Páginas

sábado, 14 de enero de 2012

Sevilla oculta: la fuente de Sánchez Dalp


Los años sesenta fueron nefastos para el patrimonio sevillano. En apenas veinte años desapareció parte de esa Sevilla histórica que pudieron ver y disfrutar nuestros antepasados. Uno de los ejemplos más sangrantes y que todo sevillano guarda en su memoria es la Plaza del Duque en la que fueron derribados hasta tres grandes palacios, un teatro, un hotel, el edificio de la Farmacia que hacía esquina con La Campana... Sin duda, por su lujo, el palacio de la familia Sánchez Dalp fue el que más llama la atención por su espectacularidad interior. En uno de sus patios se encontraba esta fuente que, afortunadamente, conservamos hoy en día.



¿Dónde? En los Reales Alcázares. En uno de los patios que nos encontramos camino del apeadero, ya rumbo a la salida, tenemos esta bella fuente que encierra la historia de toda la belleza que se perdió a su alrededor. En las grapas de bronce que sirven para unir las piezas de mármol de la taza podemos leer lo siguiente: "1600 FECIT" "FUE" "MANDADA" "COLOCAR" "POR" "MSD" (Miguel Sánchez Dalp) "AÑO" "1907".

Tenemos por tanto no sólo la fecha de colocación en el palacio, sino el posible origen de la fuente, que se habría tallado en el siglo XVII (fecha bastante discutible por la decoración de la fuente, a no ser que la fecha barroca se refiera únicamente a la taza).


Un testimonio más de esa Sevilla desconocida y perdida que, lamentablemente, se fue para no regresar.

No hay comentarios: