Páginas

martes, 21 de febrero de 2012

La pasarela de la calle Betis, lista para ser abierta


Las obras del nuevo mirador y pasarela de la calle Betis lucen completamente finalizadas a expensas de su inauguración. Los trabajos ya han finalizado y a través de la valla metálica que cierra el nuevo espacio se pueden vislumbrar algunas características de lo que durante años fue un solar abandonado y cubierto por la maleza. A tenor de lo que ya se puede ver, quizás nos encontremos ante la mejor intervención urbanística realizada en Sevilla en los últimos años. Una vez se inaugure podremos reparar en cada detalle y analizarlo más profundamente pero, de momento, hay que reconocer que en Sevilla no estamos acostumbrados a trabajos de esta calidad.


La parte superior del recinto, la que da a la calle Betis, se ha diseñado como un amplio balcón sobre el río que permite contemplar la ciudad histórica y sus principales monumentos, destacando por encima de todos la Torre del Oro, que se encuentra en la orilla opuesta. 


Un amplio paseo con distintos salientes hacia el río y un banco corrido que recuerda al de la calle Betis da paso a la rampa que baja hasta el nivel del agua. Este espacio de momento sólo se intuye y habrá que esperar a que se abra al público para conocerlo mejor. Entre los dos niveles existe un talud vegetal en el que se incluyen gran parte de los árboles existentes antes de la reforma, a los que se han sumado nuevas especies. Este talud puede dar mucho juego paisajísticamente, aunque me temo que este extremo no ha sido incluido en el proyecto.


En la imagen superior se adivina, al fondo, el arranque de la rampa que desciende sobre pilares hacia la pasarela flotante. También podemos ver que desde que acabaron las obras no se ha vuelto a limpiar la zona. 

Tras ver imágenes generales, vayamos con algunos detalles del proyecto.


El espacio se cierra a la calle Betis con esta reja que si bien es bastante transparente, forma una pared visual hacia la calle. Esta zona verde llevaba muchos años cerrada con una verja, pero había la esperanza de que una vez recuperada para su uso público quedara abierta sin obstáculos psicológicos. Lamentablemente, una vez más, el miedo al vandalismo imposibilita que los ciudadanos podamos disfrutar de nuestros espacios públicos. Como siempre, pagan justos por pecadores.


Uno de los elementos que más me ha llamado la atención es el suelo, a base de láminas (¿de hormigón?) que simulan un muelle de madera. Muy interesante el juego que proporciona la colocación de las diferentes baldosas, que no encajan unas con otras, sino que están colocadas de forma que se juega con ellas formando un sinuoso baile.

Las farolas son, quizás, el elemento que menos me ha gustado de la intervención pero a decir verdad, encajan a la perfección con el diseño de todo el espacio.Las hay de dos alturas, más bajas hacia la calle Betis y de gran altura en el muelle inferior. Como digo, no me terminan de convencer, pero guardan muy bien el estilo del resto del conjunto (muy interesantes las barandillas). En la web del estudio de arquitectura informan de que las farolas son "provisionales", habrá que ver las definitivas.

Una obra impecable sufragada por el Plan 5000 y que ha sido ejecutada en un tiempo récord ya que las obras comenzaron en julio del año pasado. Sólo hay que compararlo con el cercano muelle de Nueva York (en obras desde 2007) para ver la diferencia, no sólo de tiempos, sino estética. Sin lugar a dudas, un gran trabajo del estudio mrpr Arquitectos. Ahora sólo hay que esperar a que el Ayuntamiento se decida a inaugurarla.

2 comentarios:

Comentador de ¿blogs? dijo...

Debes conocer el estudio y a la gente que la ha llevado para decir tantas bondades de una obra que se ha retrasado, que cuando se suponia acabada, no lo estaba, que si pasas observarás cerrada, cambiados los puntos de luz y que ademas de costar mas de lo que se proyecto, no tenia ni estudio geotécncio y no sirva para nada, El lugar adecuado y la pasarela de Betis era para cruzar por debajp del puente desde el Paseo de la O a Betis y no para dar servicio a un restaurante que ahora además arece se ha puesto chulo

Culturadesevilla dijo...

Te puedo asegurar que ni conozco a nadie del estudio de arquitectura que ha proyectado la obra ni a quién la ha llevado a cabo. El post es simplemente una impresión sobre este nuevo espacio ciudadano del que, de momento, sólo podemos ver el exterior, ya que sigue sin abrirse al público. Una vez abierto, podremos comprobar si sirve o no para nada.

En mi opinión, esa zona de la calle Betis necesitaba una intervención y con esta actuación se gana un nuevo espacio ciudadano. De nosotros dependerá darle uso y mantenerlo en las mejores condiciones.

Un saludo