Páginas

martes, 24 de enero de 2012

El nuevo panorama cultural sevillano

La Delegación de Cultura municipal está haciendo encaje de bolillos para poder sufragar, en tiempos de crisis, la oferta cultural de la ciudad. La delegada de Cultura ya ha indicado en varias ocasiones que el actual modelo es inviable por la cantidad de subvenciones que reciben las iniciativas privadas que se celebran en la ciudad.

Uno de los caballos de batalla de la delegada son los festivales que, durante años, han proliferado como setas por la ciudad, creando una envidiable red de actividades de lo más variada y que cubren gran parte del año. Sin embargo, la mayoría de estos festivales están subvencionados y patrocinados por el Ayuntamiento, lo que conlleva una excesiva dependencia de las arcas públicas. Para reducir el coste, se ha planteado que la mayoría de esos festivales pasen a ser bienales, con la idea de concentrar el gasto cada dos años y que así puedan contar con un mejor presupuesto. Sólo se salvaría, de momento, el Festival de Música Antigua, que seguiría siendo anual debido a su prestigio internacional.

Si bien la idea de reducir la aportación municipal a los festivales es bastante coherente y lógica, quizás no se esté planteando bien la estrategia. Más que apostar por festivales bienales, se podrían fusionar algunos de ellos e incluso agruparlos de forma que se aúnen esfuerzos y gastos. A estas alturas, convertir el Festival de Cine o el de Teatro en bienales carece de sentido, un festival de cine tiene su fuerte en la promoción y exhibición de películas de estreno reciente, proyectar una película con un año de diferencia sería algo absurdo. Lo mismo ocurre con el Festival de Teatro que goza de gran repercusión en la ciudad y que trae a Sevilla, cada año, compañías y espectáculos que de otro modo no recalarían en la misma.

¿Qué se podría hacer para reducir gastos? Pues por ejemplo se podrían fusionar algunos festivales como el de Teatro y el Circada. Ambos tienen una temática similar (salvando las distancias) y si se unieran no sólo abarcarían más público, sino que supondría un ahorro en cuanto a publicidad, gestión diaria, alquileres...

Quizás los festivales más perjudicados sean los de pequeño formato como el Perfopoesía, el de Foto, el del Cómic, etc. Para todos estos festivales, que sin duda hacen una gran labor de dinamización cultural en la ciudad, se podría plantear otra fórmula. ¿Por qué no organizar una quincena cultural en la que quedaran englobados todas estas iniciativas? Se podría escoger una época del año en la que concentrar todas estas actividades y festivales, sería como la Semana de la Cultura en Sevilla. De este modo no tendría que desaparecer ningún festival y de nuevo se aunarían esfuerzos económicos; no es lo mismo gastar, por ejemplo, en publicidad para tres festivales cada uno en un mes diferente que hacer el gasto en una fecha concreta para una sola actividad, reduciendo el coste. Además, Sevilla concentraría en dos semanas (o el tiempo que se elija) una gran variedad de espectáculos, exposiciones, conciertos y actividades culturales, sería la gran fiesta de la cultura de la ciudad y de ese modo se podría vender de cara al exterior.

Son sólo algunas ideas para evitar que la oferta cultural (y el empleo que genera) de la ciudad se vea mermado. Además, ya ha habido festivales como el Territorios que han dicho que se niegan a ser bienales. Tener un evento bienal como la Bienal de Flamenco o la desaparecida Bienal de Arte Contemporáneo puede ser beneficioso, pero convertir toda la oferta cultural de una ciudad en bienal puede llegar a ser muy dañino para su propia imagen.

Fuente: ABC

2 comentarios:

unaparedoriginal dijo...

Antes de nada agradeceros la preocupación por los festivales y vuestras aportaciones. Como director del Encuentro del Cómic y la Ilustración de Sevilla me gustaría comentar la propuesta de unir los festivales de "pequeño formato" en un único evento de 15 días.
En nuestro caso no tendría sentido atendiendo a los objetivos del Encuentro y a su funcionamiento. De cara a los objetivos porque uno de los principales es poner a la historieta en valor en nuestra cultura (todos sabemos que muchos sectores siguen con la miopía cultural de ver los cómics como infantiles o producciones culturales de segunda o tercera categoría)y para ello necesitamos un espacio propio que nos permita resaltar la importancia y el potencial creativo del cómic. Y por el funcionamiento porqué en primer lugar el Encuentro tienen actividades durante casi dos meses, después porqué contamos con la colaboración de muchas entidades, públicas y privadas, cuyo patrocinio se perdería dentro de un evento común.
No creo que esa unión de festivales sea una solución práctica, aunque entiendo que se proponga.
Una puntualización, por el Encuentro pasan en torno a las 20.000 personas, con 5 sedes y casi dos meses de duración, lo de pequeño formato no sé si es aplicable a nuestro evento.
Y gracias de nuevo por la difusión de nuestro evento y el trabajo por la cultura en Sevilla.
Paco Cerrejón

Culturadesevilla dijo...

Paco, muchas gracias por aportar tu opinión. Tan sólo se trataba de algunas ideas para evitar la desaparición de festivales. Celebro que el del Cómic y la Ilustración esté tan asentado y entiendo por tus palabras que no corre ningún riesgo de desaparecer ni de convertirse en bienal, me parece magnífico.

Sin embargo, vuelvo a insistir en que otros festivales, como el de Foto o el de Poesía, están abocados a su desaparición si se concreta la disminución de ayudas municipales. Y ante ello habrá que buscar soluciones. Ojalá Sevilla pudiera mantener todos sus festivales sin problema pero a la vista está que en cuanto ha llegado la época de vacas flacas han surgido problemas por doquier y ni siquiera algunos tan asentados como el de Cine, con gran éxito de público, se han librado del recorte.

Un saludo!