Páginas

jueves, 16 de junio de 2011

Los caños de Carmona


Los Caños de Carmona abastecieron de agua durante siglos a la ciudad. Su nombre proviene del lugar donde vertían sus aguas, la Puerta de Carmona, una de los principales accesos a la ciudad hasta que fue derriba en 1868. Sin embargo, el acueducto no partía de la localidad de los Alcores, sino del embalse de Santa Lucía, en Alcalá de Guadaíra. Desde allí recorría 17 kilómetros hasta llegar a Sevilla, atravesando varias galerías subterráneas excavadas o construidas en la roca para posteriormente salir a cielo abierto, transformándose en un acueducto aéreo compuesto por una sucesión de arcadas.


A pesar de su origen romano, el acueducto que vemos hoy en día es una reconstrucción de época almohade (finales del siglo XII) hecha en ladrillo y que, seguramente, vino a sustituir a la maltrecha obra de ingeniería romana. El agua era distribuida en la ciudad a unos pocos privilegiados que tenían garantizado el suministro particular, el resto de la población tenía que acudir a las fuentes públicas para recogerla. Con el paso de los siglos el acueducto tuvo que ser reparado en innumerables ocasiones, su continuo deterioro sumado a los enganches ilegales, hicieron que llegara en muy malas condiciones al siglo XIX. Es por ello que a principios del siglo XX empezó el derribo de algunos tramos con la excusa de favorecer el crecimiento de la ciudad, algo similar a lo que había ocurrido con las murallas.


A día de hoy se conservan tres tramos principales dentro de la ciudad, todos ellos en los alrededores de la actual avenida Luis Montoto (imagen principal). El primer tramo nos lo encontramos muy cerca de la Ronda Histórica, un conjunto de arcadas que se salvaron de la piqueta porque durante años sirvieron de sustento al puente que cruzaba las vías del tren que llegaban a la cercana estación de San Bernardo. El siguiente tramo está en plena avenida de Luis Montoto y ha sido recientemente restaurado (marzo de 2009) por EMASESA. La intervención incluyó su consolidación, limpieza y excavación del arranque de los pilares que durante años estuvieron ocultos por la calzada de la calle. Para dejar a la vista estos pilares se creó un espacio acotado que lamentablemente se ha convertido en un estercolero urbano.


Y por último llegamos al último tramo del acueducto en suelo sevillano (en Alcalá de Guadaíra se conservan las galerías que formaron parte del mismo). Se encuentra en la barriada de Los Pajaritos, más allá de la Avenida de Andalucía, centrando una pequeña plazoleta donde pasa bastante desapercibido. Observando los tres tramos podemos ver los desniveles del terreno ya que tanto éste como el más cercano a la Ronda constan de un solo piso mientras que el de la Avenida Luis Montoto es más espectacular, con un doble juego de arquerías en altura.


A pesar de la importancia y vistosidad del Acueducto, actualmente no es más que un mero objeto más dentro del laberinto de calles de la ciudad. Ni está correctamente conservado ni tiene la más mínima información que explique al curioso qué son ese conjunto de ladrillos. Desde este Blog proponemos primero, que se limpien los tramos más deteriorados (primero y último) y posteriormente que se coloque información sobre su historia, recorrido e importancia. Sólo conociendo nuestro patrimonio podremos empezar a valorarlo. No estaría mal que por las noches tuviera una iluminación especial que realzara el monumento y por supuesto, que se solucione el problema de la basura en el segundo tramo.


Por último, como idea completamente utópica, quizás sería interesante recrear en el suelo el primitivo recorrido del acueducto. Se podría instalar una línea de adoquines de color azul, por ejemplo, a lo largo de la avenida Luis Montoto para dejar claro por dónde discurría el acueducto y su importancia para la ciudad ya que era la principal fuente de abastecimiento de agua para la ciudadanía. Algo similar a lo que se hizo con determinadas puertas de la ciudad cuyas plantas aparecen reflejadas en el suelo o en el caso de Berlín, el recorrido completo del muro que dividió la ciudad.

Imagen principal de Google Maps

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicito la iniciativa y la apoyo.
La riqueza, limpieza y conservación de nuestra ciudad es también nuestra presentación al mundo.

Anónimo dijo...

Habría que hacer muchísimas cosas; escribir es fácil, ponerse manos a la obra otra cosa.
Habría que seguir excavando Itálica.
Habría que señalizar el antiguo cauce del río antes que Trajano le hiciera su curva "sevillana".
Habría que pedir responsabilidades a las autoridades cuando en lugar de conservar y poner en valor lo mucho que hay, acometen nuevas obras que se le escapan "monetariamente" de las manos, o mejor, ponen ricamente su mano...
Habría , habría que......
Habría que trabajar más y "chulear" menos..
Habría que cuidar la casa de uno y no envidiar la ajena.
Habría....desde luego, ... pero eso es la que hay

el pasado de sevilla dijo...

totalmente deacuerdo con el ultimo anónimo, no lo podría haber dicho mejor.

un saludo.

