Páginas

viernes, 23 de marzo de 2012

Abierta al público la remodelación del Casino de la Exposición


Desde hace unos días ya se puede pasear por los alrededores del Casino de la Exposición y el teatro Lope de Vega tras la actuación llevada a cabo por el Ayuntamiento con fondos del Plan Proteja. La inversión de 250.000 euros ha servido para peatonalizar la zona y darle un ligero lavado de cara. Se han añadido jardines, pero queda mucho por hacer, hay zonas donde realmente parece increíble que se haya actuado recientemente por los desperfectos apreciables a simple vista.


La fachada delantera del Casino de la Exposición gana, y mucho, sin coches. Jardines y palmeras flanquean una entrada que pide a gritos una mejora urgente. Si el edificio no muestra su mejor cara (jarrones desaparecidos, tulipas de las farolas sin reponer, cúpula a medio arreglar...) su acceso no está precisamente en perfecto estado de revista, con escalones rotos y falta de pintura en los muros.


El gran laurel de Indias de la calle Palos de la Frontera da sombra a este curioso banco, el único de toda la actuación. ¿Será el primero de varios?


Rodeando el edificio vemos como gracias a la eliminación de los coches el Lope de Vega luce mejor que nunca su arquitectura neobarroca.


La explanada que comunica con la calle La Rábida, a la espera de futuras intervenciones.


El paseo prosigue hacia la zona de los pabellones nacionales de 1929.


Con un césped que de no regarlo ya se ha secado.


Y las terribles caracolas de Derecho que siguen en pie no se sabe muy bien por qué cuando lo mejor que se podría hacer es desmontarlas de una vez.


Mientras que en otras zonas el alquitrán (qué lástima que no se haya optado por otro material para el pavimento) llega hasta el mismo edificio, aquí han sido más delicados, colocando jardines y adoquines que llevan hacia los accesos del Lope de Vega.


El Pabellón de la Madrina, gran desconocido, se encuentra en un estado lamentable y por los ruidos que se oían en su interior, seguramente ocupado ilegalmente.


La parte trasera del Lope de Vega es la que peor ha quedado. Un mar de asfalto lo inunda todo y apenas un par de bolardos separan la zona peatonal del aparcamiento indiscriminado. ¿Cuánto tardarán los coches en acceder obviando las placas de prohibido aparcar?


La actuación se ha centrado en el perímetro más cercano al Lope de Vega, quedando el resto sin tocar. En zonas como la confluencia con la Glorieta de Perú, el corte es abismal. Esperemos que pronto haya fondos para proseguir con la peatonalización y mejora de todo este espacio. 


En la siguiente imagen se ve a la perfección cómo el alquitrán llega hasta el mismo edificio, algo completamente censurable pues se debería haber dejado un espacio de transición. El culmen de lo cutre está en subir el nivel del alquitrán, comiéndose los escalones que ahí había, para evitar desniveles.


Y por último la calle que comunica el acceso principal del Lope de Vega con la avenida de María Luisa donde también se ve cómo la falta de fondos ha impedido mejorar acerados e invertir algo más en jardines.


Una actuación necesaria pero que se queda a medias. No basta con plantar cuatro palmeras y eliminar acerados, esta zona de la ciudad necesita mucho más para recuperar su aspecto monumental. Lo fundamental es un proyecto serio y riguroso, no un parcheado para salir del paso.

3 comentarios:

esasevilla dijo...

No me disgusta el banco, que conste, pero anda que si lo hubiera puesto el anterior gobierno... ¿Sabes si esa forma tiene algún significado especial?

PD: Esa foto no corresponde al Pabellón de la Madrina, es el edificio amarillo que hay cerca.

Un saludo.

Culturadesevilla dijo...

¿Estás seguro de lo del Pabellón? El otro edificio que hay cerca creo que pertenecía a Derecho y tiene pinta de ser bastante nuevecito. Sin embargo el de la foto se ve con su arquitectura regionalista.

En cuanto al banco, pues ni idea, me resulta extraño que esté ahí sólo, pero dudo mucho que sea por algo especial, no creo que se hayan quebrado mucho la cabeza a la hora de ponerlo.

Saludos!

el pasado de sevilla dijo...

bueno viendo las fotos podríamos que el eje de la actuación ha sido el alquitrán, alquitrán a punta pala..........penoso.