Páginas

domingo, 13 de marzo de 2011

La fealdad hecha de ladrillo


¿Alicante?


¿Alcobendas?


¿Badalona?


Pues no, efectivamente nos encontramos en Sevilla, concretamente en el centro histórico, en los alrededores de la iglesia de San Luis. Hace unos años se construyeron varias viviendas de protección oficial en esta zona gracias a los fondos llegados desde Europa para revitalizar parte norte del casco antiguo. La actuación no pudo ser más desafortunada, se construyeron bloques de viviendas que no respetaban en absoluto el legado patrimonial y arquitectónico de la ciudad y tampoco supusieron ninguna aportación contemporánea a la arquitectura sevillana. Se levantaron viviendas que podrían haber estado en cualquier parte y que lo mismo nos encontramos en Pino Montano que en Los Bermejales. Uno de los mayores crímenes fue la ¿plaza? que se construyó tras la iglesia de San Luis, un inmenso solar semiárido que en lugar de ensalzar la belleza del templo barroco, lo descontextualiza, casi sería preferible que no se viera la iglesia, nos evitaríamos el daño.


Actualmente se siguen construyendo viviendas en esta zona. El edificio de la imagen superior se encuentra en la misma calle San Blas. Intenta aportar algo, pero apenas lo consigue. Un edificio más en una zona desastrosa.


"Eran otros años". "En aquellos entonces no se tenía tan en cuenta el nivel de la arquitectura". No nos engañemos. Llegamos a la calle San Luis con la maravillosa torre de San Marcos al fondo. Una calle que cobija grandes joyas de la arquitectura hispalense: el palacio del Pumarejo, las iglesias de San Marcos, Santa Catalina, San Luis, San Gil. El acceso por donde entraban los Reyes en la ciudad ahora se ha convertido en una vía de paso donde mejor no pararte a contemplar nada no vaya a ser que se te lleve un coche por delante. Una calle que necesita una profunda intervención de mejora. Hasta hace pocos años había dos grandes solares cerca de la iglesia de San Luis. El PGOU de la ciudad lo dejaba claro, en uno debía construirse un centro deportivo y en otro un ambulatorio para esta zona del centro histórico. ¿Cuál ha sido el resultado?


Esto. Casi era preferible el solar.


Años después se vuelve a cometer el mismo error. Se construye un equipamiento / edificio que no aporta absolutamente nada a la arquitectura de la ciudad. La calle San Luis está más fea que nunca gracias a estas dos nuevas construcciones. Y para rematar la faena, le colocamos farolas de forja, para que parezca que en realidad nos importa la estética de la ciudad. ¿Qué más da si el edificio es un horror? Le ponemos farolas de forja y que salga el sol por Antequera.


Si el centro deportivo daña a la vista, el ambulatorio que tiene enfrente no podía ser menos. Por toda la ciudad se están levantando buenos centros de salud, interesantes muestras de arquitectura contemporánea, pero parece que San Luis no se merece esos lujos. Plantamos un edificio cualquiera que encima supere en altura a los que tiene alrededor, para que se vea más, y por supuesto, con su farola de forja, que queda la mar de mona.


Un nuevo despropósito para una zona de la ciudad en la que en lugar de hacerse todo lo posible para que abandone esa imagen de marginalidad, parece que queremos propiciar que siga así. ¿Tan difícil era construir dos edificios que por su carácter público deberían servir de ejemplo para la recuperación del barrio? ¿No hay arquitectos en Sevilla capaces de diseñar otra cosa? ¿Por qué nos empeñamos en seguir destruyendo la imagen de la ciudad?

16 comentarios:

Triana-Bel dijo...

Pero esto lo permite alguién no? estarán de acuerdo los técnicos del ayuntamiento, qué pena de ciudad...

Maese Maesa dijo...

En cuanto a lo de la calle San Luis, hace tiempo que le he pedido a varios dioses que iluminen a nuestros políticos para que decidan hacer algo ahí, adecentarla y peatonalizarla aunque fuera parcialmente sería suficiente. Las calles Baños y Águilas también han sido objeto de mis plegarias, pero son casos más próximos a estar perdidos.

Lo del barrio nuevo tras la calle San Luis, no puede ser más anodino. El caso es que no es que sean edificios feos, más bien son de una insulsez hiriente. Dada la zona, tendría que haberse hecho con mucho mayor esmero, es evidente. Pero además hay que añadir una lacra propia de mucha de la arquitectura contemporánea: la pérdida de identidad local. Estos son edificios funcionales, sin pretensiones, pero si existiera una tipología típicamente sevillana, si esto se hubiera mantenido en la arquitectura contemporánea, no estaríamos hablando de un barrio no sólo anodino, sino además desarraigado. Al menos tendríamos un conjunto de casas que no aportarían nada, pero que se fundirían en el resto del caserío sin problemas.

