Páginas

viernes, 18 de noviembre de 2011

Guillermo Pérez Villalta en la Galería Rafael Ortiz


Guillermo Pérez Villalta es de esos artistas que nunca decepciona. Contemplar su obra es adentrarte en un maravilloso mundo donde la mitología de su mente te envuelve haciéndote olvidar lo que te rodea. La Galería Rafael Ortiz acoge hasta el 4 de enero una exposición con las últimas obras de Villalta. El particular universo del artista, reconocible a lo largo de las últimas décadas, ha evolucionado hacia un mundo de fantasía donde la naturaleza se funde hasta crear un todo donde es difícil discernir dónde acaba lo natural y donde empieza lo humano.


Ya sea con un vibrante colorido o con la sencillez del grafito sobre papel, la maestría de Pérez Villalta se muestra en cada una de las obras colgadas, fechadas entre 2009 y 2011; la última etapa de un artista que ha hecho de lo figurativo una nueva forma de expresión.


La sorpresa llega en la planta de arriba donde además de más dibujos nos encontramos el boceto para la fuente que Villalta diseñó para la Plaza de la Contratación, un encargo que le hizo la Cámara de Comercio y del que no hemos vuelto a saber. Un ejemplo de arte urbano de calidad que finalmente ha quedado en un cajón mientras otras obras de dudosa calidad han seguido adelante.


Galería Rafael Ortiz_Guillermo Pérez Villalta. 'La petite sensation'. Hasta el 4 de enero.

7 comentarios:

Pastor dijo...

El proyecto de la fuente lo conocía y me precio de ser uno de los que ha conseguido que no se llevara a la realidad. Por muy de Guillermo que sea no deja de ser la máxima expresión de la macarrada, y su único mérito es haber conseguido unir lo cursi con lo kitch y con lo hortera...

pero, pero, pero oiga, que es de Pérez Villalta..... ah, bueno, en ese caso seguro que es una obra de arte....

Miradla bien, por favor, y por un segundo imaginad ese esperpento del siglo...hum.... del siglo.... del siglo de los espantos, allí, en esa plaza. Si es por llevar el humor a la calle, adelante.
Guillermo nos hizo una vela que cubre el patio que es absolutamente maravillosa, pero que no diseñe fuentes, porfa plis.

Pastor dijo...

Además, lo olvidaba, nunca le encargamos a Guillermo el diseño de la fuente. Fue una propuesta suya, y por prudencia y discreción no voy a divulgar la fortuna que nos pedía por el boceto, en realidad por llevar a cabo el proyecto, que, ya digo, conseguimos impedir.

Anónimo dijo...

Es verdad, es un ripio.
Pero cuando pinta, es una maravilla.

Culturadesevilla dijo...

En mi opinión, la fuente es una maravilla, al menos el boceto que he podido ver. Como dije en su día, creo que recupera la tradición de fuentes monumentales decimonónicas utilizando la particular mitología del autor. Evidentemente, como toda obra, puede gustar más o menos pero de ahí a calificarla como macarrada, cursi u hortera... No sé.

Por tu comentario, entiendo que formas parte de la Cámara de Comercio. Imagino que tendrás una opinión parecida de la reforma que se llevó a cabo en la sede de la Cámara, para mi gusto, completamente excesiva y nada respetuosa con el edificio.

De todos modos, podéis estar tranquilos, está claro que esa fuente nunca la veremos. Quizás quede mucho mejor la escultura del Papa, que precisamente se ha planteado para esa misma plaza.

Saludos

Anónimo dijo...

Puede que haya abusado del lenguaje coloquial, pero me reafirmo en que ese diseño de fuente es, por ponerme más serio que antes, bastante cuestionable y de dudoso gusto.
Es verdad lo que dices, que está en la linea decimonónica, incluso de un siglo antes, y que es bastante rococó, estilo que, estimo, no casa con la estética sevillana en absoluto.

