Páginas

jueves, 30 de junio de 2011

"Si algo es España en el mundo, es Cultura"


Leo con consternación y preocupación que CiU, el partido que gobierna en Cataluña, ha planteado al Gobierno de la Nación la supresión del Ministerio de Cultura como medida de ahorro ya que, según ellos, es un Ministerio completamente prescindible al estar transferidas gran parte de sus competencias a las comunidades autónomas.

Nada mejor que el pretexto de la crisis para atacar aquello que nos identifica a todos los españoles, nuestra Cultura. Algo que debería ser emblema de nuestra Nación se trata como un objeto decorativo que sólo sacamos a relucir cuando tenemos invitados, el resto del tiempo lo mantenemos guardado en un armario. Con proposiciones como éstas, se demuestra que los políticos están muy alejados del bienestar ciudadano, los políticos demuestran, día tras día, que no quieren ciudadanos críticos, que les molesta que la gente se exprese libremente, que piense, que razone, que aspire a algo mejor. La Cultura es el único arma que nos queda a los ciudadanos para que no nos adoctrinen, para que podamos ser mejores y ser críticos con una sociedad cada vez más injusta con la gran mayoría de la población. Si la gente piensa, si la gente pone en duda un modelo que nos han impuesto, nos volvemos un problema y la mejor manera de atajar el problema es cortándolo de raíz, atacando a la Cultura, que es el motor que nos puede hacer salir de esta sociedad emponzoñada.

Por ello me siento especialmente orgulloso de la respuesta del Presidente del Gobierno a la pregunta de un periodista sobre la posibilidad de eliminar el Ministerio:

"Si algo es España en el mundo es Cultura, es su cultura. Un país que tiene tal caudal cultural, que se nos admira y se nos reconoce de manera muy especial por la Cultura, ha de tener la cultura al máximo nivel en la política del Gobierno. Un país que tiene y que dependen del Gobierno central los grandes museos estatales, cuya gestión es un espejo ante el mundo, tiene que tener la máxima responsabilidad gubernamental. Un país que hace de la cultura uno de sus caminos más innovadores y de futuro para ese nuevo modelo de crecimiento económico, porque tiene una gran aportación a nuestro PIB y porque hay una gran demanda en el mundo de cultura española, tiene que situarla al máximo nivel. ¿Cómo nos van a considerar a ese nivel si nuestro interlocutor en temas de cultura ante el mundo no es un ministro o nuestro interlocutor con las comunidades autónomas que tienen competencias en cultura? Tiene que ser alguien que se siente en el Consejo de ministros".

Si el ministerio de Cultura no funciona de la mejor forma posible la solución no es eliminarlo, habrá que dotarlo de mayor agilidad de gestión y de profesionales cualificados. A lo mejor el problema está en que se han transferido demasiadas competencias (museos estatales con gestión autonómica, un ejemplo del fracaso de esas transferencias) o que las personas elegidas como ministros de cultura no han estado a la altura de las circunstancias. Si hay problemas, se solucionan, pero eliminar la Cultura es eliminar nuestra capacidad para ser mejores.

De nuevo se ataca directamente al ciudadano por esta crisis, responsabilizándolo de algo que le es completamente ajeno mientras otras áreas no sufren ningún tipo de recortes. ¿Por qué no se eliminan las dietas y pensiones de los políticos? ¿Por qué no se eliminan las Diputaciones, refugio de políticos retirados? ¿Por qué no se eliminan los coches oficiales? Hay que ahorrar, sí, pero no somos los ciudadanos quienes debemos apretarnos el cinturón, sino los políticos, los máximos culpables de esta crisis y los que menos la sufren.


5 comentarios:

Juan Fco. dijo...

Podría citar las imbecilidades que han conseguido los nacionalistas de CIU y ERC y que bien podrían ser suprimidos, por no hablar de dietas, pensiones, viajes, etc.
Tenía a Durán i Lleida por un político coherente, pero veo que se ha subido al carro del oportunismo, que ya huele bastante su próxima estrategia, para conseguir otra pamplina que, claro, irá con partida presupuestaria.

Anónimo dijo...

¿Qué se puede esperar de mercaderes políticos?. Primero el negocio propio y después procurar arruinar la competencia ajena, porque, la pela es la pela. Y el último "m......".

Pablo dijo...

Si, si, a CiU le gustan muchos los recortes de austeridad cómo bien predican en sus sueldos...

http://www.meneame.net/story/artur-mas-sube-sueldo-12000e-siete-cargos-austeridad-pero-no-cat

Ah, no, que han vuelto a subir sueldos, y a los cargos de confianza también, hasta un 45%. Vaya, recortes sí, pero sólo para los de siempre.
Vaya vergüenza de partido.

Pablo dijo...

P.S: Y hasta es irónico que digan esto los de CiU cuando después van enchufando en Cultura a quien les viene en gana:
http://www.vozbcn.com/2011/05/24/73803/mas-coloca-sobrino-trias/

Vaya, quizás si quitaramos el Ministerio de Cultura el sobrino podría tener más funciones y subirse más el sueldo, ¿No? Que cosas.

Anónimo dijo...

El Consejo de Gobierno del martes puede dar más de una sorpresa en este sentido.