Anónimo dijo...

Cuando construyeron los pisos de la primera foto, pintaron un grafiti que decia,"SI ESTAS SON VUESTRAS CASAS QUE TRISTES SON VUESTROS CORAZONES"

Hispalense dijo...

Además se cargaron la mitad de la trama urbana original, que era en muchos casos de època medieval, con adarves y calles estrechas. Todo el mundo dice que lo peor de Rojas Marcos como alcalde fue el estadio olímpico (por lo demás un espléndido edificio) Para mí lo peor fue el destrozo de la zona trasera de San Luis. Por ahí había corrales de vecinos que se podían haber restaurado (adaptándolos a las necesidades de la higiene y la comodidad de hoy en día, por supuesto) y no construir en su lugar bloques de viviendas. En cambio el único derribo que yo hubiera hecho, no lo hicieron. Me refiero a las casas que hay enfrente de la fachada barroca de San Luis. Creo que esa fachada se merece una plazuela enfrente para admirarla en todo su esplendor.

Hispalense dijo...

Otra cosa más ¿Hay algún proyecto con la antigua fábrica de sombreros? El otro día pasé y vi que estaba llena de pintadas, como si la habitasen ocupas. Sin embargo me acerqué y la impresión que tuve es que estaba abandonada.

Fernando Hugo Rodrigo dijo...

Pero la cuestión es: ¿estas obras sí les gustan a la asociación de arquitectos pero las setas no?

Pero claro, estos edificios tal vez los hayan hecho gente de aquí. Y no, es cierto, no es "arquitectura espectáculo". Pero ¿es buena arquitectura, que siempre es más relevante?

el pasado de sevilla dijo...

esto de la calle san luis lo llevo denunciando desde que se puso el primer ladrillo del primer bloque de viviendas.

están cometiendo un crimen atroz irreparable, y desde luego el legado que va a deja tras su mandato el señor monteseirin es idéntico al que nos dejaron en los años 50 y 60, es decir, total destrucción del casco histórico y el patrimonio.

pero bueno, esto es Sevilla, aquí todo el mundo se queja en su salita pero a la hora de la verdad, nadie da la cara y denuncia estas cosas.

un saludo.

Culturadesevilla dijo...

Sobre la Fábrica de Sombreros, fue desalojada hace ya varios meses. La intención del propietario es hacer viviendas. Parte del edificio está protegido por lo que deberá respetarse, el resto, desaparecerá irremediablemente ante la indiferencia del Ayuntamiento y la ciudad.

En cuanto a los edificios de San Luis. En mi opinión, puestos a destruir, lo mejor hubiera sido que construyeran algo radicalmente rompedor, al menos tendríamos un barrio diferente. El problema viene cuando se destruye lo que hay para hacer algo totalmente anodino (la palabra que usa Maese es la que mejor le viene a este caso) que no aporta absolutamente nada pero que, encima, pretende pasar desapercibido. Hay dos opciones, o respetas lo que hay o haces algo que destaque, pero quedarte a medias, construyendo un bodrio que ni sigue la línea tradicional del caserío histórico ni aporta absolutamente nada nuevo es lo peor que se puede hacer.

Saludos!

Anónimo dijo...

Quizas no se ha acertado en la solución, pero esa defensa a ultranza de una arquitectura que tampoco resuelve los nuevos modos de vida no me parece nada coherente, hecho en falta que critiques también que pasan audis A4 en vez de carruajes del siglo XVIII, que rompen con la imagen idíllica que tienes de la ciudad, hay que hacer ciudad, cuidando y con respeto, pero basta ya de tanta crítica a todo. seguro que el campo original era mejor que la misma Calle San Luis.

Culturadesevilla dijo...

Anónimo, creo que no has entendido el sentido de esta entrada. En ningún momento se está pidiendo que se construyan edificios que imiten lo que se pudiera hacer en siglos anteriores, lo que se critica es la destrucción de una zona del centro histórico para levantar edificios que no aportan nada arquitectónicamente.

Se puede construir buena arquitectura contemporánea en los centros históricos que contribuya a aumentar el patrimonio de la ciudad. Lo que se ha hecho en San Luis evidentemente cumple una función, son viviendas, pero el resultado no es el adecuado para esta zona de la ciudad.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Un ejemplo más de arquitectura anodina y sin interés. esa arquitectura que ha existido siempre, en cada una de las épocas por las que pasa una ciudad y que también se dió en el siglo XIX y antes.
Pero es que, de la producción edilicia, el % de arquitectura de calidad es bajo. Entre otras cosas porque, según dicen, hay un genio cada millón de habitantes y los demás somos del montón,..., y de los genios que salen no hay tantos que sean arquitectos.
Y cuando un arquitecto trabaja bien, ni siquiera vamos a decir que sea un genio, tiene que bregar con el que pone el dinero, al que le sale mucho más económico hacer algo convencional y anodino, que aproveche cada m², que edificar algo con más impacto.

