Páginas

miércoles, 6 de abril de 2011

Reflexiones sobre el arte público


ABC publica hoy una interesante entrevista a Jaume Plensa con ocasión de la inauguración de una exposición suya en el Yorkshire Sculpture Park.

Entre sus respuestas leemos frases como "había un malentendido con la escultura pública. Parecía que era para decorar rotondas..." o "la escultura pública tiene esa intención de salir del museo, de acercarse a la gente, de introducir belleza en su vida cotidiana...".

Estas frases y opiniones de Plensa deberían hacernos reflexionar sobre el tipo de arte que estamos instalando en las calles de Sevilla. En este Blog ya hemos tratado este tema en varias ocasiones. Sevilla sigue apostando por un tipo de arte público (entendido como el que se sitúa en la calle) totalmente desfasado. Ya no se trata de levantar esculturas figurativas a tal o cual personaje, el arte contemporáneo va mucho más allá. Mientras otras ciudades engalanan sus espacios públicos con interesantes obras de arte, en Sevilla insistimos en colocar esculturas a la duquesa de Alba o al Papa (pieza que, al parecer, quieren ubicar ahora en la calle San Jacinto), lo que da terribles resultados como el horrendo conjunto que forman las tres esculturas colocadas en la Alameda de Hércules, cerca de la calle Calatrava.

Os recomiendo la lectura del artículo (enlace)

5 comentarios:

Pedro-Abeja dijo...

Cuando leí que querían plantar una escultura del Papa bajo el magnolio de la Catedral, me llevé las manos a la cabeza. ¿No sería un lugar mejor para rendir por fin un homenaje en forma de escultura (y no de placa) a, por ejemplo, Luis Cernuda? Siempre que veo ese gran árbol, aunque no sea exactamente el que Cernuda nombraba en su texto, siempre me acuerdo de él.

http://desdemimagnolio.blogspot.com/2008/05/magnolio-luis-cernuda.html

Anónimo dijo...

la destrucción del casco historia es lo que esta desfasado en Sevilla las alienación de las esculturas de ilustres personajes de nuestra ciudad de su lugares como han hecho en las dunas de la alameda.

Culturadesevilla dijo...

Habría formas mucho más originales, bellas y simbólicas para representar a Luis Cernuda que una escultura de su persona, que por cierto, es un personaje del que se ha reclamado en varias ocasiones un homenaje en la ciudad. Según tengo entendido, él tampoco sentía mucho amor por su ciudad, quizás por eso la ciudad le ha dado un poco la espalda.

Saludos!

Pedro-Abeja dijo...

Ya sabemos que esta ciudad se las pinta sola para dar la espalda a los genios que alumbra. No creo que el supuesto odio de Cernuda a Sevilla sea la razón de lo que apuntas. Nadie que lea OCNOS vea en esa obra odio hacia Sevilla. Por otra parte, cuando me refería a una escultura en honor a Cernuda tampoco me refería a que fuese una de tipo realista representándolo a él pero si así fuera, tampoco me parecería mal. Lo grave del asunto es que cualquier torero o foloclórica tenga su estatua (cosa que no critico) y un poeta tan insigne, no.

Un saludo.

Culturadesevilla dijo...

Pedro, seguramente conoces mucho mejor que yo la obra de Cernuda, yo sólo hablaba de lo que había oído y muchas veces se nos venden unas ideas que difieren mucho de la realidad, jeje. Efectivamente Cernuda debería contar con algún tipo de homenaje en la ciudad, al igual que Bécquer tiene su monumento (uno de los más bellos de la ciudad, por cierto), en lugar de tanto torero y folclórica que poco han aportado a la historia de las artes en general.

Saludos!