Páginas

sábado, 21 de enero de 2012

Afección al Patrimonio (II): Parque de María Luisa


Si ayer nos encontrábamos con una Plaza de España que muestra su mejor cara mientras no la veamos por dentro, hoy le toca al turno al contiguo Parque de María Luisa. Precisamente, entre los bienes que han sonado alguna vez para ampliar la catalogación de la Unesco sobre la ciudad de Sevilla se citaba tanto la Plaza de España como esta zona verde heredada de los duques de Montpensier y con amplias remodelaciones llevadas a cabo para la Exposición Iberoamericana. El parque, en el que se invierten cada años varios miles de euros en mantenimiento, muestra un aspecto desolador. La imagen superior muestra como algunos de los bellos jarrones cerámicos han desaparecido (el del pedestal de la izquierda).


Sus fuentes y monumentos también son emblema de la Sevilla patrimonial, esa Sevilla que presume de una riqueza patrimonial mutilada y maltratada. Como la fuente de las ranas, con dos de las piezas destrozadas y el pato central con el pico arrancado.



Igualmente bello es el estanque de los patos (con agua estancada incluida) en el que sobrevive un templete que podría haber pertenecido a los jardines de los Montpensier. Desde lejos la estampa es bucólica pero si nos acercamos...


... nos encontramos la Sevilla real: completamente destrozada a pesar de que fue restaurado hace menos de dos años. 



Las imágenes hablan por sí solas. Muchas veces se ha hablado de crear una policía verde que vele por los parques de la ciudad pero a la hora de la verdad, la promesa se queda en papel mojado. ¿En serio lo que agrede al Patrimonio es la Torre Pelli o es el incivismo y la dejadez de los propios sevillanos? Y esto son sólo algunos ejemplos, visitar el monte Gurugú es como visitar la cueva del terror, al igual que otras muchas fuentes y monumentos, ultrajados y deteriorados al máximo. ¿A que nadie llevó a los de Icomos al Parque de María Luisa? Y que conste que Parques y Jardines mantiene la masa verde en óptimas condiciones, el problema es el apartado histórico artístico.


7 comentarios:

Fernandito dijo...

Supongo que el Ayuntamiento estará intentando rehabilitarlo todo, pero los patos y los de la Junta estarán poniendo trabas.

Manuman dijo...

A mi no se me ocurriría nunca pintar ni deteriorar el patrimonio de esa manera y por eso me cuesta entender en qué piensan cuando hacen estas cosas.

DetectiveHallenbeck dijo...

Mamnuman, no deberías ser ingenuo. Eso lo hacen personas pagadas para ello. La fuente de las ranas la restauran cada pocos años por una rotura siempre similar. Hay gente viendo dinero con este tema, seguramente los restauradores o incluso por intereses políticos. Además, piensa bien, que esto probablemente lo ha hecho la oposición, porque si lo piensas esa fuente la restauró el PSOE justo antes de las municipales y ahora le interesa que el PP no disfrute de ello. No tienes más que ver el deterioro de la Plaza de España antes de la restauración de 9 millones de euros. Había bancos de cemento y ladrillo partidos por la mitad. Eso no lo hacen jóvenes borrachos (a no ser que se embriaguen con nitroglicerina y lleven a mano 1 martillo gigante) lo hace gente con herramientas y pagada para ello. Mira las pintadas del templete. No son nombres ni nada, son meros borrones negros. Un cani que pinta 1 monumento quiere escribir algo pero lo que ahí querían era simplemente estropearlo. Saca tus propias conclusiones.

DetectiveHallenbeck dijo...

La solución que yo propongo es vigilancia del parque. Que se cree 1 organismo con la exclusiva competencia de dar vigilancia y servicios (guía turística, por ejemplo) a ese parque, que tiene un tamaño enorme.

Manuman dijo...

Estimado detective, lo que usted ve ingenuidad yo simplemente lo considero no precipitarme en mis conclusiones. No obstante, sus deducciones son bastante plausibles y, dado el frentismo natural que podemos ver en otros momentos, es posible que pueda haber pasado.

En cualquier caso, una conclusión está clara: sea por vandalismo (que yo, personalmente, creo más probable) o por afán político o económico (que sería peor) el patrimonio de Sevilla no se respeta.

Una solución es la vigilancia, la policía, la represión. Es efectiva cuando se hace bien. Yo siempre he sido más partidario de una solución desde abajo, desde la educación. Escuela y familia. Es la más costosa pero a la larga la más barata y fructífera. No creo que en Sevilla se generalice ni una ni otra. Más bien creo que a los que nos interesan estas cosas (porque hemos tenido la suerte y las ganas de tener esta educación) vagaremos por las calles lamentándonos por estos desbarajustes. Este blog es un buen sitio para lamentarse y si hay que denunciar, como ha hecho usted Sr. Detective, se denuncia. Intento ser imparcial.

Culturadesevilla dijo...

Yo opto por pensar que todo esto es vandalismo puro y duro debido a incívicos que no tienen el más mínimo respeto por el patrimonio. Me cuesta pensar que una persona que se dedique a la restauración de obras de arte pueda ser capaz de realizar semejantes atrocidades. Sinceramente, si fuera verdad lo que apunta 'Detective', la sociedad estaría más podrida de lo que parece.

Saludos!

Juan Fco. dijo...

Es cosa de vándalos, que tienen un cierto afán por el horror vacui, y pintan y rompen todo lo posible. A veces me pregunto si vale la pena limpiar una pared llena de grafitis, para que a los dos meses lo vean como un "lienzo en blanco" para pintar de nuevo. Ojo, no digo que no se restaure, sino que haría falta más educación y civismo. Y como los frutos se ven a la larga, a la corta que se sancione, y duramente. Es también un modo de aprendizaje. Conductismo puro y duro. ¿No hay crisis y poco dinero?, pues hala, mano dura contra esos desaprensivos.supme