Además, se haga lo que se haga siempre habrá quien lo critique.

Se podría haber hecho algo mejor en San Luis, que duda cabe, pero la responsabilidad es de toda la sociedad sevillana.

Desgraciadamente el sevillano tiene, tenemos, poca facilidad para asumir los cambios, para asumir que nuestra ciudad debería salir de su ensimismamiento romántico y asumir los cambios, evolucionar. Ante una actuación en la C. San Luís se puede romper o pasar desapercibido, (copiar no es una opción, el pastiche está asegurado) y romper no es lo que mejor visto está en nuestra ciudad.

Anónimo dijo...

¿Quien edificó esas viviendas?...¿un promotor de VPO privado?...¿su interés era la ciudad o los costes?.

¿Quien incluye cierto tipo de farolas no importa donde?, ¿el arquitecto?, ¿el Ayuntamiento?

¿Eran necesarias las farolas con ese diseño de la Avd. de la Constitución?, ¿para una urbanización nueva de la avenida no había opciones con diseño actual?

Empecemos por aclarar ciertas cosas.

Maese Maesa dijo...

Yo opino que no hay que ser un genio para construir un edificio valioso arquitectónicamente o que aporte algo a su entorno. Tampoco creo que el bajo coste esté reñido con todo lo que se comenta (en Sevilla hay bastantes ejemplos de VPO que son interesantes, desde las construídas por Anibal González en Ramón y Cajal hasta las viviendas de la SE-30 de Nieto y Sobejano, o las de mrpr de Kansas City).

Anónimo dijo...

La destrucción de la trama urbanistica es lo peor que se ha hecho.
Maese tiene razón los edificios son anodinos e impersonales.Puestos a elegir y si no hay más remdio mejor un pastiche bien hecho que se funda con el resto del caserio.
Yo tengo mi teoría sobre la arquitectura popular sevillana y andaluza y es que esta repele de las ventanas peladas.
Fijense en las casas sevillanas,veran balcones.rejas de hierro voladas,cierros de balcones en madera o hierro desde el siglo XIX,pero muy pocas ventanas.
Al andaluz le gustar asomarse a la calle estando "dentro"de la calle.
He visto alguna casa interesante como en una de la plaza de San Leandro donde hay cierros completamente de cristal muy volados.Por ahí deberian de trabajar los arquitectos andaluces,pero nada de ventanas en edificios residenciales que solo dan lugar a fachadas planas y tristes.
Por supuesto no me refiero a edificios con pretensiones de ser singulares y fuera de lugares protegidos.

Anónimo dijo...

Maese, efectivamente la arquitectura con interés no es sólo cuestión de genios. Que la obra tenga una buena financiación ayuda y mucho. Ninguno de los edificios de Nieto y Sobejano y mrpr hubiese contentado al sevillano medio en la calle San Luís..., es mi opinión y creo que estarás de acuerdo conmigo. En cuanto a la calidad de ambos edificios unida a su coste 1.-Podríamos hablar del de Nieto y Sobejano pero no me parece bien hacerlo en público. 2.- A mi entender prefiero el edificio de mrpr al que tiene al lado, pero tampoco resulta emocionante, la verdad, ellos mismos han hecho cosas mejores.

En cuanto a Anibal González sigo opinando que las copias terminan siendo un pastiche.

Si bien debo admitir que los edificios de los que estamos hablando no sólo no aportan nada de calidad a la arquitectura de la ciudad sino que incluso puede que la resten, no creo que achacar el fracaso a la "asociación de arquitectos", "los técnicos del ayuntamiento", o hablar "una lacra propia de mucha de la arquitectura contemporánea: la pérdida de identidad local"...sea justo cuando la responsabilidad no creo que está en la arquitectura y menos a la contemporanea, porque el resultado tan nefasto no es siquiera arquitectura , eso es otra cosa....especulación, desinterés..., a propósito, me reafirmo en lo dicho, los ejemplos de Nieto y Sobejano o mrpr en San Luís producirían opiniones parecidas a la de "una lacra propia de mucha de la arquitectura contemporánea: la pérdida de identidad local", ¿no?.

NACHOPS2 dijo...

No se que querias entonces, a lo mejor seguir con los oslares abandonados, llenos de basura y de gente mala que haria que el barrio se degradara, por robos, suciedad, etc..
Sino mira como andan por Triana.
No digo que sean bonitos, pero son pisos y que a todos no les gustan pues normal, mejor eso y tener vecinos nuevos que hace que se levante un barrio a tener indeseables por la zona.
Que a lo mejor debia de haber seguido la estetica de la calle, pues tambien, pero vamos evolucionando, no podemos hacer pisos como los del siglo XX o volver al patio de vecinos.