Páginas

viernes, 4 de marzo de 2011

Altadis: de fábrica a centro socio cultural



Estamos en período electoral y a partir de ahora serán muchas las promesas y proyectos que escucharemos de boca de los candidatos a la alcaldía. En Cultura de Sevilla intentaremos reflejar aquellos que estén relacionados con la temática que tratamos en el Blog para que esteis al día de lo que podría ocurrir en la ciudad después del 22 de mayo.

Ayer hablábamos de la propuesta de Espadas de dotar a cada barrio con una biblioteca y salas de estudio "y si no hay espacios, pues se construye un edificio". Hoy hemos sabido las intenciones de Espadas para uno de los inmuebles con mayores posibilidades de la ciudad pero que está en un status quo desde su cierre, la Fábrica de Altadis en Los Remedios.

Varios han sido los proyectos que han contado con este edificio como protagonista en los últimos años, incluso el PP lo propuso como centro de arte contemporáneo municipal en las últimas elecciones. El candidato socialista tiene nuevos usos pensados para la vieja fábrica que está junto al río Guadalquivir y que se engloba en un proyecto mucho más ambicioso que recorre toda la lámina de agua a su paso por la ciudad, desde San Jerónimo hasta Las Delicias. El modelo a seguir sería La Alhóndiga de Bilbao, un edificio del que ya hablamos en el Blog tras nuestra visita a la capital vasca. La Alhóndiga ha sido recientemente recuperada para albergar todo tipo de usos: biblioteca, mediateca, cines, salas de exposiciones, tiendas, gimnasio, restaurantes... Todo ello en un histórico edificio de 1909 de más de 40.000 metros cuadrados. En Sevilla se pretende hacer algo similar con la fábrica de Altadis, pero sevillanizando el proyecto. ¿Cómo? Pues muy sencillo, ¿qué es lo primero que se plantea en nuestra ciudad para cualquier edificio sin uso? Efectivamente, un hotel. La fábrica de Los Remedios albergaría un hotel de cinco estrellas (¿tiene Sevilla potencial para asumir otro hotel de alta gama?) además de un complejo socio cultural donde tuvieran cabida diferentes usos que, a su vez, sirvieran para dotar de equipamientos al barrio de Los Remedios, que por no tener, no tiene ni colegio público. El proyecto se complementaría con un puerto deportivo en la ribera del río y una pasarela peatonal que comunicara con el Paseo de las Delicias.

¿Problemas? Para empezar, el PGOU establece usos industriales para este sector de la ciudad, por lo que habría que cambiar la categoría de unos terrenos que siguen perteneciendo a Altadis, que salió de la ciudad por la puerta de atrás pero dando un gran portazo (despidiendo a decenas de personas). ¿Otro inconveniente? Izquierda Unida. Los socios de gobierno del PSOE en el Ayuntamiento se niegan a cambiar el uso de este edificio, aunque sea completamente inviable mantener un espacio industrial en pleno centro de la ciudad. IU se agarra a un clavo ardiendo y prefiere que el edificio se caiga antes que permitir que Altadis saque tajada. Algo muy loable, debido a la actitud de la empresa francesa, pero poco práctico para la ciudad.

El proyecto en sí no tiene mala pinta, se le daría por fin un uso a una zona degradada y con un potencial enorme, abriendo a la ciudadanía esta ribera del río y permitiendo su disfrute. La idea de construir una nueva pasarela también es bastante atractiva, aunque nos tememos que irrealizable debido a la protección que goza la lámina de agua en esta zona. Lamentablemente, no vemos que el proyecto sea factible a no ser que directamente se permita a Altadis hacer lo que quiera con lo que tendríamos un centro comercial y nos vamos olvidando de espacios culturales y sociales. A lo sumo, alguna pequeña concesión, pero nada que permita el verdadero disfrute de este edificio por parte de la ciudad. Habrá que esperar al 22 de mayo a ver qué dicen las urnas, y sobre todo, a ver con qué dinero se encuentra el que llegue para llevar a cabo el proyecto.


No hay comentarios: