Páginas

jueves, 31 de marzo de 2011

Visitamos la Biblioteca Felipe González


La semana pasada se inauguró la biblioteca de Torneo, rebautizada como 'Felipe González'. Ya hablamos largo y tendido sobre su limitado uso horario (de 9'30 a 14'30 de lunes a viernes), sobre la escasez de libros (4.000 frente a los 20.000 previstos) y la prioridad de uso de los estudiantes de la Universidad de Sevilla que es quién va a poner los bibliotecarios necesarios para que pueda funcionar el edificio. Ayer visitamos la nueva biblioteca y la sensación fue muy positiva. El edificio es magnífico y con los medios adecuados, se convertiría en un equipamiento de lo más útil para los ciudadanos.


De momento el único acceso abierto al público es el superior, el que une la biblioteca con la calle Torneo. El inferior hacia el paseo Juan Carlos I se halla cerrado ya que en esa planta baja es donde se encuentran las estanterías con los libros que están siendo inventariados. Por tanto, el único uso que tiene actualmente el edificio es el de sala de estudio que ocupa toda la planta superior del mismo.


La recepción es una zona amplia y acogedora que posee en el centro las escaleras, ascensor y servicios del edificio. Desde este distribuidor se puede acceder a las diferentes salas de estudio situadas en la planta superior, cuatro en total.




La sala de estudio situada en el ala norte del edificio.


Y las tres del ala sur, independientes pero comunicadas con cristaleras.


Como se puede apreciar en las imágenes, la luz es la principal protagonista, una luz que entra a raudales por las cristaleras y que a la hora de la visita (a medio día) no era en ningún momento excesiva. Quizás en las horas en las que el sol comienza a salir o a ponerse, los brillos del mismo reflejados en el agua supongan un exceso de luminosidad, pero para ello se han instalado una serie de cortinas correderas.



De nuevo volvemos al amplio vestíbulo con ese original bloque central que sirve de nudo de comunicación entre ambas plantas y que, al estar revestido de madera, da un toque cromático a la biblioteca.


Los exteriores han sido remodelados y adecentados pero se echa en falta algo más de verde, quizás más árboles o algún que otro parterre. Hubiera sido interesante que el edificio contara con una cafetería, sin duda sería un punto estupendo para disfrutar del río además de proporcionar ingresos extra para el mantenimiento del inmueble.


Magnífica biblioteca que nace a medio gas por culpa de la falta de previsión. La escasez de recursos y personal han convertido la que iba a ser la biblioteca del centro histórico en una sala de estudio más. Esperemos que con el tiempo tenga el uso para el que fue concebida.


4 comentarios:

Nacho dijo...

Espero que poco a poco el catálogo de la biblioteca vaya aumentando (y el horario de apertura también). No entiendo la preferencia de uso para los universitarios, de todas formas, ¿tendrás derecho de echarte si estás allí sentado leyendo o haciendo gestiones?. ¿Al final no han hecho cafetería?, recuerdo haber leido noticias durante la construcción de que iba a haber una.

Anónimo dijo...

Más info: http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/941869/la/biblioteca/felipe/gonzalez/no/prestara/libros/hasta/mayo.html

Anónimo dijo...

No prestará libro hasta julio.

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/993298/la/biblioteca/rio/no/estara/operativa/hasta/julio.html

Manuman dijo...

Muy bonita la biblioteca pero ahí sigue cerrada. Herencia de la construcción subvencionada y descontrolada.