Páginas

martes, 8 de marzo de 2011

Pickman La Cartuja renace con un nuevo horizonte

Pickman La Cartuja, una de las históricas factorías sevillanas (y de las pocas que quedan) ha conseguido salvarse gracias a un empresario de origen malagueño que asumirá la deuda que arrastraba la empresa y que se hará cargo de reflotar a la compañía.

Tras varios años de incertidumbre y varios ERE's sobre la mesa, parece que por fin se empieza a ver la luz al final del túnel. Con esta ampliación de capital, Pickman La Cartuja pretende volver a ser emblema de la calidad y embajadora de Sevilla en todo el mundo. Según los planes del nuevo propietario, no hay tiempo que perder para conseguir que la empresa sea rentable en 2012, conservando el máximo de trabajadores posible. El acuerdo parece ser del gusto de todos, tanto de las administraciones como del propio Comité de empresa que lleva años luchando por sacar a flote la empresa.

Nos alegramos de que, al menos en esta ocasión, se haya conseguido salvar parte de nuestro Patrimonio y esperemos que ésta sea la definitiva. Sevilla no sería la misma sin Pickman La Cartuja.

Fuente: Europa Press

5 comentarios:

Hispalense dijo...

¿´Conoces cuál es la situación del museo de la fábrica ? ¿ a quién le pertenece? ¿al estado ? ¿al nuevo empresario ? ¿a la tesorería de la seguridad social ? Y sobre todo ¿qué va a pasar con él? La verdad que Cartuja de Pickman, más Carranza, más las colecciones González Abreu, Parladé y de los Ríos existentes en los museos de Sevilla, más otras, podrían dar lugar a un gran museo de cerámica en la ciudad o , incluso, ser el germen de uno de artes decorativas como deseas tú, blogger. ¿Qué opinan Espadas y Zoido de este asunto ? A lo mejor es que todo se reduce a proyectos en el río o a "Pompidous". Aunque me da la impresión de que más que "Pompidous" son pompas de jabón.

Culturadesevilla dijo...

Sobre el Museo, hablo de memoria, pero creo recordar que las piezas fueron empaquetadas y trasladadas para evitar su deterioro. No sé cuáles serán los planes de la empresa para este legado patrimonial. Sobre eso no he leído nada pero los trabajadores de la empresa están muy concienciados en este tema y seguro que no tardaremos en saber algo.

Sobre las colecciones que comentas, pues qué te voy a decir, que ojalá. Sevilla podría dar tanto de sí. Habrá quién diga que no podemos llenar la ciudad de museos y espacios culturales, que en realidad no hay demanda para tanto.... Pero es que creo que Sevilla podría precisamente hacer de esos espacios su mejor virtud. Tú vas a Barcelona y te llueven las ofertas de espacios culturales, puedes estar perfectamente un mes y quedarte sin ver cosas. Sevilla debería aspirar a algo semejante. Que es caro de mantener, pues sí, pero generaría muchísimo empleo, movería dinero y atraería a un turismo más especializado y no sólo el que se pasea en coche de caballo con la niña rubia vestida de gitana con un traje de papelina.

Sobre el Pompidou de Zoido. Sinceramente, ni me creo ese proyecto ni me creo el de Espadas para Altadis. Cuando un proyecto se presenta sin detallar, sin presupuesto y sin ni siquiera una idea de lo que se va a hacer, mejor no echarle mucha cuenta, porque luego te llevas decepciones.

Un saludo!

Hispalense dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo en casi todo. Pero en cambio , yo limitaría el número de museos. Por varias razones . La primera ¿si tenemos los museos que ya tenemos en la lamentable situación en que están cómo vamos a hacer muchos más? La segunda. Creo que diversificar tanto la oferta museística lo único que hace es diluirla.Es por ejemplo una de las críticas que yo le hago al alcalde de Málaga, al que tú defiendes, ha creado o va a crear tantos museítos que al final te pierdes y la mayoría son de un valor muy discutible.
Pero en el caso de la cerámica yo creo que ese museo sí realmente es necesario para la ciudad. Para mí es el único nuevo museo totalmente necesario.(y no me parece mal tu idea de que no sea sólo de cerámica sino también de otras artes decorativas). En todo caso cabría pensar además en un Museo de la ciudad que para mí debería ser el propio ayuntamiento, si se hubiese hecho un edificio moderno que le liberase de sus cargas administrativas, como aquel que se propuso en el Prado y que tanta polémica política, judicial, empresarial y pecuniaria (indemnización) trajo. Un saludo también a tí.

Culturadesevilla dijo...

Ojo, llenar la ciudad de Museos porque sí no es lo que propongo. Por eso siempre he defendido que Sevilla necesita un Plan General de Cultura que analice nuestros puntos fuertes y débiles, priorice las actuaciones y sobre todo, sirva para rentabilizar las inversiones.

Para que Sevilla se convierta en una verdadera capital cultural queda muchísimo trabajo por delante. Evidentemente la ciudad ha dado un gran salto cualitativo desde hace unos años hasta ahora, pero actualmente la Cultura que se hace en Sevilla se hace expresamente para la ciudad, no es, en mi opinión, una locomotora que tire del turismo. Cuando hay una exposición de Renoir en el Prado, la gente va a Madrid a verla. ¿Hacemos algo en Sevilla parecido? A eso me refiero, Sevilla debe aspirar a ser una marca cultural de prestigio internacional.

Un saludo!

Hispalense dijo...

Acabo de ver unas noticias en el Abc sobre el asunto y son muy preocupantes. Espero que al final el empresario sea serio y no un bluf.Lo deseo de corazón.