Culturadesevilla dijo...

Anónimo, no termino de entender tu comentario, no sé si es una crítica hacia este Blog. En ese caso, te diré que sí, que escribir es fácil, pero con este tipo de entradas únicamente pretendo dar a conocer determinadas situaciones y agresiones al Patrimonio. Evidentemente me podría quedar callado, o coger una escoba e ir a limpiarlo yo, pero no creo que ese sea mi cometido, para eso está el Ayuntamiento. Este Blog no pretende decirle a nadie lo que tiene que hacer, tan sólo doy mi opinión, al que le guste que la lea y al que no, pues es fácil, con no entrar en el Blog está todo solucionado.

Saludos

Anónimo dijo...

El patrimonio es de todos y cualquiera tiene el legítimo derecho (e incluso el deber, según la Legislación de Patrimonio Histórico) a solicitar su estudio, protección, difusión y correcta conservación. Además, así garantizamos que las generaciones futuras también puedan disfrutar de él y que no se pierda por falta de interés o por acciones vandálicas.
A mi entender, la opinión que expresa es bastante razonable y constructiva, hecha siempre desde el respeto. Yo suelo entrar siempre que puedo y me parece que es un blog muy interesante y bien documentado.
Desde luego, este tipo de iniciativas siempre deben ser bienvenidas por todos los que disfrutamos con la cultura.

Du Guesclin dijo...

Cada uno hace lo que puede dentro de sus posibilidades, y lo que hace el autor de este blog de manera altruista y desinteresada es mil veces mas importante que la labor de muchas de las asociaciones y entidades encargadas de velar por nuestro patrimonio cultural con dinero público.
Seguro que si a Cultura de Sevilla le dieran dos millones de euros, en vez de escribir una entrada de los Caños de Carmona los arreglaría, pero claro...
Por ello, desde mi punto de vista, Sergio no solo merece mis respetos: también mi admiración.

Un abrazo.

el pasado de sevilla dijo...

joder, ¿tengo que recordar el caso de este blog y la reforma de la casa de la moneda?, mucho blog y mucho cultura de Sevilla es lo que hace falta, que no pare tu trabajo compañero que estas siendo referente de muchos sevillanos que hasta hace poco no tenían ni pajolera idea de lo que estaba pasando en esta ciudad.

un saludo.

Del Sur dijo...

¿Qué paso con este blog y el caso de la casa de la moneda? Algunos no sabemos eso...recuérdalo si no te importa.

Anónimo dijo...

Soy la anónima del primer comentario.
Me presento, me llamo Aurora, soy sevillana y resido en Murcia.
Para mi es un orgullo y ejemplo a seguir de personas que pudiendo dedicar su tiempo en beneficio propio lo utilizan para informar y dedican un tiempo importante a crear y mantener una información a veces oculta por las administraciones pertinentes, otras porque nos resulta más cómodo mirar hacia otro lado y no reflexionar. También ayudan y mucho a personas como yo que viven fuera y les preocupa e interesa mi ciudad, mis orígenes, mi cultura.
Gracias a este blog y su faccebokk personas como yo seguimos formando parte del día a día de nuestra ciudad.
Me reitero: felicitaciones por la iniciativa de este blog y su empeño en conservar e informar gratuitamente del patrimonio cultural de la ciudad que es nuestra presentación al mundo.

Anónimo dijo...

Soy Juan, de Salamanca nacido y en Sevilla residente y auto-adoptado familiarmente desde hace no se cuanto, el segundo anónimo inconformista e ilusamente pedigûeño.
Perdone "Culturadesevilla" pero mi intención no pretendía molestarle ni siquiera se refería a usted, solo fueron diálogos expontáneos y ensoñaciones de lo mucho que podríamos ser y no somos por desidia, abandono y despreocupación.
Gracias por sus informaciones.

Jotaeme dijo...

Gracias por el artículo. No sabía que en los Pajaritos había otro tramo de acueducto!!

Anónimo dijo...

el acueducto podria haber sido incluso aumnetado en su trazado original con su materiales originales. y no me refiero a imitar, la piqueta desmonto el acueducto y lo vendio a alcala ladrillo a ladrillo, con dichos ladrillos se construllo la plaza de torros de dicha ciudad que fue demolida en el 2000 si no recuerdo mal