Una de las cuestiones que primero se dirimió ante el boceto fue cómo se iba a proteger semejante.... cómo te lo diría usando una terminología más seria que en mis dos primeros comentarios... hum.... semejante objeto de la barbarie y el vandalismo, que eso si que casa con la estética sevillana, muy lamentablemente.
Sobre gustos, mi querido amigo, no cabe la discusión, es algo absolutamente personal y subjetivo, incuestionable, y yo , reitero, amo la obra de Pérez Villalta, especialmente la pictórica, pero a todo maestro se le escapa un borrón, y te ruego que aceptes (respetarla sé que la respetas, algo te conozco de tu blog) mi gusto artístico cuando continúo tildando ese boceto de terrible cursilada kitch.

Respecto a la intervención en el edificio de la Cámara, se tomó la decisión de ponerlo todo en manos de Antonio González Cordón, arquitecto de reconocido prestigio, que aunque suena a frase hecha en su caso es verdad. No quiero aburrirte con mi opinión sobre el tema.

También te ruego que aceptes el tutéo. No sé tu edad, solo supongo un arco aproximado, pero seguro, segurísimo, eres mucho más joven que yo.

Te mando un cordial saludo y mi agradecimiento por molestarte en responder tan poco respetuosos comentarios.

Pastor

Anónimo dijo...

Ya no te voy a volver a molestar.... disculpa, pero olvidaba que mentas la estatua de Millarro. No me gusta. Ni ahí en ninguno de los seiscientos lugares "seguros" que se han ido barajando. En mi opinión esa mole de bronce debe esconderse en alguna capilla secundaria de la Catedral (la de san Isidoro, al fondo, en la penumbra), o, mejor, de alguna de esas iglesias que parecen hangares en los barrios de la periferia. Pero eso es solo una opinión personal.

Atentamente,
Pastor

Culturadesevilla dijo...

Al contrario, Pastor, no me molestan en absoluto tus comentarios y valoro que participes dejando tu opinión, al igual que respeto tu postura.

Al contrario de lo que comentas, en mi opinión considero la fuente muy sevillana. No te voy a convencer con mis argumentos, pero voy a dar algunas pinceladas. Para empezar, la fuente se encuentra rehundida con unas escalinatas, algo que encontramos en edificios como el Hospital de los Venerables o el convento de Los Terceros, edificios de los siglos XVII y XVIII. La concha, elemento tradicionalmente relacionado con las fuentes (nacimiento de Venus, el mar...) lo tenemos en la fuente de la Concha del Parque de María Luisa, en la de las Cuatro Estaciones del Prado e incluso en el primer boceto que se hizo para la fuente de Puerta Jerez en la que Delgado Brackembury dibujó una gran concha sobre la que se situaba una nereida. Lo mismo podemos decir de las ranas o el cuerno de la abundancia, que también están relacionados con otros monumentos y fuentes sevillanas además de tener su correspondiente relación con el comercio.

En definitiva, que la fuente es sevillana, muy recargada, tal vez, pero es que Sevilla es barroca por excelencia y el máximo ejemplo lo tenemos en la Semana Santa donde la ciudad se convierte, desde hace siglos, en un inmenso decorado barroco.

También me resulta curioso que digas que González Cordón es un arquitecto de prestigio y que por ello se dejó la reforma de la sede de la Cámara de Comercio a su criterio. Lo mismo podríamos decir de Pérez Villalta, ¿no? Es un artista de prestigio, su obra se cotiza a un precio bastante elevado y sin embargo, se ha desechado la fuente.

En lo que sí coincido contigo es en el vandalismo. Los elementos tan sensibles que habrían formado la fuente, no están hechos para determinados "sevillanos" que no se pueden llamar ciudadanos por el poco respeto que tienen hacia su ciudad. Si por algo tengo que alegrarme de que no se haya hecho la fuente es precisamente por esto, así nos evitamos sus más que probables destrozos.

Un saludo y participa siempre que quieras.