Páginas

lunes, 28 de febrero de 2011

¿Dónde está mi cruz?

Si las esculturas hablasen... podrían decirnos tantas cosas... A estas alturas de la película sólo Santo Domingo sabe quién le robó la cruz, es lo que tiene mirarla fijamente las 24 horas del día sin pestañear. Ni el Museo de Bellas Artes, ni la Junta de Andalucía ni la Policía saben dónde ha podido ir a parar dos años después del robo.

Rocambolesco. Febrero de 2009, alguien llega a la sala donde se exponen obras de Montañés, Zurbarán y Juan de Mesa, arranca la cruz de las manos de Santo Domingo (obra de Montañés) y se la lleva. Nadie ve nada. Pero nadie, nadie, ni siquiera las cámaras de seguridad que hay en la sala. Dos semanas después, los trabajadores del Museo se dan cuenta de la desaparición (...). Para cuando la Junta de Andalucía pone en conocimiento de la Policía el robo, resulta que las cintas de seguridad han sido regrabadas por lo que, por mucho que se revisen, es imposible que aporten información sobre quién llevó a cabo el robo. Y se acabó, caso cerrado dos años después sin culpables. Eso sí, la Junta ya ha sustituido la cruz por otra nueva, para que no se note la diferencia. Algo así como lo que hicieron los italianos cuando reconstruyeron el Campanile de Venecia tras su derrumbe, se reconstruye tal y como era y aquí paz y después gloria.

¿Ha mejorado en algo la situación del Bellas Artes tras el robo? ¿Se cumplen las medidas de seguridad para evitar atentados contra las obras? ¿Tiene dinero el Museo para contar con mejor vigilancia? La respuesta para todas esas preguntas es sencilla, sólo hay que pasearse por el museo cualquier día.


3 comentarios:

JesusVR dijo...

Es increible que haya ocurrido algo asi en el Museo de Bellas Artes. Nadie sabe nada, nadie dice nada y nadie dimite por supuesto. Total,solo han robado una cruz de Martinez Monteñes. Situaciones como esta son las que hacen aumentar mis convicciones religiosas: no pasan mas cosas porque Dios no quiere

Culturadesevilla dijo...

Hay que aclarar que la cruz robada no era la original del siglo XVII sino posterior.

Un saludo!

Hispalense dijo...

Pues sí, en Sevilla llevamos más cruces encima que los penitentes de la hermandad de los estudiantes. Una cruz es el bellas Artes. Otra el museo arqueológico (¡Lo que harían en Colonia con esa colección ¡ Si con cuatro cosas que tienen han sido capaces de montar el espléndido museo romano-germánico). Una tercera cruz es Santa Clara , sí, no me estoy equivocando. El pasado sábado estuve viendo el monasterio y las sensaciones no pudieron ser más encontradas. Por una parte lo restaurado es simplemente espectacular, claustro, azulejos, artesonados, frescos, etc... Pero por otra parte la decepción fue total, después de tantos años medio convento sigue en una situación deplorable y no sabemos cuándo se restaurarán la sala de Profundis, el coro, la Iglesia, las sacristías, el compás, la torre de don Fadrique, etc.
Aún debemos soportar más cruces en Sevilla: Santa Catalina, la fábrica de Artillería, la antigua fábrica de vidrio, el antiguo monasterio de San Agustín, etc.