Páginas

viernes, 8 de abril de 2011

El Patio de Banderas se cubre de albero para Semana Santa

Tras finalizar los estudios en el yacimiento arqueológico del Patio de Banderas, el Patronato de los Reales Alcázares ha decidido cubrir los restos de cara a la próxima Semana Santa para facilitar el tránsito de personas por la plaza. La última fase de las excavaciones, que se concentrará en la parte sur del espacio, junto a la puerta de salida del monumento, se iniciará tras la Feria. Con estos nuevos trabajos se pretende seguir recabando información para valorar la importancia de los hallazgos y si merece la pena construir una cripta arqueológica que permita su visita. Sin embargo, el hecho de que se esté cubriendo lo ya excavado apunta a que finalmente se desechará la idea de hacer un centro que custodie los restos.


7 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Es que los arqueólogos no tienen la suficiente sensibilidad como para no cubrir los restos?. ¿Es que, una vez que se descubren, no es una barbaridad no conservarlos al aire y que se puedan visitar?.

Seguramente pensaremos que no. Pensaremos que si se cubren es porque no tienen el suficiente interés arqueológico. Parece que lo normal no es poner en tela de juicio el criterio de los profesionales. Y también, puede que no fuese razonable tener una ciudad llena de criptas por todos sitios allí donde apareciese un ladrillo más antiguo de lo normal.

Porque las ciudades deben evolucionar, ¿o no?.

Y me pregunto, ¿porqué se confía en el criterio de unos profesionales y en el de otros no?.

¿Porqué si se hace en el casco histórico un edificio con un diseño más actual de la arquitectura reginalista de principios del XX se está cometiendo un crimen?.

¿Porqué las farolas que han estado sosteniendo los cables de un tranvía de principios del XXI tienen que parecer de la época de Anibal González si son coetáneos del trenecito?. ¿Para el corpus y la carrera oficial de Semana Santa?.

Yo no encuentro una respuesta lógica. Lo seguiré intentando.

Y a pesar de todo seguiré amando esta ciudad a la que no permitiré que critique nadie que no la ame igual que yo.

Culturadesevilla dijo...

Creo entender que tu comentario, Anónimo, es más una reflexión en voz alta pero me gustaría aclararte que, normalmente, cuando se decide custodiar unos restos arqueológicos en una cripta se suele recurrir al criterio de su vistosidad. La arqueología es una ciencia y como tal, documenta los restos que aparecen para conocer mejor nuestro pasado. El hecho de ponerlos posteriormente en valor dependerá de si la ciudadanía es capaz de comprender esos restos. Me refiero a que, por muy importantes que sean, si no son lo suficientemente comprensibles como para ser mostrados con claridad, no se suele hacer un centro para que sean visitables.

Un saludo.

Fernando Paredes Murillo dijo...

No estoy de acuerdo. Pienso que, aunque no sean excesivamente vistosos y halla quien prefiera una "pressiossa" y "de toa la vida" plaza, algo que lleva ahí tantos años guradando polvo, como la lira de Bécquer, merece un respeto, y para mí, éste consiste en mostrarlos y, sobre todo, conservarlos en condiciones óptimas. Todos tenemos derecho a poder ver las maravillas que se esconden en el subsuelo de nuestra ciudad, aunque éstas sean algo tan simple como la cisterna de la Pescadería.

Culturadesevilla dijo...

Fernando, si hablamos de conservar, ¿cómo estarán mejor, enterrados como lo han estado desde hace siglos o a la intemperie cogiendo polvo?

Sin duda contar con una serie de criptas arqueológicas que mostraran el pasado de la ciudad sería una interesante manera de dar a conocer nuestra historia, el problema es que luego no va nadie. Tenemos el Castillo de San Jorge, un centro magnífico que muestra las ruinas de nada más y nada menos que la sede de la Santa Inquisición, y ahí está, muerto de la risa. Cierto es que el Patio de Banderas, por su ubicación, cogería a mucho turista de camino y lo visitaría, pero ¿merece la pena la inversión para mostrar unos muros difícilmente comprensibles?

Ya veremos qué pasa.

Un saludo!

Pablo dijo...

Quizás el problema mismo sea su "ubicación", y es que tener abierto el patio de las banderas, un punto tan transitado, a la salida de los Alcazares, debe haber parecido poco conveniente para el ayuntamiento, algo muy grande debiera descubrirse para que lo dejaran al descubierto.

Culturadesevilla dijo...

En caso de crear una cripta arqueológica en el Patio de Banderas, éste debería quedar con la misma fisonomía que tiene actualmente. El acceso a la misma se haría por alguna de las casas del Patio cuya titularidad ostenta el propio Ayuntamiento.

Saludos!

Fernando Paredes Murillo dijo...

Por supuesto, me refería a una cripta y no a dejarlos al aire libre.