Páginas

domingo, 1 de mayo de 2011

Galería virtual | Mayo | 'Cartuja'

GUILLERMO DAZA PUERTO

CARTUJA


Acrílico sobre tabla
52 x 40 cm.
2010


Santa María de las Cuevas fue convento. Fue fábrica. Fue abandonado, recuperado, restaurado y reutilizado. Ahora es un Museo... y una Universidad... y un quirófano para obras de arte. Santa María de las Cuevas ha tenido una larga y tortuosa historia, pero 'Cartuja' refleja sólo una parte de ella, las altas chimeneas que en su día sirvieron para expulsar el humo de los hornos donde se fabricaba cerámica. Quizás por ese motivo el fondo tiene ese gris azulado, en recuerdo de su pasado industrial. Como en esos grabados que reflejan los suburbios de Londres donde los obreros malvivían con la esperanza de sobrevivir. Pero el color también está presente en la obra, los últimos rayos del sol (o quizás los primeros) bañan las altas torres de ladrillo jugando con las tonalidades, manchando caprichosamente sus formas.

Guillermo Daza nos enseña en sus obras una realidad que tiene poco de real, vemos lugares conocidos, cotidianos, pero cambiados, pasados por el tamiz de lo onírico, colores que no deberían estar ahí, formas sinuosas que hacen temblar los pilares de la razón. Pero si hay algo que siempre está presente en sus cuadros es el color, un color irreal, pero cercano, que nos invita a contemplar la obra, que hace amable un paisaje en el que no encontramos rastro humano, una imagen que nos es extraña precisamente por esa falta de humanidad, pero que sin embargo, no nos asusta, al contrario, nos invita a soñar, a imaginar, a disfrutar del paisaje.

Santa María de las Cuevas reducida a su esencia, sus torres, su pasado, su luz. Las piedras (y los ladrillos) siempre estarán ahí, seremos nosotros los que desaparezcamos, pero ellas seguirán presentes con el paso de los siglos. Quizás por eso no aparezcan personas en sus cuadros, porque somos irrelevantes, transitorios, como la vida.


Guillermo Daza Puerto
Sevilla


Queda completamente prohibido utilizar estas imágenes sin permiso del autor

No hay comentarios: