad. Un lugar con tantísimo poder que incluso el primer ministro británico se ha enfrentado a Europa para conservar los privilegios con que cuenta este "barrio" londinense. Son varias las torres que se han construido en los últimos años en este distrito, quizás la más espectacular sea la Swiss Re, de Norman Foster, con su atractiva forma cilíndrica, pero no es la única. Hace un año se inauguraba la Heron Tower, mucho más discreta, y al otro lado del río se alza majestuosa 'The Shard', que con sus 310 metros de altura se convertirá, una vez acabada, en el edificio más alto de Europa.


La City se halla a apenas unos pasos de edificios tan emblemáticos como el Tower Bridge o la Torre de Londres, declarada Patrimonio Mundial por la Unesco, sin embargo, los edificios conviven en armonía sin mayores problemas, dando una imagen muy interesante como conjunto urbano. La propia catedral de San Pablo, con sus esbeltas torres y su alta cúpula, se halla en el mismo distrito.


Un barrio en permanente cambio donde junto a edificios de mediana altura se alzan colosos de cristal que acogen a los miles de trabajadores que cada día acuden hasta esta zona de Londres a trabajar.



En estos momentos se están levantando dos rascacielos en la City. Uno de ellos, en el número 20 de Fenchurch Street ha llegado prácticamente a su punto más alto, 160 metros. El edificio, proyectado en un primer momento unos metros más alto, sufrió varios cambios de diseño para no sobresalir en exceso en el perfil de la City. 

Curiosamente, para construir este edificio, hubo que derribar el que había en su lugar, de menor altura, y bastante reciente, ya que databa de 1968. La necesidad de espacio para nuevas oficinas en la City llevó a su demolición para ganar metros en altura. La torre, diseñada por Rafael Viñoly, contará con un jardín público en su parte más alta.

En la imagen inferior se puede contemplar el render del edificio concluido.

The Pinnacle (imagen inferior) también está en construcción. Mientras que la altura del anterior se rebajó para no impactar en exceso en el perfil de la City, 'The Pinnacle', con sus 288 metros, será el segundo edificio en altura de Londres tras 'The Shard' y todo ello a escasos metros de la Catedral. 


Estos son sólo algunos de los rascacielos que actualmente se construyen en Londres pero ni mucho menos son los únicos. Hay varios en construcción y una larga lista de propuestas que, si la economía lo permite, compartirán cielo con el emblemático Big Ben.

La torre por antonomasia de la ciudad forma parte del Palacio de Westminster, sede del Parlamento británico. Con una altura de 96'5 metros (muy similar a la Giralda, que ronda los 100 metros) sigue siendo el icono por excelencia de la ciudad, por muchos rascacielos que se construyan en sus cercanías.

Un ejemplo de cómo el Patrimonio puede convivir, perfectamente, con nuevas estructuras en altura sin restarles protagonismo.

No hay comentarios: