Páginas

sábado, 19 de noviembre de 2011

El cuadro de Murillo se queda sin comprador

A tenor de lo publicado en diferentes medios, la subasta que se celebró el pasado jueves en el Centro Cultural Cajasol, fue de lo más aburrida en cuanto a ventas. Las piezas estrella, entre las que destacan el delicioso cuadro de Murillo 'Niño Jesús dormido' o uno de Sorolla, se quedaron sin vender.

Las joyas fueron las grandes protagonistas de la velada y es que en tiempos de crisis, un diamante siempre será un diamante. Albergaba la esperanza de que alguna de las obra vendidas recalara en Sevilla, pero de lo poco que ha transcendido sobre las ventas, destaca la compra de un cuadro de Gustavo Bacarisas por el Patronato de la Alhambra que refleja al archiconocido monumento y que se colgará en el Museo de Bellas Artes de Granada.

Fuente: Europa Press

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo importante en una subasta es conocer precios de salida y remate; sin ese dato fundamental nadie podrá opinar y la noticia pasa desapercibida.
No pretende asesorar sino aclarar.
Gracias y saludos