Páginas

sábado, 15 de enero de 2011

Edificio de oficinas en Ramón y Cajal


En la Avenida Ramón y Cajal se alza, desde hace varios meses, el esqueleto de un edificio de oficinas muy interesante que aportará un toque de modernidad a esta zona de Nervión. Con una inversión de 9 millones de euros, el proyecto obtuvo el visto bueno del Ayuntamiento en 2008, iniciándose con rapidez una obras que lamentablemente fueron paralizadas el pasado verano por culpa de la crisis. La promotora Prasa fue la encargada de llevar a cabo esas primeras obras. Actualmente, el Grupo Gabriel Rojas se encarga de la comercialización del edificio, sin que hayan transcendido nuevas fechas que indiquen cuándo se retomarán las obras.


El estudio de arquitectura 'Hombre de Piedra' ha sido el encargado de diseñar el edificio, energéticamente sostenible. Las formas orgánicas se adaptan a la perfección al terreno, abrazando e incluyendo en la propia estructura del edificio la gasolinera existente en ese lugar antes de que comenzaran las obras. Un voladizo cobijará la nueva estación de servicio en cuyo interior se encontrarán las oficinas de la misma. El exterior se cubre con una piel metálica que le da un interesante juego de luces al edificio. La zona de oficinas será completamente acristalada para permitir el máximo aprovechamiento de la luz, sin embargo, en la fachada sur, la más expuesta a los rayos del sol, contará con una doble piel que matice el calor, además de un tapiz vegetal que en verano tamizará la luz que llegue al interior de las oficinas y que en invierno, gracias a la hoja caduca de las plantas elegidas, permita la entrada de luz. Esa doble piel del edificio incluye placas fotovoltaicas que contribuyan a reducir la energía externa que requiera el edificio.


En el interior también se han mimado los detalles para facilitar el uso que hagan del edificio sus usuarios, mejorando su calidad de vida. Por ello, los recorridos internos tendrán una distribución lo más cómoda posible, contando con zonas comunes donde tanto trabajadores como visitantes puedan relajarse.


La obra ya está a medio hacer, ahora sólo hace falta que la empresa promotora tenga la liquidez suficiente para seguir con los trabajos.

No hay comentarios: