Páginas

viernes, 14 de enero de 2011

Quien se va de Sevilla, conserva su silla

No hay nada mejor que contar con buenos amigos, esos que están ahí para lo que necesites, que te apoyan en tus decisiones, te permiten cosas que a otras personas no... y si ese amigo es el consejero de Cultura, pues las opciones se multiplican hasta el infinito.

El pasado mes de septiembre, el director del Museo de Bellas Artes, Antonio Álvarez, se fue a Cádiz (su ciudad natal) para dirigir los actos conmemorativos del II Centenario de la Constitución de 1812. Se fue y dejó el Museo de Bellas Artes sin más, con sus problemas sin resolver, una ampliación pendiente, sin prácticamente dinero para nuevas exposiciones... El consejero de Cultura salió al paso diciendo que se convocaría un concurso para elegir al nuevo director. Pero nada más lejos de la realidad, hace unos días nos enterábamos de que Valme Muñoz, conservadora del Museo, actuaba ya como directora en funciones.

Ahora Paulino nos ha explicado la situación. Eso sí, gracias a la insistencia de los periodistas, que si no... Resulta que Valme Muñoz no ha sido seleccionada de forma definitiva como directora, sino que su cargo lo ha heredado mientras se decide qué hacer con el Museo. Casualmente, ese período de indecisión durará dos años, hasta 2012, cuando Antonio Álvarez termine su proyecto en Cádiz. Entonces se decidirá si vuelve a Sevilla como director del Bellas Artes o si le sale algo mejor, imaginamos que se irá donde sea y entonces se convocará el concurso para elegir un nuevo director.

Increible. Me voy porque me da la gana a hacer otra cosa que me interesa más y vuelvo cuando quiera porque total, me van a guardar la plaza... Alucinante. Pero Paulino no cuenta con una cosa, 2012 es año de elecciones y nunca se sabe qué puede salir de las urnas o si él seguirá en su sillón por lo que, quien venga detrás, puede no tener ese interés en guardar sillones.

¿Cuándo se van a tomar las administraciones en serio el Museo de Bellas Artes? ¿Hasta cuándo esta falta de respeto? Pero tranquilos, que ya hay nuevo plazo para la ampliación del Museo: 2015. Eso es tomarse el asunto con celeridad...


5 comentarios:

Miss Paradojas dijo...

Es vergonzoso el trato que se le hace a Sevilla en general y en particular con el Museo de Bellas Artes. Qué es la segunda pinacoteca nacional, damas y caballeros, y se la está tratando desde el desprecio y con la discrimación más que evidente. Excelente post.

Un saludo

Fernando Hugo Rodrigo dijo...

Lo curioso, lo frustrante, lo burocrático y poco efectivo, es que las administraciones ni comen ni dejan comer.

Si la Junta no quiere su parte de responsabilidad, entonces tal vez debiera delegar en el Ministerio. O en el Ayuntamiento.

Dándole, claro, un presupuesto fijo, autónomo, todos los años, como tiene el Prado o el Reina Sofía.

Pero desde que Plata ha llegado, aún es más claro que a la Junta le importa poco la cultura.

Creerán que esto no tiene coste político. Veremos en 2012

Culturadesevilla dijo...

Fernando, ha dado con la clave, ni comen ni dejan comer. Ni quieren que el Bellas Artes ocupe el puesto internacional que merece ni pueden permitirse que se convierta en un Museo miserable porque conllevaría muy mala prensa. Optan por hacer lo mínimo e imprescindible, porque total, nadie se va a quejar, nadie va a decir nada.

Lo primero que habría que hacer en el Bellas Artes es dotarlo de entidad propia, con un Patronato formado por personas COMPETENTES y PROFESIONALES que dirigieran el Museo y se encargaran de su gestión.

Lo segundo que necesita el Museo es un presupuesto DIGNO y acorde a su importancia.

Y en último lugar, la ampliación debería estar funcionando desde hace años.

En lugar de eso se dedican a marear la perdiz, tanto el ministerio, como la Junta como el Ayuntamiento, que es cómplice de la situación por no abrir la boca y obviar completamente este tema.

Saludos!

Hispalense dijo...

Todo esto es penoso. Aunque peor aún es lo del Museo Arqueológico. Yo no tengo ninguna esperanza ni en Plata, ni en los consejeros que vengan sean del Psoe o del PP. Por cierto,¿cuál es exactamente la situación administrativa del Museo? ¿Es de la Junta? ¿del Ministerio? ¿de los dos? Si fuese este último caso, ¿no sería esto lo que le está precisamente perjudicando, el tener muchos "amos"? y ¿para cuándo un patronato? en Andalucía hay un museo que ya lo tiene. Por último, Plata, no dice nada de la colección Bellver. Yo era este señor y me llevaba los cuadros y obras de artes decorativas a otra ciudad. A ver si al menos así la gente reacciona de una vez.

Culturadesevilla dijo...

Hola Hispalense, te explico la situación. La titularidad de los museos es del Ministerio de Cultura, así como parte de las colecciones (la mayoría, de hecho). Sin embargo, la gestión (presupuestos, personal...) son cosa de la Junta de Andalucía, que tiene transferidas las competencias.

Como verás, la Junta sale perdiendo ya que gasta dinero en algo que ni siquiera es suyo. Pero tampoco se lo gasta en museos de su titularidad como el CAAC, así que más bien es un desinterés absoluto.

Un saludo!