Páginas

sábado, 12 de noviembre de 2011

Con la Iglesia hemos topado


Hace unas semanas se anunció la visita al convento de San Leandro con el fin de recoger fondos que se destinarían a recuperar el edificio. Finalmente, la visita quedó suspendida sin más explicaciones generando el enfado de las personas que se habían desplazado hasta el convento. Entonces empezaron a escucharse rumores de que había sido el propio Arzobispado quien había prohibido la apertura del edificio a las visitas alegando la clausura de las monjas como impedimento.

Ahora la historia se repite y además en el mismo cenobio. Para los próximos días 18 y 26 de noviembre estaba anunciado un concierto en la iglesia del convento en el que se interpretaría el Carmina Burana. De nuevo la Iglesia ha cancelado la actividad, en este caso por boca del vicario general, que ha desempolvado una normativa de 1987 en la que se prohíbe la música no sacra en las iglesias. El dinero de las entradas iba a ser destinado, nuevamente, a la restauración del edificio. Curiosamente el concierto se ha trasladado a la iglesia de Santiago (¿?).

Esta actitud no hace más que condenar a la ruina a los conventos sevillanos, incapaces de afrontar los costes de conservación y restauración de sus edificios. Lo lógico y normal sería establecer una agenda de actividades y visitas que reportaran un dinero extra a las hermanas para que pudieran mantener los conventos. Si el Arzobispado se niega, lo que debería hacer es pagar este tipo de obras, en lugar de solicitar a las administraciones que se hagan cargo de un patrimonio que se veta a los ciudadanos. El alcalde anunció en precampaña que si resultaba elegido, establecería un programa de actividades para dar a conocer el rico patrimonio atesorado en los conventos sevillanos pero visto lo visto, lo más seguro es que se haya topado con la negativa de las altas esferas eclesiásticas.


11 comentarios:

Fernando Hugo Rodrigo dijo...

Y aquí está el gran problema: los conventos no pueden ser privados y cerrados al público, y luego exigir partidas de los presupuestos.

Deben abrirse al turismo (con control, sin duda; tampoco es cosa de molestar a sus habitantes) y a las actividades culturales.

Si no, el beneficio ciudadano que se supone que tiene que su patrimonio se cuide no se comprende.

el pasado de sevilla dijo...

detalles de este tipo no hace sino seguir sembrando mas antipatia entre los que ya hoy por hoy no entienden ni quieren nada a nivel cultural que venga por parte de la iglesia.

es simplemente tirarse piedras sobre su propio tejado.

Anónimo dijo...

Pues si se traslada a otra iglesia dónde no perturbe la clausura me parece bien. Ademáss muchas de las letras del Camina Buena son casi pornograficas ... no parece lo más apropiado para un convento.

Anónimo dijo...

Digo Carmina Burana , cosas del autocorrector

Anónimo dijo...

Genial el artículo. Estoy deacuerdo con lo que dice. La clausura no debe ser incompatible con mostrar un convento y más aún si se trata de su propia conservación.
No tenemos intención de entrar en las celdas de las monjas...

Culturadesevilla dijo...

Imagino que la elección del Carmina Burana se debió a que es una pieza tan conocida que garantizaba el lleno absoluto, como cuando se ha interpretado en el Teatro de la Maestranza. De todos modos, también había conciertos de zarzuela y ópera que han sido cancelados, además, la letra del Carmina será la misma se interprete en San Leandro o en la iglesia de Santiago, ¿no?

De todos modos, aceptando que quizás la pieza musical elegida no era la más idónea, ¿qué explicación hay para la suspensión de las visitas hace unas semanas? El mayor negocio económico de la ciudad lo tenemos en la Catedral donde se cobran 8 euros por entrar, 3 euros por cada audioguía y 12 euros más si quieres visitar las cubiertas. A todo ello sumemos que existen dos tiendas en su interior cuyo fin es ganar más dinero aún. ¿Por qué en unos sitios sí y en otros no?

San Leandro tiene muchas dificultades económicas y se están intentando poner soluciones sin pedir dinero a las administraciones, ¿por qué este continuo maltrato al convento?

Saludos!

Alfonso dijo...

Pues sí, increíble la inquina que está demostrando Palacio hasta este convento. Yo diría que no quieren a estas monjas por alguna razón. No hay otra explicación. Muy cristiana no me parece esta actitud. El nuevo obispo y sus acólitos siguen alejándose del pueblo sevillano y, por lo visto, de los propios de su organización.

Vecino de San Leandro dijo...

Hace unos días se ha celebrado en Sevilla el ciclo musical Órganos Históricos de Sevilla, pues bien, en esos conciertos que se han celebrado en conventos e iglesias, ha habido desde recitales poéticos a música de distintas épocas y estilos, gran parte no religiosos.
La universidad está desarrollando una serie de conciertos en la iglesia de la Anunciación con músicas no religiosas la mayoría.
Conclusión aparente, el arzobispado no se atreve a corregir a la universidad y al ayuntamiento, ya que le pueden ocasionar más problemas que estas pobres monjas.

Anónimo dijo...

la anunciación no de la iglesia es de la universidad de sevilla. vecino de san leandro

Culturadesevilla dijo...

Anónimo, imagino que a lo que se refiere el vecino de San Leandro es que la Anunciación, aunque sea de la Universidad, es un lugar de culto y por lo tanto, estará sujeta a las mismas normas.

Saludos

Alfonso dijo...

Ayer domingo 13-11-2011, en el Diario de Sevilla "el Fiscal" comenta la prohibición, que por lo visto, no es tan rigurosa según la misma norma vaticana.

O sea, que se confirma el viejo refrán de "Al amigo el c...; al enemigo por c...; al indiferente, la legislación vigente".

Tengo claro que a estas monjitas les están haciendo la vida imposible desde dentro de su propia organización, la iglesia diocesana. Lástima que ellas no tengan en Roma una "Prelatura personal" como otras organizaciones eclesiásticas.
¡Qué pena me da ver estas cosas en quien debía ser modelo de vida cristiana!